viernes, 31 de diciembre de 2010

Mis mejores deseos para el 2011. ¡Feliz año nuevo!


Que el 2011 esté lleno de cosas buenas para ustedes y los seres que aman.

¡Gracias por su compañía y presencia a lo largo de este 2010 que se despide!

¡Nos vemos el próximo año!

jueves, 30 de diciembre de 2010

¿Con qué palabras te defines?


Siempre he dicho que las palabras construyen realidades y con el paso del tiempo me he convencido aún más de ello. Entre las grandes cosas que he aprendido es que las palabras tienen no sólo vida propia, sino una vibración y fuerza particulares. Dice Deepak Chopra que las palabras e imágenes operan también como moléculas para activar el constante proceso de la vida. (p.175) Un ejemplo lo podemos ver en el siguiente caso, bien conocido por todos:

"Si muerdes un limón, el jugo hace inmediatamente que la boca se te llena de agua pues las glándulas slaivales que tienes bajo la lengua comienzan a segregar dos enzimas digestivas llamadas amilasa salivar y maltasa. Estas digieren el azúcar que se encuentra en el zumo de limón, antes de pasarlo a los jugos gástricos del estómago, más complejos. No hay mucho misterio: la presencia de comida en la boca activa inmediatamente la digestión.

Pero ¿qué ocurre si te limitas a visualizar un limón o a repetir tres veces para tus adentros la palabras "limón"? Tu boca también se llena de agua y se producen las mismas enzimas salivales, aunque no hay nada que digerir. El mensaje enviado por el cerebro es más importante que la presencia real de comida."

En otras palabras, un mensaje NO es una cosa, pero nuestro cuerpo lo convierte en cosa. Así es como los científicos y las personas espirituales explican el enamoramiento: las palpitaciones y la adrenalina con la consecuente sonrisa y sensación de bienestar son cambios físicos generados por palabras y nuestra consecuente interpretación de ellas.

Sucede lo mismo con las palabras que usamos para describirnos a nosotros, a las personas que nos rodean y los hechos que vivimos. ¿Han visto a un niño o niña pequeños que desde temprana edad se les dice tontos? ¿Cómo se comportan al paso de los años? "El sistema mente-cuerpo se organiza en torno a experiencias verbales; las heridas causadas por palabras pueden crear efectos mucho más permanentes que el trauma físico, pues literalmente nos creamos a partir de palabras." (p. 177)

Somos lo que somos en función de las palabras que nos han definido en la vida, con todo lo positivo y negativo que esto implica. Estas tienen el poder de programar la conciencia, por ello es necesario que nos demos cuenta de las que empleamos para definirnos, definir lo que hacemos y explicar nuestras vivencias. Esto aplica también a las ideas, prejuicios y aseveraciones con las que vamos por la vida y definimos el mundo.

Las palabras son nutrientes o dañinas. Depende de nosotros, de lo que decidamos hacer con ellas, de las que decidamos emplear y de las que decidamos permitir que nos afecten.

Después de leer esto, ¿con qué palabras te defines?

_______________

Las citas mencionadas son del libro de Deepak Chopra: Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo (Ed. Zeta, 2009). Si estos temas les interesan, les recomiendo su lectura.



martes, 28 de diciembre de 2010

¿Qué les parece nuestro nuevo "look"?


Dice la frase: renovarse o morir.

A todo cambio le llega la hora, y ahora le volvió a tocar a Conversaciones de Café. Desde que este blog fue creado en el 2007, este es el tercero que le toca. Supongo que es lo mismo que le sucede a los niños: de pequeños se dejan vestir por sus mamás con trajecitos tiroleses, pero al paso del tiempo les empiezan a gustar más los tennis y los jeans -de preferencia rotos- dando lugar a una imagen cada vez más acorde con lo que son y sus intereses.

Empezó siendo un espacio "Para conversar de todo y de nada, con sentido y sin sentido" y al paso de los años me he dado cuenta de que en realidad, todo tiene un sentido y una razón de ser. Las palabras tienen vida propia y el uso que hacemos de ellas tiene consecuencias en el mundo que construimos día con día. He llegado a la conclusión de que una buena conversación puede cambiar la vida de una persona y al hacerlo, generar un cambio en el mundo. Es el efecto mariposa diría alguien por ahí.

Hoy, con este cambio de imagen, Conversaciones de Café está a punto de empezar el 2011. Los temas de los que me gusta conversar ya los conocen, tal vez en ese sentido no aparezcan cosas nuevas, pero si habrán novedades respecto a la manera de conversar y las cosas que podrán esperar por aquí.

Como siempre, están más que invitados a seguir en esta conversación, a proponer, a dialogar y a rescatar el valor de las palabras como herramientas de transformación del mundo y a los blogs como sus "cómplices" en la gestación de los cambios.

Un abrazo y gracias por acompañarme a lo largo de los años en este infinito diálogo.

Cierro esta entrada con una de mis frases favoritas de T.S. Elliot: To make an end is to make a beginning. The end is where we start from. (Un final siempre implica un inicio. El final es nuestro punto de partida.)

Me regalaron un tren de paz

¿Cómo no compartir este maravilloso regalo en mi rincón favorito?

¡Gracias Amoroso! Tienes razón....¡para estos tiempos de introspección!

Peace Train de Cat Stevens:




Aquí la letra:

Now I've been happy lately,
thinking about the good things to come
And I believe it could be,
something good has begun

Oh I've been smiling lately,
dreaming about the world as one
And I believe it could be,
some day it's going to come

Cause out on the edge of darkness,
there rides a peace train
Oh peace train take this country,
come take me home again

Now I've been smiling lately,
thinking about the good things to come
And I believe it could be,
something good has begun

Oh peace train sounding louder
Glide on the peace train
Come on now peace train
Yes, peace train holy roller

Everyone jump upon the peace train
Come on now peace train

Get your bags together,
go bring your good friends too
Cause it's getting nearer,
it soon will be with you

Now come and join the living,
it's not so far from you
And it's getting nearer,
soon it will all be true

Now I've been crying lately,
thinking about the world as it is
Why must we go on hating,
why can't we live in bliss

Cause out on the edge of darkness,
there rides a peace train
Oh peace train take this country,
come take me home again


Aquí una versión, del mismo Cat Stevens ahora Yusuf Islam. No tiene desperdicio. Espero que la disfruten tanto como yo.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Un regalo de la naturaleza: los tigres blancos


Pocos animales tan hermosos y enigmáticos como los felinos. La elegancia de sus movimientos, lo penetrante de su mirada, la fuerza de sus pasos.

La blancura de su pelaje se debe a una variación genética que elimina el pigmento naranja de su piel, dejando intacto el negro. No se trata de una subespecie de la Panthera tigris, es una variación genética.

El Tigre Blanco está en peligro de extinción, se calcula que quedan unos 150-200 en el mundo y están en cautiverio. Aunque la creencia generalizada es que se encuentran en Siberia, la realidad es que se les encuentra en la India.




Los tigres en general, están en serio peligro de desaparición, independientemente del color de su piel. Se ha prohibido el tráfico de esta y otras especies de felinos, pero la reglamentación no ha sido suficiente para protegerlos. Existen criaderos industrializados en China para satisfacer las necesidades del mercado de partes de este majestuoso animal. La cacería se sigue practicando en diversas partes del mundo y el tráfico de sus pieles no ha desaparecido. Las amenazas, en otras palabras, siguen vigentes.

Hermosos animales sobre cuya existencia debemos generar conciencia. Regalo de la naturaleza que debemos cuidar.

Si quieren mayor información, aquí pueden acceder a datos del IFAW y Gaclian.

Para disfrutar el silencio de estas fechas

Estas fiestas sirven para guardar silencio, reflexionar y conectarnos con la dimensión trascendente de nuestro ser. Bueno, no quiero sonar categórica, es una opción y a mi me gusta dedicar estas fechas a reflexionar sobre el aprendizaje del año y a agradecer a la vida no sólo mi existencia sino la existencia de las cosas disfrutables que me rodean.

En esta ánimo silencioso y reflexivo comparto con ustedes unas imágenes de la naturaleza que encontré y que van acompañadas con música de Yanni. Ojalá les guste y les invite a disfrutar los sonidos de lo que ES.



sábado, 25 de diciembre de 2010

¿Y si metemos el espíritu navideño en jarros?


Encontré una frase que me gusto y quiero compartir con motivo de estas fechas:

Ojalá pudiesemos meter el espiritud de navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año. (Harlan Miller)

Yo haría una variante del texto y propondría que abriésemos el jarro diario y nos tomásemos su contenido todas las mañanas, justo al despertar.

¡Mis mejores deseos para estas fechas y agradezco a la vida estar aquí, compartiendo este espacio con ustedes un año más!

martes, 21 de diciembre de 2010

Entre el Jefe Diego y Marisela Escobedo


¿Hacia dónde debe uno voltear la mirada? ¿Hacia la esperanza, hacia la desesperanza? ¿Es necesario leer la prensa para reconocer la impunidad que hemos vivido desde hace décadas en este país, en nuestras historias? ¿Es necesario recordar, con rostros nuevos y circunstancias diversas, que la injusticia predomina en nuestras calles y que la ley no te ampara en este sistema político?

Mientras el silencio, la indiferencia y las balas dan muerte a los reclamos de las madres desesperadas de las niñas y jóvenes que desaparecen en Ciudad Juárez y en las metrópolis de México, aparece un hombre de palabras implacables y barba incomparable regresando de siete meses de secuestro y especulaciones sin justicia.

En marchas contra la violencia se apoya a La Familia. En manifestaciones en contra del secuestro en medio de la Ciudad de México se cobra el rescate de un desaparecido. Si tu vida es común, como la del 99.99% de los mexicanos que respiramos entre el Río Bravo y el Suchiate, las posibilidades de encontrar una respuesta a tus reclamos y temores como ciudadanos son inversamente proporcionales. Si tu vida es poco común, como la del 5% de los mexicanos, es posible que la revolución -o lo que queda de ella- te haga justicia.

Camino por las calles con los deseos de una certeza llena de indefiniciones: quiero paz, quiero justicia, quiero seguridad, quiero ver a los mexicanos que han sido marginados de la esperanza con un poco de brillo en los ojos porque tienen la posibilidad de demostrar su valía, sin despensas, sin mordidas, sin amigos en el municipio, en el estado, en el gobierno federal.

Quiero tener la certeza de que la justicia se imparte a todos por igual, sin diferencias "porque el/la que dictamina una resolución es una niña bien como tú".

Quiero que le pidan perdón a Marisela Escobedo por haber archivado el caso de su hija entre los papeles que van en el altero de "las muertas de Juárez" o en el de "jóvenes desaparecidas en cualquier ciudad del país". Ansío escuchar una disculpa al viudo de Marisela y al padre de Rubí, no más explicaciones de por qué no se resuelven crímenes que duelen al país entero. Quiero saber que le dijeron a los padres de Karla Jazmín que encontraron a los asesinos de su hija y a los responsbles de haberle robado el futuro. Quiero ver la justicia aplicada a los secuestradores del Jefe Diego. Quiero que sea el gobierno, no la Sra. Wallace, quien encuentre a los secuestradores de su hijo y a las autoridades competentes encontrando a los asesinos del hijo del Sr. Martí, no a él pagando a investigadores privados. Quiero que la trata de personas deje de ser el secuestro de las personas sin recursos y que la pobreza no sea un pretexto para no aplicar la justicia.

Quiero inventar un país en el que las noticias sean simplemente una pesadilla y no la realidad que vivimos cuando despertamos de un mal sueño.

¿Me regalas el último baile?



¿Es mucho pedir?

domingo, 19 de diciembre de 2010

Los propósitos de Año Nuevo empiezan HOY

Diciembre va acompañado normalmente con las reflexiones propias de un cierre de ciclo. Es así porque estamos acostumbrados a organizar nuestra vida entera en torno a los días, los meses y los años y le damos una inmensa carga al cambio de fecha en el calendario. Me parece una ilusión pensar que de un día a otro vamos a hacer cambios radicales y seremos personas nuevas. "Ahora si, el próximo año empiezo la dieta, dejo de llegar tarde, me hago rico, consigo novio, subo de calificaciones, me pongo a estudiar, le echo ganas al trabajo.....".

Esta forma de pensar, por alguna razón, ha perdido atractivo para mi. Estoy convencida de que pensar que las grandes transformaciones llegarán el día de mañana es una manera de NO lograr cambios ni modificaciones de tipo alguno. Es una manera de permanecer en la zona de confort y hacer todo igual. El mañana, paradójicamente, no existe, sólo existe este instante, el presente, el ahora. Los grandes cambios empiezan a partir de este preciso segundo, no de un hipótetico e inexistente
mañana.

Es necesario en nuestra dinámica actual hacer planes para el próximo año: por ello llevamos una agenda, desarrollamos el plan de negocios del 2011, organizamos las vacaciones, actividades, registro, inscripciones a escuelas, revistas, cursos, talleres. Si, hay que hacerlo, pero no para cambiar después. El cambio que querramos lograr debe partir de este momento y las acciones que emprendamos serán producto de esa nueva visión definida, aceptada e incorporada HOY.

Cuando escucho a las personas decir que ahora sí, "a partir del 1o de enero" van al gimnasio, hacen dieta y serán nuevos, no puedo menos que sospechar que seguramente el próximo diciembre escucharé, de ellas mismas, exactamente esas palabras....y probablemente las observaré idénticas....

En fin. Como dice mi padre, "que cada quién haga de su vida un papalote" y que cada quien se haga responsable de cómo decide vivir su vida, ¿no? A mi me ha funcionado hacer los cambios en el presente y dejar de ser la mujer del mañana. ¿A ustedes?

viernes, 10 de diciembre de 2010

Es activista contra el Bullying y ¡tiene 9 años!

"Vamos mi amiga y yo por toda la escuela detectando a los Bullies y les decimos que dejen de molestar, que no tienen derecho a hacerlo. También platicamos durante el recreo y a todas horas con las víctimas diciéndoles que si ellas no hacen algo por ellas mismas, nadie más lo va a hacer y que tienen que aprender a cuidarse a si mismas para que no las molesten."

La escucho absorta en su entusiasmo y compromiso. Nicole FS tiene 9 años, y habla como toda una activista, con compromiso, idealismo y al mismo tiempo con un gran sentido de la realidad. El Bullying existe en todas las escuelas, en todos los grados y lo ejercen y son víctimas niños y niñas de todas las edades. A ella no le importa que existan bullies más grandes en edad y tamaño que ella: decidió asumir el compromiso de combatir esta realidad y lo hace de manera permanente.

En la escuela en la que estudia hacen una semana al año durante el mes de noviembre una Campaña contra el Bullying y a ella se le ocurrió junto a otra amiguita platicar con el director de la escuela para proponerle una campaña permanente contra esto y hacer playeras alusivas al tema. El director, supongo que igual de impactado que yo al escuchar a esta pequeña de 9 años, le dijo que si y la apoyó.

Los ojitos le brillan cuando platica sobre su campaña. Le pregunto cuánto durará y me responde sorprendida: "¿Cómo que cuándo acaba? ¡Es permanente!" Me apena haber hecho una pregunta cuya respuesta era tan evidente. Su pasión me fascina.

Nicole me cuenta que ella fue víctima de bullying por parte de una "examiga" suya. Esta niña la molestaba todo el tiempo pero ella estaba convencida de que la quería, hasta que un día se aburrió -palabras textuales- de que la molestara tanto y decidió decirle que ya no quería que lo siguiera haciendo. "¿Qué te pasa conmigo?" le dijo. "¿Por qué me molestas tanto, qué te he hecho?". Con gran elocuencia y naturalidad me dice, "Mira, es muy importante que dejes de pensar que no puedes hacer nada. Si tú no decides hacer un cambio,nadie lo hará". Mientras la escucho, una parte en mi interior dice "Caray, a muchas personas nos ha llevado más de 40 años llegar a esta conclusión y hemos tenido que vivir cosas complicadas, ir al terapeuta y tomar talleres diversos para poder decir esto.".

Está contenta, porque su hermano Julián, ¡que es 3 años más joven que ella!, va durante el recreo con otros dos amiguitos, a hablar también con los bullies y con las víctimas para apoyar en la campaña. Otros compañeros y compañeras de la escuela se han sumado, otros que aún no se atreven a hablar directamente, van con ella y denuncian a los bullies o avisan quienes son las víctimas para que Nicole converse con ellos. Le da felicidad saber que su propuesta ha sido aceptada por los otros estudiantes y que tiene apoyo para seguir trabajando en ella.

Pienso en el mundo que le estamos dejando a Nicole y en el potencial que tiene para transformarlo. ¿Hasta dónde llegará? Muy lejos, estoy segura. Es una pequeña líder social y política que estoy segura llegará a ser muy grande cuando sea "grande".

martes, 30 de noviembre de 2010

Mi país anhelado

Recordé el País Inventado de Isabel Allende casi todos los días. Chile fue durante décadas mi país, ese lugar al que uno le deja el corazón sin razón aparente y por el cual uno siente cariño, así, sin más. Aprendí a quererlo a los catorce años a través de una familia de chilenos exiliados que vivieron en México. En su casa aprendí a hablar de política, a extrañar su país, a sentir nostalgia por Allende, a soñar con pisar las calles de Santiago nuevamente. Me apropié de su añoranza y de su sentir, de la tristeza que ocasiona la lejanía y de la esperanza del regreso. Les dejé mi corazón en más de un sentido.



Cuando regresaron a su angosto, alargado, lejano y anhelado territorio una parte de mi se fue con ellos, aunque nunca lo supieron. Conocer los rincones secretos de la tierra que conquistó Pedro de Valdivia se convirtió en una razón suficiente de mis días. Leyendo noticias sobre el retorno a la democracia, el ¡NO!, la salida de Pinochet, la llegada de Patricio Aylwin, y los siguientes procesos pasaron años. Con el tiempo, leer lo que pasa por allá se ha hecho costumbre y estar al tanto de las noticias de ese país andino una actividad cotidiana.

Conocí Chile, finalmente, hace algunos años. Fui de trabajo y con enorme gusto conocí al Presidente Lagos, a su esposa y recuerdo haberles dicho a ambos que su país ocupaba un lugar especial en mi vida desde que era una niña. Regresé un par de veces, siempre corriendo y con agenda llena, sin tiempo para explorar los rincones del país, ni siquiera de Santiago.

Ahora, felizmente, fui invitada a participar en dos foros sobre internet y democracia (Personal Democracy y TechCamp), y por supuesto, mi boca respondió a toda velocidad ¡SI! La maleta estuvo hecha en dos segundos (es un decir, nunca hago las maletas rápido) y en menos de lo que canta un gallo, estaba tomando el avión rumbo a Santiago.

Aproveché el viaje para quedarme unos días más y conocer la ciudad, conocer personas encantadoras, visitar amigos y dar un abrazo inmenso y esperado a esa familia especial que marcó, sin imaginarlo jamás, mi vida.

Recorrí Santiago de arriba a abajo y toqué el calor de su inminente vestimenta de verano. Disfruté la luminosidad que la envuelve y los tonos de verde que adornan sus interminables parques. Me sorprendió la manera en que los santiagueños se apropian de las tardes, tendidos en el pasto que rodea las calles y que se humedece con las gotas que se escapan de las fuentes, y se tiran -literalmente- sobre el césped a conversar y las parejas a besarse.

De "Sanhattan" al Centro de la ciudad, todo es verde, luz y limpieza. El vino Carmenere el sabor que acompaña una buena cena o comida. La Cordillera de los Andes, con algunas manchas blancas, el testigo inequívoco de la vida que recorre las calles cotidianamente.

Todo lo que empieza acaba, y el viaje terminó. Estoy de regreso en México anhelando el próximo viaje al Cono Sur y agradecida con la vida.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Tomar una fotografía es más que hacer click (3)

Instantes felinos que lo dicen todo sin una sola palabra. Así son ellos....


Tomar una fotografía es más que hacer click (2)

La maternidad se expresa en todas las especies. Un instante fugaz lleno de vida y simbolismo.

Tomar una fotografía es más que hacer click (1)

El otro día una conocida que conoce mi gusto por la fotografía me envió una presentación power-point con maravillosas imágenes cuyo título era: Tomar una fotografía es más que hacer click. Estoy de acuerdo, observar el mundo detrás de una cámara es más que hacer que el obturador funcione y guardar un recuerdo instantáneo.

Es construir una realidad a partir de un instante, una mirada y una emoción.

Comparto con ustedes un par de imágenes llenas de vida. Espero que les gusten.




jueves, 25 de noviembre de 2010

Recuerdo cuando se conmemoraba el 25 de noviembre como Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Cómo hemos cambiado. Recuerdo cuando hace algunos años el 25 de noviembre era conmemorado en todo el mundo por ser el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres. Creo que fue porque El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró ese día Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, e invitó a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales organizar en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer. Desde 1981, las militantes en favor del derecho de la mujer se dedicaron cada año en esa fecha a decir NO a la violencia contra las mujeres.

¡No sé ni cómo fue que nos acostumbramos a que la violencia fuera una manera común y cotidiana de relacionarnos entre mujeres y hombres! Ahora que lo pienso, las cifras eran francamente, brutales: cada año morían 5 mil mujeres por crímenes de honor,
la primera experiencia sexual de la mayoría de las mujeres no era una experiencia consensual sino producto del abuso, 12% de las mujeres vivían malos tratos durante su embarazo, 1 de cada 3 mujeres en América Latina era víctima de la violencia, 45% de las mujeres en el Continente Americano eran amenazadas por sus parejas y 60% de las mujeres en todo el mundo habían vivido por lo menos una vez en su vida violencia física.

A muchas mujeres que iban a levantar denuncias sobre violencia intrafamiliar les decían que seguramente era porque habían provocado a sus parejas. En México existía una disparidad tal en las leyes que había estados de la República en los que era mayor la pena por robar una vaca que por violar a una mujer. Se traficaban niñas en todo el mundo y en las zonas de guerra, las niñas eran no sólo reclutadas forzosamente como soldados sino que las obligaban a servir como esclavas sexuales de los mandos superiores del ejército.

Al recordar esto me da un escalofrío. ¿Cómo era posible que el mundo fuera tan indiferente a esta realidad? La violencia cotidiana no era una noticia, era un hecho más de los muchos que se informaban y al que ya nadie le prestaba particular atención.

¡Cuánto hemos avanzado! Hoy es tan raro escuchar hablar de la violencia. Cuando un hombre le pone la mano encima a una mujer, al pobre le va como en feria, además de que es obligado a tomar terapia pues se ha reconocido que él aprendió a relacionarse de esa manera porque muy posiblemente él también fue víctima de la violencia a temprana edad.

Ya no se ejerce violencia en las familias, ni contra los integrantes humanos ni animales. En las escuelas, la calles y los círculos de convivencia social se apoya a las personas que la llegan a vivir y hay redes de apoyo por todas partes para que esto afecto lo menos posible a quienes la viven y a quienes les rodean.

Me decían que estaba loca cuando lo propuse, pero internet se convirtió en un espacio de denuncia y de construcción de conciencia a favor de la paz y la equidad. Cada día más mujeres empezaron a denunciar los hechos, a generar conciencia y muchos hombres se sumaron también a la propuesta al imaginar que sus hijas podrían ser víctimas de este abuso. El poder denunciar en las instancias correspondientes este tipo de abuso y poder transmitir en vivo imágenes de personas ejerciendo la violencia hizo que ésta disminuyera.

En fin. Nunca imaginé estar sentada frente a mi computadora un 25 de noviembre tranquilamente en mi casa sin tener que denunciar esto o participando en algún foro para erradicar la violencia contra las mujeres. Pensé que nunca me tocaría vivirlo, pero afortunadamente si, y aquí estoy dando cuenta de esto.

____________

Espero que este post sea el anticipio de una realidad anhelada por muchas mujeres y hombres en todos los rincones del planeta. Espero que en un futuro no muy lejano el 25 de noviembre sea un día más en el calendario y no una fecha que nos siga recordando que la violencia es una manera cotidiana de coexistir en nuestras sociedades....



martes, 23 de noviembre de 2010

Ayuda para encontrar a Karla Jazmín Rueda Servín

Una querida exalumna ha pedido ayuda para encontrar a persona muy cercana a su familia. Por favor, ayudemos pasando esta información y para poder encontrar a Karla. De antemano, gracias por su apoyo.

Ella es Karla Jazmin Rueda Servìn de 23 años desapareció en viernes 19 de noviembre de 2010, lo único que se sabe de ella, es que la vieron salir de su domicilio de Venustiano Carranza No. 2302, Col Morelos Toluca Edo. de Méx, diariamente asistía al CELE de C.U del Estado de México en el horario de 9 am. En continuas ocasiones trabajaba para Radio mexiquense y cubría eventos, si sabes algo de ella o la haz visto comunícate a los siguientes números con Jennifer Rueda Servín (hermana de Karla):

7121517614
7121510229
7121384462
7121222475

Señas particulares es de estatura media aprox. 1.65 cm de complexión robusta,cabello largo ondulado color castaño obscuro, ojos color cafe obscuro, tez morena clara, tiene una cicatriz en la mitad de la frente,usa lentes,seja semi poblada, lunares, trae lentes de armason color cafe, vestía playera color negro, pantalón de mezclilla y tenis negros.

7121517614
7121510229
7121384462
7121222475

Por tu colaboración muchas gracias!!
“Alza una oración para su pronta aparición, eso no cuesta nada”





miércoles, 17 de noviembre de 2010

Obladi, Oblada


Le dicen sincrodestino, yo le llamo maravillosas coincidencias. Hoy en la mañana un querido amigo me preguntaba cómo era yo de niña. Me arrancó una prolongada sonrisa con los recuerdos que me hizo traer al presente y mientras conversábamos, su iPod (ya les he contado que coincido con Jack Pantanos en que pienso que tienen vida propia) empezó a tocar Obladi, Oblada de los Beatles.

Esta canción, que siempre me remonta al famoso disco de acetato con la manzana verde al centro que atesoraba la música del cuarteto de Liverpool, era una de mis favoritas de niña y me la pasaba bailándola y cantándola. Le pedía a mis hermanos que la pusieran una y otra vez, yo era muy pequeña para poner el tocadiscos y tenía prohibido meterle mano, aunque ganas no me faltaban y más de una vez me escapé de los ojos supervisores para ponerlo por iniciativa propia.

Pues, en honor a esos increíbles momentos y al brindis matutino con thé orgánico de limón que tomé en la mañana mientras escuchaba "Desmond has a barrow in the market place/ Molly is a singer in a band. / Desmond says to Molly – girl I like your face /And Molly says this as she takes him by the hand./Ob-la-di Ob-la-da life goes on bra /Lala how the life goes on..." en esa nostágica y terapéutica conversación, comparto no sólo esa extraordinaria imagen de los Beatles que hoy amaneció en el portal de Apple, sino la mismísima canción.




viernes, 29 de octubre de 2010

Para un viernes de octubre



.... Y para ti que se que necesitas estas palabras. Te las presto para que se las dediques. ¡Un abrazo!

jueves, 21 de octubre de 2010

El Poder del "Por qué"

Interesante reflexión sobre el valor de esta elemental pregunta ¿Por qué?

¿Por qué unas personas tienen éxito y otras no?
¿Por qué las cosas no me salen como quiero?
¿Por qué la vida es como es?
¿Por qué a unas personas les va de cierta forma y a otras diferente?

Tal vez la explicación esté en el Círculo Dorado del que nos habla Simon Sinek en este video: ¿Por qué, cómo y qué?




¿Qué les parece?

domingo, 17 de octubre de 2010

Un instante de ternura


No sé si yo di con esta imagen, o ella dio conmigo. En todo caso, me quedé muda y profundamente conmovida y quise compartirla en este lugar. Hay momentos de ternura que resulta absurdo querer describir, simplemente hay que sentirlos.

viernes, 15 de octubre de 2010

jueves, 14 de octubre de 2010

Sobre el valor de nuestros enemigos


Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor maestro. Al estar con un maestro, podemos aprender la importancia de la paciencia, el control y la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de practicarla. La verdadera práctica surge al encontrarnos con un enemigo.
Dalai Lama

Tic, tac. El reloj marca la hora para las niñas. Trabajemos por ellas

lunes, 11 de octubre de 2010

Sobre la costumbre de casarse y otros miedos. Elizabeth Gilbert (3)

Finalmente, concluí la lectura del libro Comprometida de Elizabeth Gilbert. Comenté en las entradas anteriores (Comentemos el matrimonio y el Matrimonio como deporte extremo) que la autora nos lleva de paseo en la historia por el concepto de este contrato (qué es sino un contrato que ha transitado por lo religioso y lo civil en la historia) y nos obliga a pensar en nuestra propia visión cultural, histórica y personal sobre el tema.

¿Por algunas le tenemos tanto miedo? ¿Por qué otras tenemos tantas ganas de contraer matrimonio? ¿Por qué otras mujeres tenemos dudas sobre casarnos por segunda ocasión? ¿Por qué es un hecho tan importante en nuestra sociedad y cultura?

Los títulos de los capítulos subsecuentes son indicativos del camino que desarrolla Gilbert en su obra:

C. 4 El matrimonio y el enamoramiento
C. 5 El matrimonio y las mujeres
C. 6 El matrimonio y la autonomía
C. 7 El matrimonio y la subversión
C. 8 El matrimonio y la ceremonia

Si bien la autora navega por las veredas de Fromm sobre el enamoramiento como esa faceta que no nos permite ver al ser amado en su justa realidad sino desde nuestro deseo y fantasía, también nos lleva de paseo por el matrimonio y el compromiso implícito como un acto de rebeldía cuando dos personas deciden, de manera ilógica, casarse "por amor".

¿Cuáles son las condiciones que hace que un matrimonio entre dos personas funcionen? ¿La educación, la visión sobre los hijos, la convivencia, la heterogamia o la monogamia, la integración social de la pareja, su religiosidad, la justicia de género? Por más que los teóricos y estudiosos de diversas disciplinas analicen las diversas variables, es un hecho que los humanos NO vamos por la vida buscando a la persona "perfecta" para emparejarnos desde una óptica teórica. El amor pasa y en medio de nuestras propias confusiones, dudas y problemas emocionales y psicológicos, vamos tomando decisiones. Bien lo dice la autora: "Algunas de estas diferencias son importantes y otras no tanto, pero todas ellas son inalterables. Al final parece que el perdón tal vez sea el único antídoto realista que nos ofrece el amor para combatir las ineludibles desilusiones de la intimidad."

En el terreno de lo práctico, el matrimonio nos lleva a repensar y definir -y necesariamente dedicarle un tiempo a esto- qué papel deberán jugar los esposos, el hombre y la mujer, o en parejas del mismo sexo, el rol de cada un@, y es ¿cómo compaginarán el trabajo, el amor, la casa y los niños si es que deciden tenerlos? En cada cultura y momento histórico existen y han existido visiones sociales y culturales sobre esto. El reto en nuestra sociedad occidental, y vuelvo a aterrizar aún más el tema, mexicana, estos roles también han estado determinados culturalmente y vivir un matrimonio "de nuestro tiempo" implica reconsiderar estos roles, con los respectivos encontronazos que conllevan en el proceso de adaptación (o divorcio si es que no se llega a un acuerdo al respecto). El nivel de autonomía e independencia financiera y laboral de una mujer determina y ha generado un cambio en esta ecuación: si una mujer es autónoma, generalmente no está dispuesta a aceptar malos tratos o condiciones con las que no está de acuerdo (que no necesariamente son malos tratos, son simplemente realidades que no le interesa vivir). En momentos críticos (la depresión del 29, el 82 y habrá que ver qué resultados se desprenden si alguien está haciendo un estudio de la crisis del 95), las parejas se mantienen unidas porque no tienen posibilidades financieras de sobrevivir separadas.

Tema obligado del matrimonio (que viene de la palabra latina mater - madre) es el de los hijos y la maternidad. La reproducción era una de las premisas del mismo, si ésta no se da, cuál es el nuevo significado de este vínculo y para qué se casan hoy en día las personas?

La ceremonia es otro componente de este ritual. De las grandes fiestas que duran varios días en los pueblos, como el caso mexicano, las sociedades también han transitado al evento que sólo comparten los esposados el día que se plantan en el registro firmar a que les lean la Epístola del Melchor Ocampo (que gracias a Dios han acortado y ya no tenemos que escuchar esa larguísima perorata) o a ceremonias intermedias en las que participan algunos invitados. La ceremonia se convierte en un mecanismo de validación social del vínculo entre las personas y en una plataforma para decir socialmente qué piensan, cómo serán y qué puede esperarse de la pareja en cuestión.

En fin, el tema, como bien lo saben quienes están leyendo el libro y quienes han vivido un matrimonio o quienes lo piensan, no es nada sencillo. Tiene una connotación y carga social, emocional, psicológica, financiera, cultural y hasta política enorme. Casarse simplemente por amor se convierte en un acto de enorme y tierna ingenuidad a la vez que la única razón o la principal razón de nuestro tiempo.

Entonces, al final, nos quedamos con la pregunta ¿para qué nos casamos hoy en día? y lamento compartir que no nos da la autora una propuesta que pueda generalizarse. Las respuestas siguen siendo tan particulares e individuales como los individuos dispuestos a dar, o no, este paso.

Yo me quedo con más elementos para pensar este tema, pero convencida de que sigue siendo una decisión personal, envuelta en nuestras respectivas circunstancias y que existen tantas visiones como humanos con experiencias en el mundo dispuestos a participar en este deporte extremo.

Lo que si es que reitero mi creencia: el matrimonio en occidente y en mi entorno socio cultural es una expresión de la libertad de los individuos y pocas decisiones expresan de manera tan clara nuestro derecho a decidir como ésa.




viernes, 8 de octubre de 2010

jueves, 7 de octubre de 2010

Vístete de buen humor


El buen humor es el mejor traje que se puede vestir en sociedad.
William Thackeray



Imagen: Corbis.

Desde el aeropuerto

Pocos lugares tan únicos para ver personas como un aeropuerto. Todo tipo de rostros, actitudes, vestimentas, idiomas y visiones.

El común denominador de todos, un avión y el tiempo. Actividades, palabras, pasos organizados en función del despegue de un vuelo que los llevará a un destino con resultados inciertos, aunque estén planeados. Pasos apresurados de un vuelo que aterriza y les avisa que su objetivo, al menos inicial, se ha cumplido.

Gente que camina hablando por teléfono. Personas que viajan juntas pero cada una se comunica con alguien más mediante su Blackberry o su iPhone. Miradas absortas en el recorrido interno de las ideas. Ojos que ven sin ver. Saludos que se olvidan en cuanto son dichos.

La mirada de un hombre cuyo rostro revela setenta y tantos años y la mía se cruzan. Ambos sonreímos, observamos lo mismo. Nos congrega la misma sala de espera, las señoritas que amablemente nos ofrecen algo de beber o alguna botana para acompañar las manecillas del reloj. Toma un whisky, se relaja aún más en el sillón que parece envolver su tranquilidad y dice algo a la mujer que le acompaña. Yo pongo la computadora sobre mis piernas y transcribo lo que veo.

Paradójica velocidad. Escribimos, navegamos en internet, observamos. Viajar en la carretera virtual mientras en el mundo real esperamos nuestro turno.

Caminos que convergen. Encuentros que se convierten, de manera fugaz, en un recuerdo olvidado. Instantes que casi nadie recuerda, porque nadie piensa en recordar lo que es, por definción, transitorio: el obligado paso por el aeropuerto.




miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Alguien puede detener el tiempo por favor?

Hay días que son así: veloces, imprevistos, ajetreados, irreverentes, inesperados, intensos, contradictorios, inefables, emotivos, desesperantes, interminables y a la vez, finitos.

A punto de terminar una jornada en la que han pasado por mi cabeza millones de palabras vinculadas a temas y quehaceres diversos: desayuno, gatos, comida, preparativos, conferencia, diplomacia, twitter, blogs, plan de negocios, inglés, francés, protocolo, power point, keynotes, email, prisas, cv, caminata, esoterismo, belleza, vanidad, maleta, amigos, corazón, nostalgia, emoción, planes, viajes, vestidos, anillos, aretes, limpieza, bancos, contabilidad, llamadas, citas, agenda, círculo de lectura, libros, revistas, pulseras, uñas, perros, página, diseñadores, cambios, propuestas, invitaciones, proyectos, comprobantes, planeación...ufff.

¿De todo esto se saca una realidad? Si. Información al por mayor en una sola cabeza. ¡Y pensar que sólo empleamos el 5% de nuestra mente! El resto de la información está en el 95% restante siendo procesada en el subconsciente. ¿Cómo será ese universos? Habrá que buscar a Leonardo DiCaprio para que nos lleve de viaje por nuestros sueños y nos permita ver, al más puro estilo Inception, qué pasa en nuestro interior. Ironía de ironías: algo que forma parte de nosotros y nos define...y lo desconocemos. Aprender a soñar será el próximo objetivo, y a viajar por mis sueños.

Bueno, es hora de dejar de divagar y seguir sumando palabras para el diccionario interno. ¿Acaso no termina el inconsciente por crear sus propias definiciones e interpretaciones de lo que vemos, escuchamos, percibimos, hacemos y vivimos?



martes, 5 de octubre de 2010

Un gato perdido en la poesía de Baudelaire


El gato
Charles Baudelaire

En mi cerebro se pasea,
Como en su casa,
Un lindo gato, fuerte, dulce y tibio.
Cuando maúlla se le oye apenas,

Tan tierno y discreto es su timbre;
Por más que su voz se apacigua o retumba,
Es siempre rica y profunda.
He ahí su calidez y su secreto.

Esa voz, que brota y se filtra
En mis fondos más tenebrosos,
Me llena como un verso numeroso
Y me regocija como una pócima de amor.

Ella atenúa los más crueles males
Y detiene todos los éxtasis;
Para decir las frases más largas,
No necesita palabras.

No, él no es el violín, instrumento
perfecto, que muerde mi corazón,
pero hace, más regiamente,
Sonar su cuerda más vibrante

Que tu voz, gato misterioso,
Seráfico gato, gato extraño,
En quien todo es, como en un ángel,
Tan sutil como armonioso.





II

De su piel rubia y morena
Brota un perfume tan dulce, que una tarde
Fui embalsamado por haberlo
Acariciado una vez, sólo una.

Es el espíritu familiar del lugar;
Juega, preside e inspira
Todas las cosas de su imperio;
¿Puede ser un hada, un dios?

Cuando mis ojos son atraídos, como por una amante,
hacia ese gato que amo,
Se vuelven dócilmente
Y me veo a mí mismo.

Miro con sorpresa
El fuego de sus pálidas pupilas,
Marchita claridad, ópalos vivaces,
Que me contemplan fijamente.

sábado, 2 de octubre de 2010

Un ratón en mi zapato


Quienes tienen gatos, no me dejarán mentir: su presencia en tu vida te cambia todo, desde las rutinas cotidianas hasta el decorado de la casa.

El otro día, mientras me arreglaba a toda velocidad pues tenía que salir temprano a una cita de trabajo y hacía lo que las mujeres hacemos en estos casos -preparar desayuno, dejar la casa lista, arreglarnos, peinarnos y maquillarnos al mismo tiempo- me topé con una sorpresa que me hizo reír muchísimo. Con el rimmel en la mano y mientras Leonardo Curzio daba las noticias en su programa de las mañanas, repasando en mi mente si llevaba los documentos de la junta y los últimos detalles de la presentación, intenté ponerme un zapato y no pude. ¿La razón? Un ratón de tela estaba debidamente escondido en el fondo del mismo.

Mientras, con cara de sorpresa por supuesto, hacía el intento por segunda y tercera ocasión sin lograr que mi pie se acomodara debidamente en el calzado, ocho ojos me observaban silenciosa y detenidamente. Entre miradas escrutadoras, bigotes relamidos, patitas recién lavadas en lenguas rasposas y orejas ligeramente inclinadas hacia el frente, los felinos de mi vida veían la escena: un pie atormentado a uno de sus juguetes favoritos en la guarida que habían destinado como refugio del roedor de tela.

Los gatos tienen un muy particular sentido del orden y la estética. Sus juguetes y objetos de interés los guardan en lugares que a los humanos nos parecen difíciles de comprender: desde un zapato hasta la funda de una almohada, sin olvidar los espacios entre los sillones de la sala. El decorado es para ellos una cuestión de comodidad principalmente. Las cosas deben colocarse, ni más ni menos, que en aquellos lugares que les parezcan accesibles, cómodos y a la mano: en medio del pasillo, sobre la cama, sobre la mesa del comedor, junto al fregadero de la cocina, sobre la tapa de escusado, encima de la silla. El caso es complementar el decorado original de cualquier habitación con sus juguetes, listones, ratones, bolas de tela o estambre o el último collar que decidieron que se vería mejor entre sus patas que en el cuello de la dueña.

Tal vez lo que a mi corresponda hacer ahora sea guardas mis pinturas, artes, anillos, plumas, marcadores y cualquier cosa que necesite en mi vida en una sola caja para que ellos puedan, libremente y sin obstrucción alguna, hacer de mi casa un juguetero en el que jugar y correr a sus anchas. Lo voy a reconsiderar.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Sólo podría decirlo así Concha Buika...no habrá nadie en el mundo

Para que se deleiten con su ritmo y voz:

Concha Buika: No habrá nadie en el mundo




No habrá nadie en el mundo

Desde que el agua es libre,
Libre entre manantiles vive,
jazmines han llorao,
y yo no comprendo como
en tus ojos niña solo hay desierto.
Hermosa era la tarde, cuando entre los olivos nadie,
nadie vio como yo a ti te quise, como te quiero.
Hoy los olivos duermen y yo no duermo.

No habra nadie en el mundo que cure
la herida que dejó tu orgullo,
yo no comprendo que tu me lastimes
con todo todo y el amor que tu me diste.


Pa cuando tu volvieras, pensé en cantarte coplas viejas,
esas que hablan de amores y del sufrimiento,
cuando tu vuelvas niña, te como a besos,
y volaremos alto donde las nubes van despacio
despacio va mi boca sobre tu cuerpo, tan lento que seguro se pare el tiempo.

No habra nadie en el mundo que cure
la herida que dejó tu orgullo,
yo no comprendo que tu me lastimes
con todo todo y el amor que tu me diste.

martes, 28 de septiembre de 2010

Camino hacia el olvido (Parte 9)


Habían pasado meses y Jimena seguía sintiendo un inmenso vacío interno. Sabía que no tenía que ver del todo con el final de la relación con Antonio. "Esto es más profundo" se decía a si misma, "es algo anterior a él, histórico. Es como una herida que llevo a cuestas y que a pesar de los años, sigue sin cicatrizar."

Ella lo sabía, simplemente no podía descifrarlo. Ese dolor, triste, profundo, añejo, enmohecido, arraigado la había acompañado toda la vida, pero no se había dado cuenta. Tenía que ver con lo único que ella verdaderamente anhelaba en la vida: saberse abrazada y querida. Así de sencillo y simple, era lo único que en realidad quería. No entendía a sus amigas, que buscaban a un hombre que las mantuviera, o les dieran joyas o viajes o les dijeran que hacer con su tiempo, o les prometieran lo que sabían que nunca les iban a cumplir. Ella no necesitaba eso, eran cosas que podía hacer y darse a si misma. No, ella simplemente quería sentir la calidez de un abrazo un domingo en la mañana y escuchar dos palabras sin condiciones: "te quiero". Por esos momentos había dado mucho en la vida y había hecho cosas que le avergonzaban y que al paso de los años le resultaban dolorosas e inaceptables. No las podía cambiar, formaban parte de su vida. Eran irremediables. Eran parte de ella.

Pensó que la relación con Antonio podría ser diferente porque sabía que él buscaba, en el fondo, lo mismo. Aunque nadie lo entendiera, ella sabía que la soledad de ese hombre y la suya podrían hacerse compañía. Reconocía la ansiedad de su mirada pues le parecía por momentos un reflejo de la suya. No lo juzgaba, lo comprendía. Quería quererlo como buscaba ser querida. Habían hablado de eso en más de una ocasión, frente a una chimenea, haciéndose el amor y sintiendo la fugacidad de cada momento. Ambos sabían que la soledad los habitaba y se habían hecho cómplices de ese abandono interno que los hacía caminar. Pensó que él comprendía el dolor que la acompañaba desde siempre, ella entendía el de él, al menos eso pensaba.

El se sentía ajeno a su realidad, al igual que ella. A primera vista, ambos podrían parecer personas socialmente adaptadas a sus mundos, parte del mismo, felices en ellos. La realidad era otra, el sentido de no pertenencia los hacía adaptarse para no sentirse más aislados y solos. Jimena lo sabía, y esa verdad le molestaba al respirar. El también, pero lo evadía. Se sentían cómodos en el mundo que creaban juntos, aislado y aparte de todo lo demás, con palabras propias, con complicidades profundas, con añoranzas compartidas, con deseos elementales conversados.

El final lanzó a Jimena nuevamente a su mundo, habitado de personas y lleno de actividades, pero desolado, poblado de palabras incomprensibles y de emociones envueltas en velos de impotencia.

Para salir de ellos tendría que salir de su propia vida y hacía tiempo que la idea había dejado de parecerle una locura.



Camino hacia el olvido. Parte 3
Camino hacia el olvido. Parte 4