jueves, 26 de agosto de 2010

La cibervida

Qué curiosa sensación la de vivir la vida en internet. Evidentemente, hay muchas formas de transitar las horas y los minutos de nuestra existencia, pero las redes sociales, los blogs y twitter han creado una nueva experiencia vital. Me explico.

Sin salir de casa, o bien estando fuera pero pegado a la Blackberry, puede uno estar y sentirse perfectamente conectado con el mundo. Es más, hasta puede uno tomarse un café e instalarse frente a la pantalla del aparato preferido (computadora o teléfono) y conversar. Los comentarios pueden ser de 140 caracteres o bien, de algunos párrafos, pero el hecho es que sin ver a las personas y sin hablar con ellas directamente, puede uno estar en contacto y comunicarse.

Recuerdo cuando era niña, jajajaja hace "algunos" añitos, mi abuela y mi madre me regañaban por estar "colgada" del teléfono. "Mejor vete a tomar un café o invita a fulano o fulana a la casa, el teléfono es para emergencias, no para hablar de cualquier cosa." Hoy, esas frases, podrían aplicar, pero de hecho, no tienen sentido. La comunicación hoy se da a todos los niveles, a todas horas y sobre todos los temas.

En medio de una ráfaga de tuits, puede uno leer y escribir sobre todo: chistes, comentarios sobre política, hacer consultas, promocionar una idea, plantear una duda, promover el cuidado y rescate de un perro o un gato, solicitar que se done sangre en un hospital en Querétaro, en fin. Se puede dar todo tipo de información en poco tiempo. Se queda uno con la sensación de haber conversado con una infinidad de personas, cosa que es de hecho cierta. De la misma forma, parece que uno tiene ya muchos interlocutores y hay quienes inclusive, les llama amigos. Yo no llego a tanto, aunque confieso -como ya lo he dicho aquí- que en la blogósfera he encontrado verdaderos amigos, entrañables y queridos. He conocido y participado en reuniones de Twitteros y gracias a las redes sociales y a mi creciente activismo en internet, he conocido gente "real" extraordinaria, proyectos de primera y estoy participando en cosas absolutamente increíbles.

Lo curioso, sin embargo, no desaparece. Desde un espacio intangible, pero real, podemos interactuar con otras personas sin salir de la oficina o de casa, saber qué sucede en el mundo y estar perfectamente enterados de todo. Esto es un paraíso para los ermitaños y para las personas a quienes no les gusta socializar cara a cara pero que son perfectamente "cibersociales".

En fin. Una reflexión de café a media tarde.

Imagen: sbi-secureit

Día del Blog 2010: Mesa redonda "Mujeres y Tecnología"

Como los últimos años, es menester festejar el Día del Blog, y este año la celebración será el próximo domingo 29 y el martes 31 de agosto. ¿Ya se prepararon?

Pues en Conversaciones de Café estamos con la mesa puesta y listísimos. Los invito a formar parte de las actividades y a seguirme en una mesa redonda en la que participaré a las 14:30 horas (México).

El tema de la Mesa es: Mujeres y Tecnología y estarán presentes también Laura Corvalán (Argentina), Begoña Miguel (España) y Cintia Días (Argentina). Pinta para ser algo interesante y divertido. Será un gusto también saber que mis amig@s me acompañarán en la cibermesa.

Los datos, detalles, programa y manera de acceder pueden encontrarlos en este link.

Por cierto, nos están pidiendo que sugiramos blogs para hacer el blogroll más completo que existe hasta el momento. Como se vería muy mal que me recomendara a mi misma, quisiera pedir a alguno de ustedes -por supuesto si no tienen inconveniente y les parece una buena propuesta- que recomendaran a Conversaciones de Café para que forme parte de la lista de blogs de habla hispana que se está constituyendo.

Hay dos maneras de hacerlo: Si eres twittero, hay que escribir un tuit que tenga el hashtag #mis5blogs seguido del nombre "Conversaciones de Café" y la dirección del mismo ( http://conversacionesdecafe.blogspot.com) o bien acceder a la página, que es ésta, y hacer la recomendación.

Me entusiasma el festejo y quisiera que cada día hubieran más voces expresándose en la blogósfera. Vamos despacio, pero estamos llegando lejos....y ¡esa es la idea!

¡Saludos y nos vemos el domingo!



Los horarios para la Mesa en otras latitudes de habla hispana: Argentina y Uruguay: 16h30 / Bolivia, Chile, Cuba, Paraguay, Puerto Rico, Rep. Domunicana y Venezuela: 15h30 Colombia, Ecuador, Panamá, México, Perú: 14h30 / El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Costa Rica: 13h30/ España: 18h30

lunes, 23 de agosto de 2010

Entre apagones, focos y vampiros de energía

Ultimamente se ha puesto de moda hablar de vampiros: Crepúsculo, vamps, darketos, ladrones de energía, vampiros emocionales. En fin. La gama es amplia y las referencias diversas. Supongo que Bram Stoker estaría feliz en este tiempo pues encontraría una infinidad de variaciones sobre su tema favorito.

Empezaré por explicar mi definición de un vampiro: cualquier idea, objeto o persona que te roba energía. Esto, por supuesto, va en contra de otras definiciones, pero quiero hacer referencia a lo que encuentro son los tres grandes vampiros-ladrones de energía.


Personas-vampiro. ¿Alguna vez han estado con personas cuya compañía resulta desgastante y al final del encuentro nos sentimos cansados? Pues les tengo noticias. Son personas "vampiro" que te han robado la energía. No lo hacen, todas, de manera consciente. Son estas personas que siempre ven el lado oscuro de todo o están permanentemente deprimidas o simplemente, son incapaces de encontrar el sol en un día despejado. ¿Qué haces con ellas? ¿Tratas de convencerlas de que el sol existe y que no deberían estar tristes? Meterse a esta titánica labor es, francamente, desgastante.

La cuestión, en estos casos, es que estas personas nos roban el bienestar porque nosotros se los permitimos. Existen soluciones para esta situación, desde la práctica de Reiki o QiGong, hasta la meditación, pasando por la terapia o la visita a médicos holistas. El hecho es que el mantener nuestro nivel de energía y cuidarla depende de nosotros, no de que las personas incapaces de generar su propia felicidad decidan hacerse responsables de si mismas. (Les dejo el link del Dr. Bruce Goldberg, quien hace una interesante reflexión al respecto.)

Ideas-vampiro. Son todas esas ideas que se convierten en acciones y nos drenan la energía. Claramente una de ellas es el miedo y la otra el desamor, ambas con sus diversas manifestaciones, y en última instancia, ambas son dos caras de la misma moneda. El miedo se refleja muchas veces en ira, enojo, temor, rencor, rabia, depresión, tristeza. El desamor se proyecta en actitudes revanchistas, crítica, venganza, etcétera. Lo que ambas manifestaciones tienen en común es la incapacidad de generar tranquilidad y permitir a quien las experimenta vivir en paz. La ansiedad y la angustia son emociones que desgastan y roban energía.

Ahora bien, se trata aquí de emociones que difícilmente manejamos y con las que nos hemos acostumbrado a vivir. Es más, partimos del hecho de que el "estrés" es algo normal en nuestra sociedad y hasta tomamos medicamentos para combatirlo. Si tan sólo nos diésemos cuenta de que el estrés no existe, sólo existen personas con pensamientos estresantes.... y aquí me acerco al tema central de este punto. Lo que nos roba energía son nuestros pensamientos y creencias limitantes y aquellas que nos hacen desarrollar acciones y actividades compulsivas. ¿Te has dado cuenta de cuántas veces al día revisas tu correo, el marcador de tu blog, las respuestas de twitter, las llamadas perdidas de tu celular....y un largo número de acciones a las que te has acostumbrado de manera cotidiana y que en realidad no mejoran tu calidad de vida?


Aparatos-vampiro. Este tercer tipo de vampiros es también cotidiano en nuestra vida y se trata de los aparatos con los que nos hemos acostumbrado a vivir en casa y en la oficina. Aquí se incluyen los electrodomésticos que, literalmente, roban energía aunque no estén siendo usados (microondas, stereos) y los que generan campos electromagnéticos dañinos para la salud de nuestro cuerpo. (Datos de la Organización Mundial de la Salud). Según la Agencia Internacional de la Energía, en la mayoría de los hogares el consumo de energía derivado de mantener los aparatos en standby supone entre un 5 y un 10% del total de la energía consumida, mientras que en oficinas supone una cantidad mucho más significativa.


El tema de fondo, en cualquiera de los tres casos, es reconsiderar un hecho del que hablamos poco y con el que estamos aún menos familiarizados, y es que somos seres de energía. El nivel en el que la mantenemos, su calidad y frecuencia vibratoria depende de nosotros. El saber que existen variables que afectan nuestra energía, y por ende nuestro equilibrio y salud, es una premisa para cuidarla y empezarnos a hacer responsables de la calidad de nuestra vida, nuestros pensamientos y nuestras acciones.

¿Qué opinan?

lunes, 16 de agosto de 2010

La Huella digital de Conversaciones de Café

Pues acabo de descubrir gracias a @evasander que las palabras, contrariamente a lo que nos han dicho siempre, no se las lleva el viento. En internet, dejan una huella muy clara e imborrable. Sabiendo eso, decidí aventurarme a explorar la huella de Conversaciones de Café, y di con esto:

domingo, 15 de agosto de 2010

Give it to me



Como siempre, Madonna tiene esa enorme capacidad para generar emociones e ideas en cuanto uno la ve, escucha y percibe. Va una nube de palabras que vienen a mi con esta canción:

Por la orilla del abismo

Caminaba por la vida como si estuviese a la orilla de un abismo. Siempre había sido así, no recordaba si alguna vez había tenido otra sensación. El estómago hundido, la respiración contenida, un vértigo permanente avisando la altura de la caída, la tensión. Siempre.

Para ella la vida representaba una sucesión de pruebas en la que se jugaba todo: la alegría, el futuro, la esperanza, las posibilidades. Cada encuentro, cada abandono, cada inicio, cada final se vivían en la sutil frontera entre la tranquilidad y la tempestad. El pulso acelerado, la mirada furtiva buscando salidas en cuanto entraba a un lugar o a un momento. Jamás podía estar en paz, eternamente viendo hacia el siguiente segundo, sintiendo como se le iba el presente entre los dedos y anticipando la próxima despedida.

Su vida era una sucesión de partidas. Caminaba con cuidado para no caerse del lado del precipicio y a veces se preguntaba qué sucedería si simplemente se dejara ir y pusiera fin a todo, de una vez y para siempre. Ese era su sueño. Esa su fantasía.

Soñaba con días en que pudiera respirar sin tener conciencia de ello. En que pudiera caminar sin el temor de un tropiezo que pusiera fin anticipado al inevitable momento que se daría eventualmente. Anhelaba una exhalación libre, sin prisa, sin temor, sin nostalgia del futuro.

El abismo era, muy a su pesar, el sustantivo que definía el verbo de su vida.



jueves, 12 de agosto de 2010

Templanza y amor: solución para la confusión


No sé si les ha pasado, pero hay momentos en la vida en que siento que el universo me envía mensajes, señales y respuestas a las dudas y circunstancias que vivo. Estos llegan por las vías más diversas: personas, letreros, mensajes, correos, hasta comentarios en este blog o escuchando una conversación ajena.

Hoy en la mañana me llevé una hermosa sorpresa, y descubrí que la templanza y el amor son las respuestas a este momento de mi vida. Redescubrí hoy el valor de la templanza como esa virtud y capacidad de ver las cosas tal cual son y de mantener sobriedad, suceda lo que suceda en el mundo. Estar alineados con nuestras verdaderas necesidades para poder vivir con y en congruencia. Dejar pasar y despedirse de las fantasías que produce el ego y que surgen de nuestras propias carencias. Hay una gran diferencia entre vivir y relacionarse desde las carencias y hacerlo desde el crecimiento. Es una manera de permanecer fiel a uno mismo.

El amor como esa capacidad de buscar lo mejor en uno mismo y en los otros, suceda lo que suceda. El amor no puede dosificarse, racionarse o darse a cuenta gotas. No sé qué es, pero no es amor. Se tiene y se da, simplemente. El amor es libre y no puede vivir en una jaula.

En este planeta lleno de confusión, odio, desamor, desencuentros, violencia y demás vibraciones que conectan al ser humano con lo más bajo a lo que puede aspirar, buscar vibrar en una frecuencia de amor y construcción es un desafío que vale la pena.

¿Estar en un lodazal es una justificación suficiente o necesaria para dejar de aspirar a ser una mejor persona? No pueden ser las circunstancias las que definan a qué nivel queremos vibrar como personas. Eso es algo personal, único y forma parte de nuestra libertad. Si alguien quiere vibrar en el odio, el desamor, la incomprensión, la violencia, es su decisión. No implica bajo ninguna circunstancia que debamos seguir sus pasos.

Por eso el temple y el amor de la mano pueden ser una de las mejores combinaciones para hacer de este planeta un mejor lugar y de nuestra vida un trayecto que valga la pena vivir.

miércoles, 11 de agosto de 2010

#Cuentuitos de agosto

Estos son los Cuentuitos que se han acumulado en mi TL de Twitter.

#cuentuitos Cuando abrió los ojos descubrió que su pasado no existía y que el futuro no lo podía tocar. Se quedó a vivir en el presente.

#cuentuitos Descubrió que su soledad estaba poblada de muertos.

#cuentuitos Siempre había escuchado que no sabía amar. En realidad, lo que no sabía era recibir amor.

#cuentuitos Pasó cada día de su vida esperando el momento preciso, hasta que descubrió al final del camino, que todos lo habían sido.

#cuentuitos Era una paradoja de su mundo; mientras más se acercaban, más grande era la distancia entre los dos.


#cuentuitos. ....y seguía buscando el sol, a pesar de la lluvia.

#cuentuitos Nunca se dio cuenta de que existían el día y la noche....decidió vivir en la oscuridad desde el primer momento.

#cuentuitos.Se preguntaba incesantemente por qué las palabras eran tan distintas a la realidad. Debían representarla, pero no era así..

#cuentuitos Creía más en su fantasía que en la realidad. Se había convertido en un problema, esperaba cosas que nadie le podía dar.

#cuentuitos. La cercanía virtual no era más que un triste paliativo para negar la lejanía real.

#cuentuitos Si te quiero es porque sos mi amor, le dijo. Cállate, le respondió, Benedetti ha muerto.

#cuentuitos Se emborrachaba con el autoengaño y llevaba de paseo a la simulación.

#cuentuitos La llevó a nadar a un lago de mentiras en donde la ahogó lentamente.

#cuentuitos Seducido por la soberbia y la arrogancia, empeñó la verdad.

#cuentuitos. Sus palabras sonreían con la sarcástica mueca de la traición.


martes, 10 de agosto de 2010

¿Quién engaña a quién?

A propósito de Luz Casal... la eterna pregunta. ¿Quién engaña a quién? El que miente o el que le hace creer al mentiroso que en efecto, lo está engañando.



Y aquí va la letra de la canción:

Tú juegas a quererme,
yo juego a que te creas que te quiero,
buscando una coartada
me das una pasión que yo no espero
y no me importa nada.

Tú juegas a engañarme,
yo juego a que te creas que te creo,
escucho tus bobadas
acerca del amor y del deseo.

Y no me importa nada nada
que rías o que sueñes,
que digas o que hagas.
Y no me importa nada
por mucho que me empeñe estoy jugando
y no me importa nada.

Tú juegas a tenerme,
yo juega a que te creas que me tienes
sereno y confiado, invento
las palabras que te hieren
y no me importa nada.

Tú juegas a olvidarme,
yo juego a que creas que me importa,
conozco la jugada,
sé manejarme en las distancias cortas.

Y no me importa nada nada
que rías o que sueñes
que digas o que hagas.
Y no me importa nada
Por mucho que me empeñe
Estoy jugando y no me importa nada.

Y no me importa nada
que tomes o que dejes,
que vengas o que vayas
Y no me importa nada...
que subas o que bajes
que entres o que salgas...
Y no me importa nada...

lunes, 9 de agosto de 2010

Brilló, valiente, la estrella en su soledad

Ayer observaba el cielo de domingo, en esa hora en que la vida se tiñe de azul y la tarde te avisa que la noche llegará en cualquier momento. Un día sin colores, vestido principalmente de gris con manchas blancas y con una larga bufanda de agua apareciendo y desapareciendo de manera intermitente.

Día de pocas palabras. Día de poca alegría. Día de soledad.

Justo cuando el paisaje de mi ventana comenzaba a transitar del gris pálido que antecede a la oscuridad al azul marino que se apropia de los sueños y cuando aún quedaban algunas nubes de manchones negros, apareció solitaria, única, valiente, brillante, una estrella.