domingo, 31 de enero de 2010

¿A quién le importan México, UNESCO y la cultura?

El mes de enero dió inicio con un debate público en torno a la presencia de México en la UNESCO. El gobierno mexicano decidió, por razones presupuestales, desaparecer la figura del Embajador, quien en este momento es Homero Aridjis, dejar la oficina funcionando y delegar las funciones de representación de México en dicho organismo al Embajador de México en Francia.

El tema podría parecer lógico desde una óptica meramente administrativa. El análisis del contexto, sin embargo, lleva a replantearse la cuestión desde diversas ópticas.

1. México en la UNESCO
La presencia y papel de México en el organismo internacional ha sido clave desde su fundación. Diez hechos bastan para darse una idea:


1o. México es uno de los 20 Estados fundadores de la UNESCO, cuya constitución entró en vigor en 1946.
2o. Jaime Torres Bodet fue el segundo Director de la UNESCO, de 1948 a 1952.
3o. En 1982 se suscribió la Declaración de México sobre Políticas Culturales, documento fundador de la visión sobre cultura y desarrollo.
4o. En los tiempos recientes ha destacado la participación de la mexicana Dra. Lourdes Arizpe, quién fuera Subdirectora General para la Cultura, UNESCO, de 1994 a 1998, teniendo a su cargo la coordinación de los documentos “Nuestra Diversidad Creativa” y el primer informe mundial de cultura.
5o. En el 2004, México fue uno de los promotores de la Convención para la Protección y Promoción de la Diversidad de los Contenidos Culturales.
6o. México cuenta con 25 sitios declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad.
7o. México cuenta con 4 sitios declarados Patrimonio Natural de la Humanidad.
8o. México cuenta con 39 sitios inscritos en la Lista Tentativa de Patrimonio Cultural o Natural de la Humanidad.
9o. México cuenta con 30 sitios declarados Reserva de la Biósfera, reconocidas por la UNESCO.
10o. El Programa Nacional de Cultura 2007-2012, en su página 18, menciona:“el Programa incluye, en la sección de Anexos, documentos fundamentales cuyos principios suscribe la política cultural del Gobierno de la República y que constituyen el referente básico de su acción en materia cultural proyectada para los próximos años. Dichos documentos son:
  • a) La Declaración de México sobre las Políticas Culturales (1982)
  • b) La Declaración de la Conferencia Intergubernamental sobre Políticas Culturales para el Desarrollo (1998)
  • c) La Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial UNESCO (2003)
  • d) La Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (UNESCO, 2005).


2. La visión sobre la cultura
En un mundo cambiante, la política cultural de un país se vuelve un factor de cohesión social. Lo que decida hacerse con ella adentro y fuera del mismo es una muestra de lo que se piensa hacer en la materia y de la visión de largo plazo que este rubro representa en las políticas públicas del gobierno en cuestión.

México, nacionalismo aparte, es un país con una inigualable riqueza cultural y natural. Podríamos decir que una embajadora permanente e indiscutible de nuestro país en el mundo es y ha sido, nuestra cultura. No pretendo en este punto entrar al debate sobre la definición de la cultura y sus usos por el partido gobernante en turno, que evidentemente han impactado las decisiones al respecto. Simplemente deseo destacar puntos que es necesario poner sobre la mesa de debate.

México ha sido uno de los países que a lo largo de los años ha pagado sus cuotas en los organismos del sistema de la ONU y ha tenido un presencia importante en los foros multilaterales. La decisión de convertir los asuntos relacionados con la cultura en un tema más de la agenda de asuntos de una embajada debe ser una cuestión analizada, discutida y comentada por los actores de la sociedad que construyen a diario lo que llamamos cultura en este país. No puede ser que una decisión de esta magnitud sea tomada en la Oficialía Mayor de la cancillería o simplemente asumida por mandato presidencial.

Diferentes áreas del aparato de gobierno se han visto afectadas por la crisis financiera y han habido recortes, eso es un hecho. Sin embargo, los recortes no han sido congruentes ni parejos. ¿Cuánto se ahorra eliminando el sueldo del Embajador y manteniendo la oficina de representación en el organismo? De acuerdo con el Periódico Reforma, se prevé un ahorro superior a los 206 mil dólares mensuales. Por otro lado, el periódico Milenio informa que mientras esto sucede, el presupuesto de la Embajada de nuestro país en el Vaticano, asciende.

El Embajador de México en Francia, Carlos de Icaza González, es una de las personas más destacadas y valiosas con que cuenta el Servicio Exterior mexicano. Indudablemente, podría hacer un trabajo respetable y digno a cargo de la representación. Ese no es el tema. ¿Qué sucederá cuando él sea asignado a otro puesto? ¿La presencia de México en UNESCO debe estar a expensas del nombramiento en la Embajada? ¿Por qué la cultura y la diversidad natural de un país deben ser considerados temas administrativos en una Embajada?

Lo que no ha disminuido son los recursos asignados a la lucha contra el narcotráfico. Esa guerra sigue vigente y presente. Una guerra, sin embargo, es una situación coyuntural y debe ser un recurso más para llegar a un acuerdo político, no una situación permanente. Si la guerra es coyuntural y la cultura permanente, ¿por qué se hace un recorte en un área que permanecerá y se mantiene intacta la caldera de los recursos hacia una cuestión coyuntural? ¿Será que lo que se visualiza en los centros de toma de decisiones en este país es que la guerra contra el crimen organizado tiene que asimilarse como una cuestión permanente y que debemos acostumbrarnos a esa variable de nuestra realidad como si fuese un factor que llegó para quedarse en nuestra cultura?

3. Expresiones sobre el tema

Confieso que estoy francamente sorprendida por el poco ruido que el hecho ha generado en los medios de comunicación y entre los representantes de la cultura mexicana. Han habido claras excepciones: Lourdes Arizpe, Carlos Villaseñor, Miguel Angel Porrúa, entre otros, sin embargo, el tema parece no ser de mayor interés para grupos y personas expertas en opinar como es la comunidad twittera mexicana, editorialistas y comentaristas. El hecho se ha manejado como una nota, y bastante mal armada por cierto, pues se ha dicho que México cerraría su representación ante UNESCO, lo cual, como hemos visto, es falso. Los hechos son otros.

En Twitter se ha creado un hashtag sobre el tema: #UNESCOimporta, y los participantes somos pocos. Los comentarios, claramente valiosos, se centran en las descalificaciones al gobierno "conservador", pero tampoco he escuchado a alguien de la "izquierda" manifestarse al respecto. Internet hoy en día forma parte de la cultura global y nacional y en la UNESCO es un tema relevante. Para muestra, el Acuerdo sobre Diversidad Lingüística en Internet firmado por el organismo e ICANN. ¿Por qué tanto silencio en la comentocracia twittera cuando la cuestión de #internetnecesario nos llevó a impactar la decisión en el Congreso mediante la cual se quería cobrar un impuesto al uso de internet en el país?

Han habido expresiones en diversos espacios sobre el tema: en la ALDF se manifestaron en contra, la Comisión Permanente del Congreso pidió al Ejecutivo federal que mantenga un embajador específico y autónomo en la oficina externa de México ante la UNESCO, y demandó a la Secretaría de Relaciones Exteriores un informe completo sobre su decisión de adjuntar esa representación a la embajada mexicana en Francia. (Nota aquí) En Puebla, uno de los estados de la república, se han manifestado al respecto en el Congreso.

4. Apuntes finales

El tema apenas empieza a dar de qué hablar. Quisiera que nuestra comentocracia, experta en debatir la coyuntura y en observarse el ombligo con detenimiento, tocara el tema, entrevistara a los actores relevantes y pusiera las aristas del tema sobre la mesa de discusión.

Esta cuestión involucra da diversas comunidades en el país: artistas, académicos, defensores de la biodiversidad y la naturaleza, políticos, twitteros, blogueros, ciudadanos, promotores culturales, en fin. No es un tema "sexy" mediáticamente como el balazo a Cabañas, pero es un tema cuyo desenlace definirá el rumbo que la política cultural tome en este país y que impactará la definición del concepto en los años por venir.

Es también una oportunidad para que el debate se lleve,auténticamente, a los estados de la república, y que el centralismo que caracteriza nuestra visión y toma de decisiones pase lentamente al rincón de los recuerdos. La tan mencionada riqueza cultural y la biodiversidad se encuentran en cada uno de los estados del país y son ellos los interesado también en hacer de este debate un asunto de importancia NACIONAL.

Como todo, no hay que mantenerse callados y hay que contribuir al debate fundamentado de los hechos, con ideas y propuestas. Mi proposición concreta es, que este debate se extienda al ciberespacio y que logremos con ello ampliar el debate, hacer uso de las redes sociales y de la extraordinaria oportunidad que esto representa para el diálogo y que traslademos el contenido y a las ideas que se expresen en planteamientos concretos para incidir en esta desafortunada decisión.

martes, 26 de enero de 2010

Lo que el Cuervo me diría


Estoy segura de que si mi querido amigo ElCuervoLopez estuviera en este planeta me regañaría por no haber publicado nada en Conversaciones de Café esta semana. Sería implacable al respecto. Sigo sin entender cómo se organizaba, pero en su blog no pasaba un día sin que hubieran publicaciones sobre Mahler, sobre política en Argentina, recetas de cocina, columnas invitadas, chistes, videos. Cuando "descansaba", la etiqueta de sus posts era "Y al 7mo Día El Cuervo descansó". Cuando LaClau, descansa, desaparece del planeta.


Hoy, ya que el querido Gabriel no está, su blog sigue siendo leído y ha alcanzado 2 millones de visitantes. No necesita el querido pajarraco publicar para seguir dando qué decir, para dar a las personas música que escuchar y palabras sobre las que discutir y pensar.

No he escrito esta semana por varias razones. En primer lugar, la musa bloguera que a veces me acompaña creo que se fue de vacaciones y no me avisó. Se llevó con ella de acompañante a mi inspiración y no fue buena idea. Esto, desde luego, no es pretexto alguno, pues tengo prueba clara de que en situaciones similares, me he sentado frente al teclado de mi Mac (si claro, con M mayúscula), y he escrito en un acto de disciplina y compromiso. Pues ahora que no he hecho esto, no crean que he disfrutado el proceso, los sentimientos de culpa y falta de responsabilidad me han envuelto. No es una sensación nada agradable.

Llevo días, también hay que decirlo, elaborando una entrada sobre la decisión del gobierno mexicano de retirar a nuestro Embajador en la UNESCO. El tema me ha estado dando vueltas en la cabeza y he estado pensado en la manera de estructurarlo. He debatido sobre la cuestión en Twitter, y para sorpresa mía, la comentocracia mexicana (Castañeda dixit), no ha dicho nada al respecto. Imaginé que esto ocasionaría un revuelo similar al de #internetnecesario, pero no, hemos sido unos cuantos, supongo que ya tachados de despistados en la twittósfera, los que hemos leído, comentado y tratado de dar argumentos con algún sentido a esta cuestión. Publicaré el tema en estos días, prometido.

La tercera razón, que viéndolo así parece justificación y no me gusta, es que sencillamente, no he tenido tiempo. Ahora si, es urgente que encuentre un clon pues esta cuestión de aprender el oficio de empresaria y/o emprendedora es algo completamente nuevo para mi y me está costando mucho trabajo. Por momentos pienso que fue una locura dejar la certeza de las quincenas atrás y lanzarme por el mundo, en plena crisis, a mi aventura "fotobookera" (puse una empresa para hacer fotolibros y libros de arte con fotografías) y está siendo todo un reto. No he llegado al punto de equilibrio en el negocio, pero me estoy divirtiendo y aprendiendo. Esto, junto a Mujeres Construyendo, plataforma a la cual ya le he dedicado más de un año de trabajo y que quiero con todo el corazón que salga adelante, está absorbiendo parte de mi tiempo. De paso, ya sé, no puedo estar en una sola cosa, me estoy certificando como coach. Claramente, me está faltando tiempo. No sé en qué momento se me ocurrió dejar la trayectoria de mi vida atrás e inventar un nuevo camino.

Hay otra razón, y ésta ha tenido mucho peso. Hace quince días murió un amigo muy especial y me sumergí en una especie de limbo e incredulidad. He aterrizado en los últimos días, pero la sorpresa de su ausencia me dejó paralizada y muy callada.

En fin. No los aburro más con mis divagaciones. Quería venir a este cafeteado espacio que tanto me gusta y al que extraño cuando no puedo visitar.


martes, 19 de enero de 2010

Si tienes un blog, Mujeres Construyendo te ayuda a difundirlo


¿Te interesa que tu blog sea leído y visitado por más personas? Mujeres Construyendo te ayuda. Nuestra misión es "Brindar oportunidad y herramientas a las mujeres para ampliar la difusión de sus blogs, su trabajo, sus proyectos, sus propuestas e ideas así como contribuir a su empoderamiento en todas las áreas."

¿Cómo lo puedes hacer? Registrándote en nuestra plataforma y haciendo lo que te gusta y ya saber hacer...bloguear. No tienes que inventar nada, ya lo has hecho todo; es un espacio más en el que puedes difundir el contenido de tu blog y conocer a otras mujeres que también tienen ideas, proyectos, negocios, experiencias y propuestas que compartir. Si no tienes un blog, puedes abrir el primero con nosotras.

Mujeres Construyendo es la primera y única plataforma que existe para mujeres blogueras que hablamos español. Estamos construyendo una comunidad en la que juntas podemos sumar nuestros esfuerzos y nuestras voces para lograr cambios en nuestras vidas y en nuestro entorno así como apoyarnos a cumplir nuestras metas personales y profesionales.

En este espacio TODAS tenemos algo que decir. No importa si vives en el anonimato o eres famosa; si eres ama de casa o política, empresaria o estudiante, viuda, soltera, casada o divorciada.

Mujeres Construyendo es para ti porque todas
las mujeres construimos la realidad día con día, desde donde estemos.

¡Te esperamos!

__________________________________________
Esto que suena a comercial, y que en parte lo es, se trata de un proyecto en el que como algun@s de ustedes saben, he estado trabajando el último año. Les invito a conocerlo y a que se animen a sumar su blog y su trabajo por allá. Es una "criatura" que me tiene muy entusiasmada y que ha sido creada gracias a la convivencia con ustedes y lo que me han enseñado en la blogósfera. ¿Pueden participar nuestros colegas? Claro, es un espacio de mujeres muy incluyente y en donde tod@s podemos participar, siguiendo simplemente algunos principios y lineamientos que están establecidos y encontrarán en el sitio. ¿Se animan?

lunes, 18 de enero de 2010

Arte animal con las manos ¿lo habían visto?

Insisto, el talento y la creatividad no tienen límites. Vean este video y me dirán si no tengo razón.



¿Qué les pareció?

domingo, 17 de enero de 2010

México 1985 - Haití 2010


Mi despertador empezó a sonar a las 7:20 y al sentarme de sopetón en la cama me di cuenta de que estaba muy mareada. Si que había sido repentino el despertar y nunca me había dado vueltas la cabeza de esa forma. Al abrir los ojos me di cuenta de que no era sólo la sensación lo que me hacía sentir así, literalmente, todo se estaba moviendo. La lámpara giraba, los libros saltaban sobre las repisas y el edificio hacía un ruido que no conocía; como si sus entrañas rugieran. Salté de la cama y saqué a mi perro del patio interno en donde dormía. Dopy corría detrás de mi mientras yo, aún sigo sin entender porqué, trataba de detener las lámparas de toda la casa que oscilaban girando y parecía que iban a caerse. Estaba adormilada y los hechos se sucedieron como si fueran un sueño.

Un temblor más, de los muchos que hay en la ciudad de México, pensé. Tuve tiempo de meterme a bañar, había agua y la luz no se había ido. Salí un poco después rumbo a mi oficina y me encontré con la sorpresa en el camino de que el tráfico estaba extraño. A la oficina nos presentamos un par de personas a trabajar y ahí me enteré de que ese fuerte temblor había sido un terremoto. Nos dijeron que regresásemos a casa y fue lo que hice; esta vez con mucho tráfico y dificultad.

Los hechos los recuerdo como en cámara lenta. Mis hermanas llamando a casa para saber si estaba bien. ¿Mi madre, se habría enterado? Ella había salido rumbo a Francia un día antes para ver a mi hermana Teresa que vivía allá. En el aeropuerto me había dicho que no quería irse pues presentía que algo iba a pasar. ¿Mi abuelita? Ella vivía en la Colonia Roma, una de las más afectadas en la ciudad; el edificio de la esquina se había desmoronado frente a los ojos de los vecinos y no se podía acceder a la zona por las fugas de gas y el peligro de que todo estallara en llamas con la ignición de los vehículos.

Silencio, silencio mortal en las calles. Recuerdo escuchar el viento e imaginar que ese sería el característico sonido de Comala. Así debió imaginarlo Juan Rulfo al escribir Pedro Páramo. A lo lejos se escuchaban ambulancias. Todas las estaciones en cadena nacional, transmitiendo los hechos, ayudando a localizar personas, comunicando. No podía salir información de la ciudad; nadie en el exterior sabía lo que había sucedido. Fueron los aficionados de la radio de onda corta quienes pudieron comunicarse con otros radioaficionados en el interior de la república y éstos a su vez, transmitir de manera intermitente información al exterior.

Mi hermana había leído las noticias y esperaba a mi madre en el aeropuerto. Ella no sabía nada pues todo había sucedido en el vuelo trasatlántico. Tere tuvo que sonreír al verla llegar y guardar para si la información de que posiblemente las únicas que quedaban vivas de nuestra familia eran ellas dos. Esas eran las noticias en el mundo: la Ciudad de México había desaparecido. Lo único que quedaban eran piedras sobre piedras.

Mientras tanto aquí todo se vivía como en una película: las noticias, los hechos, la ayuda, la organización. Se había caído el Centro Médico Nacional, enfermos, niños, doctores, enfermeras, todos desaparecidos. El Regis se había venido abajo. El centro de la ciudad estaba en ruinas. A mi abuelita la había rescatado el esposo de mi prima, que burlando las barricadas para impedir el paso a las personas, había llegado hasta su casa y la había sacado, muy a pesar de ella que no quería salir. ¿Qué quedaba de esta ciudad? ¿Quién estaba vivo, quién muerto? Estudiantes de las universidades organizaron brigadas para preparar alimentos, hacer donativos. Los hombres topo fueron los grandes héroes en este país. El mundo entero se volcó en nuestra ayuda. Gracias. Nunca acabaremos de estar agradecidos.

La ciudad se organizó, los mexicanos pudimos darnos la mano sin importar de dónde éramos o lo que pensábamos. El dolor, la angustia, la impotencia, la incertidumbre nos pertenecía a todos. Era de todos. Recuerdo las miradas en la calle, en los lugares en que nos organizábamos para ayudar, la incredulidad de otras personas. "Esto no puede ser tan grave como dicen." Negar la realidad es una manera de enfrentarla. Las imágenes las recuerdo y vuelvo a sentir la angustia, la impotencia y la tristeza del momento. Viene también a mi mente la vaga remembranza de saber que a pesar de la incertidumbre, habría un futuro.


Hoy, veinticinco años después, las imágenes de Haití hacen que la garganta se me cierre y los ojos se me llenen de lágrimas. Imagino, comprendo, puedo sentir la angustia, la desesperación de las personas. ¿Sus seres queridos murieron, alguien sobrevivió? ¿Quién se quedó sin casa?

La diferencia es que hoy supimos a los cinco segundos del terremoto lo que estaba sucediendo. Puerto Príncipe en ruinas, la casa de gobierno destrozada y el Presidente Preval como damnificado en el aeropuerto. Además de las consecuencias de la tragedia se suman realidades dignas del peor sueño de Stephen King transmitidas por los noticieros. No existe una autoridad que esté tomando decisiones, que organice o centralice la información, que canalice ayuda. La gente se está matando en las calles por recibir los cargamentos de provisiones y víveres. Hay médicos que dejan a las víctimas desatendidas por temor a la inseguridad en que se encuentran. Cargamentos de ayuda son detenidos por personas que hacen barricadas de cadáveres para cometer los hurtos. Los aviones no pueden aterrizar mediante un controlador aéreo, lo tienen que hacer -literalmente- como pueden pues no quedan autoridades aeroportuarias.

¿Qué sucederá con el país una vez que termine "la ayuda"? ¿Se incluirá la reconstrucción del país en el proceso internacional de apoyo? De hecho, esta ya es una pregunta en los centros de toma de decisiones en Estados Unidos y en diversos países de la región.

Haití es el país más pobre del continente. Esta situación es un factor determinante en la profundización de la tragedia que se vive. ¿A qué se debe ayudar? A sanar a los enfermos, a reconstruir las casas, a enterrar a los muertos, a curar a los heridos, a salvar a los huérfanos, ¿a reconstruir un gobierno?

El 47% de los haitianos sufre desnutrición crónica, y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, de los que sobreviven, un 60% muere de VIH-SIDA. Más de la mitad de la población es rural. El 47.1% de la población joven mayor de 15 años es analfabeta.El PIB anual per cápita es el más bajo de América Latina. Las remesas de haitianos en el exterior representan el 40% del PIB. El Banco Mundial indica que en Haití la distribución de la riqueza es una de las más dispares en el mundo. El salario promedio no supera los 50 dólares mensuales. La mortalidad infantil, 59.7 por cada mil, es la más alta del la región.A esta tragedia se suman los huracanes y las constantes inundaciones del país.

¿Por qué el mundo se fija hasta ahora en Haití? La gente está muriendo de hambre, de falta de salud, de desnutrición desde hace décadas, no sólo por el terremoto de hace unos días. La pobreza se ha institucionalizado en el país y el mundo entero, políticos, artistas, personas comunes y corrientes han vivido sin preocuparse por ello.

Mientras twitteros, blogueros, medios de comunicación, empresas telefónicas, artistas, políticos hacen donativos y se apresuran a enviar ayuda y a transmitir lo que sucede minuto a minuto.... el futuro del país sigue en la incertidumbre. ¿Cuándo se sabrá que pasó lo peor? ¿Cuáles serán los indicadores para los promotores de la ayuda internacional de que ya pueden retirarse? ¿Cuándo se retiren, quién se quedará a cargo de qué?

Es impresionante la velocidad con la que se han sucedido los hechos y la rapidez con que se ha transmitido información. Sabemos por los periodistas-twitteros lo que está sucediendo desde que ellos se suben al avión en su país y aterrizan -o no- en Puerto Príncipe. Tanta información, sin embargo, no está ayudando a aclarar los hechos. La información "oficial" proviene de la Cruz Roja, de la oficina de Asistencia a Desastres de Estados Unidos y de la ONU. Ban Ki-Moon llegó hoy domingo a Haití y el mundo entero espera también sus palabras y propuestas para visualizar el camino de la ayuda.

A diferencia del 85 en México, hoy sabemos minuto a minuto lo que sucede y en dónde. La gran diferencia, tristemente, es que la reconstrucción y futuro de Haití son más inciertos que nunca. Este terremoto ha venido a sacudir, también, la conciencia del mundo. ¿Ayudar al país a retomar el camino significa dejarlo en el punto en el que se encontraba? Ese camino no sería nada prometedor y garantizaría que el país siguiera viviendo en la pobreza más lacerante que puede vivir una nación.

¿Qué sigue y de quién depende?

viernes, 8 de enero de 2010

miércoles, 6 de enero de 2010

El frío no me deja soñar

Hay personas a quienes el frío les sienta bien. No sé si tendrán la sangre helada y el ambiente a la misma temperatura les permite moverse a sus anchas.

Yo no pertenezco a esta categoría, el frío me congela las ideas y hace que hasta mis sueños se refugien para no tener que salir cuando el sol sólo se ve, pero no se siente. Me gustan las bufandas, los abrigos, los sombreritos de lana; confieso que se trata de un gusto absolutamente superficial y pasajero que nada tiene que ver con mi disfrute del entorno en el que se tienen que usar.

Me gusta sentir el calor en mi piel, usar blusas sin manga, vestidos coloridos y ligeros y caminar con sandalias. El hecho hace que una sonrisa irremediablemente se apodere de mi cara. Si, es menos estético pues se me profundizan las arruguitas alrededor de los ojos (las famosísimas y poco añoradas patas de gallo), pero es más vivificador. Las ideas rebolotean por todas partes, visitan más posibilidades, exploran opciones.

El sol salió ha salido, pero impera el clima del hielo, aunque no esté nevado en estas latitudes. El cielo parece estarse burlando de mis veraniegas esperanzas y se ha impuesto grisáceo por momentos y azul pálido en otros.

A seguir andando, así serán los días y meses que quedan por delante. Espero poder llevar mis ganas, ideas y ropa ligera pronto a la playa.

Festival virtual de las palabras en español

¿Cuánt@s de ustedes han leído un libro, un texto, un poema, inclusive, la letra de una canción que les ha cambiado la vida, les ha hecho reflexionar, vagar, llorar, reír?

Pues les invito a que el mes de enero lo dediquemos a compartir todas esas palabras en español que nos han conmovido, hecho pensar, imaginar y viajar en el tiempo.

¿Cómo participar? Lo pueden hacer desde su casa, computadora y móvil. El Festival virtual de las palabras en español lo organiza el grupo Mujeres que hablamos español en Facebook ¿cuántas somos? (ya les había comentado de él, es una creación mía hecha el año pasado) y aquí están los lineamientos para participar. El evento está abierto a hombres y mujeres (recibí muchas quejas -bien fundadas- de amigos que querían ser incluídos, así que haciendo eco de la petición, se convirtió en un festival para tod@s).

Ojalá se animen. Pinta para ser algo divertido, creativo y propositivo: rescatar el uso de nuestro idioma y nuestras palabras en internet.

Si se animan, por allá les espero.



martes, 5 de enero de 2010

¿Es importante ser un WIP?

¿Es importante ser una de las personas más citadas en Internet? Me hice esta pregunta cuando me llegó vía Twitter la lista de las WIP, dicho en idioma claro y llano, la "Web Important People".

Por supuesto, un cierto dejo de curiosidad morbosa me llevo de paseo por la lista de los bloggers más citados. Los primeros tres lugares los ocupan: Heather B. Armstrong, Beppe Grillo y Manuel Alemeida. Los primeros 20 lugares los ocupan en su mayoría hombres, sólo hay dos mujeres y 12 provienen de Estados Unidos. No hay un sólo mexicano entre ellos, hay 4 españoles, un brasileño, un chileno, un italiano y dos británicos.

Siento saltos cuánticos en el cerebro por la cantidad de preguntas que van de un lado al otro sin detenerse. ¿Por qué tan pocas mujeres? ¿Por qué de Estados Unidos las primeras? ¿De 180 millones de usuarios de internet en América Latina, sólo 2 de la región ocupan esos lugares? ¿Sólo dos mujeres y de Estados Unidos ocupan una posición en la lista?

Claro, es inevitable preguntarse también si tiene alguna trascendencia o importancia aparecer aquí. De repente tengo la impresión de que esta carrera por estar en alguna lista de algo se ha convertido en una cuestión de vida o muerte en un mundo de inmediatez comunicacional. Entiendo perfectamente bien el fenómeno en la actualidad, pero a veces me parece más una escena de la Hoguera de las Vanidades que un hecho que valga la pena analizar. ¿Qué significa que tengas millones de lectores en internet (que sería fantástico, pero no es el objetivo ¿o sí?)? ¿Qué significa tener muchos followers en Twitter? Cuando uno ve la calidad de muchas intervenciones se pregunta quién está peor, si el que abre la boca o el que sigue al que la abrió...

Por supuesto, somos seres humanos y llevamos nuestras búsqueda, confusiones, manera de ser al espacio virtual. Somos los mismos aquí y allá. La competencia trasciende la frontera de lo real para llegar al espacio virtual y va de regreso construyendo una nueva característica en las personas que logran trascender ese espacio y consolidar su presencia en el mundo real. ¿Tengo valor en el mundo real porque alguien sabe de mi en el mundo virtual? ¿Tengo algún valor a pesar de ser "alguien" en el espacio virtual pero un desconocido en el mundo real? ¿Y si soy alguien en el mundo real pero un desconocido e ignorante de lo virtual, tiene alguna importancia?

Creo que la única pregunta que en realidad tiene sentido es: ¿Es importante ser un WIP, para qué y para quién?

En fin. Listas van y vienen. Los que ayer estuvieron arriba, en la madrugada de hoy dejaron de existir y otros los reemplazaron en sus efímeras glorias.

En fin. Supongo que todo se reduce a una manera de transitar por la vida en lo que llegamos al final. Hoy tenemos la opción de habitar lo real y lo virtual de manera simultánea y construir nuestras personalidades en cada lugar.

¿Qué opinan?

lunes, 4 de enero de 2010

Tengo que decirlo


No era mi idea escribir el primer post del 2010 contando esto, pero estoy que exploto y necesito decirlo.

Estoy enojada e indignada.
Cada día entiendo menos el maltrato e indiferencia de los humanos hacia los animales. Me enoja el doble cuando se trata de alguien cercano y de mi familia.

Alguna vez alguien me dijo que soy muy radical, argumenté un poco, pero tal vez esa persona tuviera razón. Cuando veo algo en lo que estoy totalmente en contra, no puedo ser "suave".

Hoy me enteré de que un pariente cercano que vivía en Pátzcuaro se mudó con toda la familia, esposa, hijos y perrita a una ciudad del Bajío (en el centro de mi país). Este muchacho, que ya no lo es tanto pues está cerca de los 30, se ha caracterizado por vivir como ha querido y por tener una vocación de "cercanía con la naturaleza".

Mi gran sorpresa hoy fue enterarme de que, efectivamente, se mudó de estado y de casa...y que en el camino la perrita que tenía años viviendo con ellos tuvo a sus cachorritos. Me emocionó imaginarlo en la nueva ciudad, con su familia cercana, habitando un nuevo espacio y cuidando de la camada. Ya me hacía ayudando a buscar casa a los cachorros.

Mi sorpresa fue mayor al enterarme de que a media carretera decidió dejarle la perrita con todo y críos a un mecánico ..... ¡le estorbaron!

Estoy muda. Quiero tomar el teléfono e insultarlo. ¿Y ese "amor por el prójimo y cercanía con la naturaleza" en dónde quedó?

No hay duda, una de las cosas más difíciles en esta vida es la coherencia. Es fácil hablar, lo complicado es vivir a la altura de las palabras que salen de nuestra boca.