lunes, 29 de marzo de 2010

Va de nuevo...la matanza de focas en Canadá



Ayer inició una de las peores atrocidades cometidas por el hombre contra seres indefensos: la matanza de focas arpa en Canadá. El gobierno autorizó, una vez más, la matanza de focas bebés en cantidades que asustan a cualquiera: 388,200. Fue autorizada la matanza de 50 mil más que el año pasado. Este año se ha autorizado también la cacería de focas de casco y grises en las Islas de la Magdalena.

Quisiera no tener que escribir de esto nuevamente en 2010. Llevo varios años haciéndolo, informando sobre los avances en materia de control de tráfico de pieles en el mundo, la Unión Europea, Asia...y el tema me duele. Me pone mal. Me da tristeza. Me enoja.

Este año, por si no fuera poco, las focas tuvieron que enfrentarse a un problema más -además de la inminente amenaza de los cazadores- la falta de hielo en la Terranova y Labrador. Hay pocas zonas con hielo en la región, las posibilidades de supervivencia para estos pequeños animales son reducidas...y ahora se enfrentan a la brutalidad de los humanos que salieron en busca de su hermosa piel.




Organizaciones en diversas partes del mundo siguen trabajando en contra de esto. Si quieres hacer una petición al gobierno canadiense, haz click aquí para firmarla y demostrar tu apoyo.




Prestemos nuestra voz a quienes no la tienen.

domingo, 28 de marzo de 2010

Sobre el saberse merecedora o no de las cosas buenas


Leía en el maravilloso blog de Adriana Elba, Descubriendo nuestro mundo interior, la importancia de reconocer en cada uno de nosotros a un ser digno de lo mejor y merecedor de las mejores cosas. Adriana nos dice lo siguiente:

Cada uno de nosotros tiene un trabajo único que cumplir en este mundo. Todos tenemos un alma y una Luz particular que estamos destinados a revelar. Nadie más en el mundo -pasado, presente o futuro- tiene o tendrá la habilidad de hacer lo que el Creador nos ha encomendado hacer. Si todos los gigantes espirituales fueran a descender y trabajar por un millón de años, ni siquiera ellos podrían hacer nunca lo que nosotros podemos -y debemos- hacer.
Hay una historia acerca de la construcción del Templo Sagrado (un importante centro espiritual del mundo) en Jerusalén. De acuerdo con antiguos textos, las piedras más hermosas fueron recolectadas para su edificación. Durante la construcción, los trabajadores encontraron una piedra tan fea que la separaron y pusieron en un montón de desechos. Cuando el Templo estaba por terminarse, encontraron que faltaba una piedra en una esquina diminuta de la parte más importante del edificio, lo que los kabbalistas llaman el “Santo Santuario” (la cámara sagrada más interna) No sabían qué hacer porque ya no tenían piedras.

Finalmente, un hombre recordó la piedra fea que habían desechado antes, y la recuperó de la basura. No sólo sirvió, ¡sino que encajó a la perfección! El Rey David, incluso, escribe un verso describiendo la escena, “la piedra que los constructores despreciaron se convirtió en la piedra angular”.

Con qué dificultad nos sentimos y asumimos dign@s de lo mejor y reconocemos el valor que nuestra singularidad puede aportarle al mundo. Entre el enorme Ego que nos habita, siempre insatisfecho y deseoso de reconocimiento, y las heridas de nuestra historia que siempre tratamos de cubrir y olvidar, estamos tan ocupados evitando el dolor y el sufrimiento que el bienestar y la felicidad los dejamos pasar de lado.

¿Por qué hemos sido educados para no reconocer nuestros talentos y capacidades y ver las ajenas como mejores a las nuestras? Por supuesto que la autocrítica y el autoanálisis son necesarios para vivir una vida equilibrada y lo más sana posible, pero la incapacidad extrema para reconocer nuestro más esencial valor es un defecto, no una virtud.

Creo que el primer paso para vivir en armonía con el mundo es reconocernos de una manera integral, con nuestras luces y sombras. Saber la existencia de nuestras fallas y nuestros aciertos es una manera de asumirnos tal cuales. Nada genera mayor infelicidad que comparar lo incomparable; mi humanidad frente a la del o la vecina.

Cada quién es únic@ y tiene mucho que darle a la vida gracias a su particularidad. Si provenimos del mismo lugar en el que han sido creados los seres maravillosos de este planeta, ¿por qué no reconocemos la grandeza de nuestra propia existencia?





martes, 23 de marzo de 2010

Las razones por las que no podría formar parte del equipo Mars 500



La ESA (Agencia Espacial Europea) presentó ayer a los candidatos que aspiran a participar en el experimento Mars 500, el cual recreará una misión a Marte durante 520 días. La simulación implica una prueba de resistencia humana en muchos sentidos: física, emocional, psicológica, mental y ¿por qué no? espiritual.

Yo, definitivamente, no podría estar entre los candidatos que participan en este asunto. Me gustan las emociones fuertes, pero mi etapa mochilera ya pasó hace mucho tiempo. No me veo en un viaje -aunque sea simulado- de 520 días (¡año y medio!) con cinco personas más -que sobra decir ni de mi familia son, aunque claro, después de esa experiencia, alguna relación habría al final- con recursos limitados, sin posibilidad de decir "ya me cansé, no los aguanto, me voy" y completamente aislada del mundo "tal y como lo conozco".

Suena a sueño de ciencia ficción, pero no lo es. ¿Los capacitarán para encontrarse con un auténtico Marciano? ¿Por qué no?

La resistencia emocional y espiritual estaría en proceso de fortalecimiento, eso que ni qué. No poder llevar libros -alguno llevarán, pero es equipaje innecesario- no poder hablar por teléfono, no twittear, no usar mi BB para revisar correos, no poder bloguear. A esto habría que sumar no ver a la familia, al novio, a los amigos, a mis gatos, hasta a los vecinos de los que siempre es necesario quejarse..... No se me antoja. La comunicación con el mundo externo es limitada y exclusivamente vía correo electrónico y en tiempos previamente establecidos.

Prefiero quedarme en el Planeta Tierra, en todo caso, viajar en uno de estos paquetes que se están organizando hacia la Luna por un período más corto, observar el inicio del experimento y los pormenores de la "tripulación" compuesta por dos europeos, tres rusos, un chino y un italocolombiano.

¿Qué le puedo hacer? Con los años me estoy volviendo aburrida.


lunes, 22 de marzo de 2010

Mujeres, marginación y agua. ¿Qué celebramos el día Mundial del Agua?


El 22 de marzo fue establecido por la Asamblea General de la ONU como el Día mundial del agua. Desde 1992 cada año escribimos, pensamos y nos manifestamos a favor del cuidado y buen uso de este valiosísimo recurso, pero ¿realmente haciendo una diferencia?

La pobreza y la marginación son un lastre que afecta directamente el uso de este vital líquido. Quien no tiene acceso a una vida digna y a posibilidades de crecimiento y equidad tampoco tiene acceso a las posibilidades que el usufructo de este necesario recurso representa. 884 millones de personas carecen de acceso al agua en el planeta y esta inaccesibilidad genera más muertos cada día que cualquier forma de violencia existente. (Ver nota) Cada 15 segundos muere un niño por una enfermedad causada por la falta de acceso a agua segura para beber, el saneamiento deficiente o la falta de higiene.

En las zonas marginadas del mundo, la recolección del agua es también una labor femenina. Mujeres de todas las edades recorren kilómetros, con baldes de agua en la cabeza y en balanzas sobre sus hombros, para llevarla a sus casas. En Africa y Asia caminan entre 6 y 7 kilómetros diariamente. Esta, a su vez, es consumida principalmente por sus hijos, esposo y otro miembros de la familia, quedando ella en el último lugar para poder usarla. A esta marginación hay que añadir la cultural, que las convierte en seres con derecho mínimo a su uso cuando existe.

Por si lo anterior no fuera suficiente, el agua contaminada -y su carencia- repercute principalmente en menores de edad y mujeres.

Algunos datos nada optimistas sobre el uso del agua en la actualidad:


− Cuatro millones de personas mueren cada año de enfermedades cuyo vector es el agua.

− El número de niños que murieron de diarrea en los 10 últimos años supera el número de muertos en todos los conflictos armados desde la II Guerra Mundial. Basta lavarse las manos con agua y jabón para que los casos de diarrea disminuyan un tercio.

− Las enfermedades relacionadas con la falta de higiene cuestan a los países en desarrollo 5.000 millones de días de trabajo por año.

− El uso que se hace del agua va en aumento. Los 6.000 millones de habitantes del planeta ya se han adueñado del 54% del agua dulce disponible en ríos, lagos y acuíferos subterráneos.

− Si el consumo de recursos hídricos per cápita sigue creciendo al ritmo actual, dentro de 25 años el hombre podría llegar a utilizar más del 90% del agua dulce disponible, dejando sólo un 10% por ciento para el resto de especies que pueblan el planeta.

− El 69% de la extracción anual de agua para uso humano se destina a la agricultura (principalmente para riego); la industria representa el 23% y el consumo doméstico (hogar, agua para beber, saneamiento) representa aproximadamente el 8%.

− Un ciudadano medio del mundo en desarrollo usa para lavar, beber y cocinar durante todo el día la misma cantidad de agua que un occidental cada vez que descarga la cisterna del inodoro.


¿Estás cuidando el agua hoy? ¿Te estás informando para hacer algo al respecto?

Imagenes: imageshack,

domingo, 21 de marzo de 2010

Postales de un domingo

Viajando en la carretera observo el pasto color cobre y de seca textura que denota la falta de lluvia. No pueden existir países ricos con un campo pobre. ¿Hasta cuándo dejará de ser un discurso la protección y apoyo al campo para convertirse en una realidad?

__________________

Un perrito poodle en la carretera, evidentemente perdido o abandonado. Trataba de cruzar. No nos pudimos detener para llevarlo, estábamos en una zona de curvas. ¡Cuánta impotencia!

__________________

Riqueza y pobreza de la mano. Mazahuas venden sus bordados a personas cuyos bolsos cuestan mil dólares. Coexisten, se saludan, se observan, conviven. ¿Debemos acostumbrarnos a esta estética de las contradicciones?

__________________

El sol de medio día es radiante, ilumina los sueños, las ganas, el amor que va creciendo y el silencio que acompaña.
__________________

Un anciano disfrazado de payaso, con la tristeza a cuestas y el peso de la vida sobre los hombros, hace malabares en un semáforo para recibir unas monedas a cambio. Es la sonrisa más triste que he visto jamás.

___________________

Tres ronroneadores me reciben con alegría al verme llegar. Llevan un pedazo de sol en el corazón, siempre.

___________________

Una psicóloga le recomienda a una madre darle chile habanero a su hijo cada vez que éste diga groserías. El pequeño no las ha dejado de decir y tiene la boca escaldada. ¿Quién es peor, la madre o la psicóloga?

___________________

Las complicidades se entretejen cuando las almas se tocan.







martes, 16 de marzo de 2010

¿Qué te brinda paz interna?


Esta pregunta me la hago con frecuencia, a veces encuentro una respuesta, otras me cuesta un poco de trabajo. No se trata de tener una receta para todas las ocasiones. Hay veces en que teniendo la respuesta es difícil tranquilizarse pues el torrente de sucesos es tan fuerte que la paz suena a una realidad remota.

Me he dado cuenta, con sorpresa, que la paz interna es -ante todo- una actitud. Buscamos normalmente hechos, personas o ideas provenientes del exterior que nos digan qué hacer para dejar de sentir emociones que no nos gustan: tristeza, angustia, añoranza, desesperación o enojo. La verdad es que la paz proviene, y sólo puede ser así, de nosotros mismos.

Nada te turbe, nada te espante todo se pasa,
Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza,
quien a Dios tiene nada le falta sólo Dios basta.
Santa Teresa de Avila

No se trata sólo de ideas; de hecho, son justamente éstas las que nos generan inquietud la mayoría de las veces. Es lo que pensamos respecto de lo que sucede lo que nos produce ansiedad. Es la comparación entre lo que pasa y lo que nuestra voz o voces internas nos señalan lo que nos produce enojo, frustración, angustia. Cuando las cosas no pasan como queremos, como en algún momento "aprendimos" que tenían que ser. Nunca nos cuestionamos si esas premisas eran correctas o nos llevarían por un camino de congruencia y armonía. A veces, son las fantasías las que nos envían directo al camino de la angustia; las cosas no suceden y la gente no responde como queremos que lo hagan o como nuestros sueños nos indican que deberían ser o responder.

Por ello, la paz no puede provenir de ideas, pensamientos, actitudes ajenas. Tal vez podemos encontrar consuelo, voces que reflejen lo que necesitamos escuchar para llegar a nuestra verdad y a nuestro centro interno de paz, pero no podemos importar experiencias ajenas a nuestra realidad para encontrarla. Se trata de un camino único e individual, lleno de baches y sorpresas, y por cuyo recorrido es necesario transitar en solitario para verdaderamente encontrar nuestras propias definiciones y sentidos. Se puede pedir ayuda, buscar con la mirada alternativas y se vale querer compañía. La cuestión es que el resultado final -en cuyo proceso está la respuesta- sólo lo podemos vivir en nuestro interior.

Nuestra paz está impregnada de nuestros colores -es inevitable- de nuestras texturas, nuestras búsquedas, nuestros silencios y nuestros encuentros. Nuestras carencias y realidades definen el camino y por ello, solamente nosotros podemos darle forma.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Agradecida el 8 de marzo

El 8 de marzo es un día emblemático para nosotras: se festeja el Día Internacional de la Mujer. La fecha siempre me emociona y da gusto, pero no sólo por esta conmemoración, se suma un hecho crucial en mi vida: es mi cumpleaños.

Debo decir que este año pasé la fecha particularmente feliz. Podría decir que el sol está saliendo en mi vida en muchos sentidos y MI día fue particularmente especial. Los últimos años los 8 de marzo transcurrieron entre azul y buenas noches, es decir, fluctuando en diversos grados de tristeza. Ayer, por primera vez en muchos años, disfruté el día y el hecho plenamente.

Me siento profundamente agradecida con la vida y quiero compartir con ustedes la lista de cosas por las que doy gracias el día de hoy:

  • Agradezco estar viva y rodeada de personas amorosas con quienes compartir mis días, locuras, insomnio y proyectos.
  • Mi familia es una bendición, disfruto sus matices, altibajos y particularidades.
  • Jack, Morgan y Zúcaro envuelven mis días en ronroneos multicolores que no cambio por nada en este mundo.
  • Agradezco el cansancio que indica que tengo un cuerpo capaz de llevarme a todas partes y de sentir el exceso de mis actividades, manifestándose y exigiendo un poco de reposo de vez en cuando.
  • Mis amigas y amigos son una prueba de que alguien en este Universo me quiere y ha puesto a estas maravillosas personas a lo largo de mi camino.
  • Puedo reír hasta sentir dolor de estómago, quiere decir que siento y que aún hay cosas que me sorprenden y disfruto.
  • Los días de sol, con el cielo transparente y diáfano, me hacen sentir parte del Todo y en armonía con el mundo.
  • Las coincidencias, casualidades y sincronicidades en mi vida me dicen permanentemente lo afortunada que soy.
  • Los lentes que estoy volviendo a usar son una prueba de que puedo ver y de que he leído mucho, hasta el punto que mis ojos necesitan ayuda ya.
  • El encuentro ¿o reencuentro? que hace a mi alma saltar de un lado al otro como un pequeño niño que hubiera encontrado a su mejor amigo de la infancia y no pudiera dejar de sentir júbilo y emoción.
  • Los desvelos voluntarios son una prueba de que hago cosas en la vida que disfruto: trabajar hasta tarde o estar en compañía de personas por quienes vale la pena perder el sueño.

Estoy viva y, simplemente, lo quiero agradecer.


Gracias a la vida, versión original con Violeta Parra.




Para el espíritu festivo que traigo encima, Colgando en tus manos...