martes, 27 de septiembre de 2011

El País de las Maravillas en Miniatura

Esta es una de esas pequeñas grandes maravillas creadas por el ser humano. Si quieren recorrer el mundo en tren, a escala, y pasar de Las Vegas a Suiza sin salir del mismo cuarto, no dejen de hacer este maravilloso recorrido por Wonderland en miniatura.




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 25 de septiembre de 2011

Sobre la Paz en Proyecto 40


El miércoles pasado, con motivo del Día Internacional de la Paz, fui invitada a participar, junto con María Elena Morera, en el Programa El Debate. Pensar México dirigido por Vivian Silberstein.

Un honor haber estado con ellas y tener la oportunidad conversar sobre la paz y qué podemos hacer desde nuestras trincheras para construir un discurso a favor de la paz y dejar atrás en el imaginiario colectivo y en nuestros días y noches el discurso sobre la violencia.

Les invito a verlo y a dejarme sus comentarios. Me interesan mucho.


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 18 de septiembre de 2011

Delicias en 140 caracteres

No hay duda, el ingenio y la creatividad no tienen límite. Si a ellos les sumas las herramientas tecnológicas, las redes sociales y el marketing de género... ¡bueno! El mundo puede ser muy divertido.

Para muestra, un botón: La Campagnola, empresa argentina, ha entendido cómo participamos las mujeres on line y ha conjuntado varias cosas en un simple Tweet. Por un lado, recetas de cocina fáciles y simples, por otro la maximización del tiempo y por si esto fuera poco, está haciendo uso de un espacio en el que la mayoría de los participantes y usuarios somos mujeres....



No te pierdas sus Tweets: @Cocinaen140


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 17 de septiembre de 2011

Oda al Gato


Oda al Gato
Pablo Neruda


Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.







Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

viernes, 16 de septiembre de 2011

El papel de internet en la Primavera Arabe como pretexto para hablar del 2012 en México

Estoy preparando una ponencia para un seminario en el que participaré el próximo jueves: Los claroscuros de la Democracia en México. Democracia, procesos electorales y ciudadanía rumbo al 2012. Me invitaron, como pueden imaginar, a conversar sobre el impacto de las TICs e Internet en el proceso que viviremos el próximo año. Estoy recopilando información, actualizando datos, haciendo algunas comparaciones analíticas entre países, en fin. Además de preparar los contenidos, estoy haciendo una superpresentación (si no me echo porras yo, ¿quién?) y en el proceso di con este video que me pareció interesante.

En efecto, coincido con el entrevistado del Council on Foreign Affairs, el impacto de Internet en las revoluciones del norte de Africa y Medio Oriente ha sido importante, como en su momento lo fueron los mensajes de texto para la Revolución Naranja que impulsó a Yuschenko en Ucrania. La comunicación es central en estos procesos, y que puedan darse a conocer de primera mano por quienes los están viviendo en tiempo real hace una gran diferencia. Es el presente haciendo historia y el resto del mundo (con acceso a internet) siendo testigo. De igual forma, la información que transmiten quienes hacen uso de las TICs se convierte en noticia para los medios tradicionales, que se transforman en caja de resonancia de la misma y permiten que llegue a quienes no están conectados a la red.

En fin. Internet y las TIC son factores necesarios y coadyuvantes de estos cambios, pero no los que explican por si mismos las transformaciones. Son uno de los elementos de la nueva estética revolucionaria de nuestro tiempo, pero no el factor que explica el cambio en su conjunto. El desempleo, la relación de los gobernantes con las fuerzas armadas y los empresarios, la edad de la población, el nivel de marginación y un largo etcétera tienen que sumarse al cuadro para comprenderlo en su complejidad.

Si tienen algún video que les resulte interesante sobre el tema, agradecería mucho que me lo hicieran saber. ¡Gracias!




Por cierto, si les interesa asistir o vernos por internet: aquí está el cartel del Programa. Habrá expositores de primera (jajajaja, modestia MUY aparte).



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Fiestas patrias mexicanas

El famoso día del Grito en México, 15 de septiembre considerado Fiesta Nacional, los mexicanos conmemoramos la Independencia del país. Podemos observar el festejo y la fecha desde, por lo menos, dos ópticas: en una nos preguntamos si hay algo que festejar o festejamos y punto.

Si nos preguntamos si hay algo que festejar, podemos decir que no mucho, pues ¿pará qué nos ha servido la Independencia (y después la Revolución, mmmmm) si la mitad de la población de nuestro país vive en la extrema pobreza y ahora sumamos a nuestras historias cotidianas la violencia que vive agazapada a la vuelta de nuestras casas esperando el momento de hacerse presente. Es más, hay quienes dicen que si no nos hubiésemos independizado hubiésemos sido campeones de football en el mundo....




El hecho es que el Grito de Dolores existió, hemos vivido una historia de cambios, guerras, violencia (que ojo, la vivimos crudamente en la actualidad, pero nuestra historia del S.XIX y del S.XX ha sido muy violenta también, por otras razones, pero la violencia aparece como continuum de nuestro ethos...). No nos gusta decirnos esto, pues nos vemos a nosotros mismos en muchos sentidos como víctimas de la historia, primero de los españoles y después de los gringos y estamos convencidos de que somos gente pacífica....pero cuando vemos la manera de resolver conflictos a lo largo de 200 años (primero te mato a estar de acuerdo contigo o dialogar), de desaparecer opositores de manera silenciosa, de estar dispuestos a "rompernos la madre" en los semáforos por un incidente automovilístico....podriamos empezar a cuestionarnos. Ni qué decir de la violencia intrafamiliar.... esa realidad que no conoce fronteras ni clases sociales, sobre la que las buenas conciencias y las buenas familias no hablan y a la que le llevó décadas enteras reconocer al gobierno que era un problema de salud pública y no una cuestión privada. Los mexicanos tenemos una historia poco pacífica, aunque no nos guste reconocerlo.

Pero decía también que podemos simplemente festejar. Si, a pesar de esta manera poco civilizada que tenemos de convivir, del gusto con que montamos trifulcas en lugar de dialogar (y que no me digan que no, tenemos ejemplos de antología en la Cámara de Diputados....) también tenemos una faceta festiva y cachonda. De la misma forma en que discutimos antes de dialogar, estamos dispuestos a tomar una cerveza o un tequila al menor pretexto y hacer de un encuentro una fiesta. El 15 de septiembre no es la excepción, y hay que decirlo, también sabemos disfrutar. Nos reímos de la muerte, si no, pregúntenle a José Guadalupe Posada. Este día nos sirve para olvidarnos del tráfico que nos enoja, para tomar el coche y salir de puente vacacional a algún lugar y reunirnos con amigos a brindar, reir e ignorar las ocho columnas de los periódicos.

En fin. Los claroscuros del ying-yang mexicano y de nuestra inexplicable complejidad.

¡Viva México!


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Otra reflexión sobre el 11 de septiembre. Respuesta a Renata

En el Blog de Renata, Reflexiones del Espejo, esta talentosa bloguera acepta la propuesta de Mujeres Construyendo para pensar desde nuestras ópticas particulares el 11 de septiembre y escribe un post muy claro y con su característico estilo. Quiero compartirlo con ustedes, así como mi respuesta a su post. Les invito a leerlo. Aquí les dejo mi respuesta:

"Querida Renata,
Tienes toda la razón. La paz empieza en casa. ¿De qué sirve un país que promueve acuerdos de paz y que no detiene la violencia intrafamiliar? ¿Por qué regla de tres habríamos de ser pacíficos si en nuestras acciones cotidianas la violencia es nuestra moneda de cambio?

La paz empieza en los individuos, en lo que respiran, en las ideas con las que se relaciones y en los lentes que aprenden a ponerse para convivir y ver al resto de los seres. Si la visión de esos lentes es utilitaria, da lo mismo lo que se diga, los demás seres que rodean a quién los usa serán irrelevantes. Será una persona que trate con desprecio e indiferencia a los humanos y a los animales con los que convive.

Los lentes del respeto generan imágenes distintas y permiten reconocer la maravilla de la existencia del otro. Ahí, en ese espacio, no cabe la violencia ni la denigración o indiferencia por el destino del otro. Somos uno, todos.


Un abrazo,"




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 11 de septiembre de 2011

11 de septiembre, 10 años después. ¿Qué cambió?


Imposible de olvidar. El 11 de septiembre nos marcó a todos en el planeta, estemos o no conscientes de ello.

Recuerdo bien ese día y los días previos. Recibí una llamada mientras estaba bañándome para ir a la oficina. Salí dejando un rastro de agua desde la regadera hasta el teléfono y después hasta la televisión. "¿Estás viendo las noticias?" "¿De qué me hablas? ¡Me sacaste de la regadera!" "¡Está pasando en Estados Unidos!"

Mi mente voló a toda velocidad y pensé que la llamada se refería a las noticias del viaje del que venía regresando. Unos días antes el Presidente Fox había estado en visita oficial en el país vecino, y todos los que viajamos en la Comitiva y como equipo de trabajo estábamos emocionados por las perspectivas de la relación bilateral. Por fin, una nueva relación equitativa entre México y Estados Unidos. Teníamos unas ganas enormes de que ESA fuera la realidad. Después de la visita oficial a Washington, el Presidente viajó a la Conferencia de las Américas en Miami y de ahí a México. Como el final del viaje coincidía con el fin de semana, decidí pasar ese par de días visitando amigos por allá y regresé el lunes 10 a la Ciudad de México.

Al prender la televisión y ver las noticias no entendía absolutamente nada de lo que estaba sucediendo. Una de las Torres Gemelas en llamas y un par de segundos después un avión estrellándose en la segunda torre. ¿Estoy viendo bien? Llegué a pensar, literalmente, que estaba soñando y que en realidad no me había despertado. La voz del otro lado del teléfono me hizo reaccionar y darme cuenta de que no era un sueño.

Mi mente se quedó en blanco para dar paso segundos después a centenares de preguntas. ¿Quién había hecho eso? ¿Qué significaba? ¿Qué pasaría en el mundo? ¿En México? Cambié de canal. Todos los noticieros transmitían las mismas imágenes y no había información en canal alguno que aclarara los hechos. Noticieros, informadores y audiencia: igual de desinformados y confundidos.

Me vestí a toda velocidad y llegué a la oficina. Llamadas telefónicas en el camino. ¿Qué significa eso? ¿Cuál era la posición del gobierno mexicano? ¿Alguien tenía información que aclarese el asunto? Amigos y familia hablándome a mi para saber algo...y yo igual de confundida que todos.

Conforme fueron pasando las horas y dándose a conocer más detalles de los hechos, todo fue aparentemente quedando en claro, al menos en la versión oficial. Lo que había sucedido había sido producto de un atentado terrorista, sentí frío. En alguna parte apareció la noticia de que quienes habían estrellado uno de los aviones contra las Torres Gemelas habían salido del aeropuerto de Miami al mismo tiempo que estaba yo en él, haciendo tiempo para regresar a mi país. Los amigos que estaban en NY ¿estarían bien? No se sabía nada de ellos. Incomunicados. Muchos mexicanos, como muchas personas de todas partes del mudo y estadounidenses, habían muerto en ese terrible hecho.

____________________

Hoy, diez años después, recuerdo esos momentos como si hubieran sido ayer y me pregunto qué tanto ha cambiado el mundo. En 1989, cuando se derrumbó el Muro de Berlín, tuve la certeza de que los referentes a partir de los cuáles había estudiado al mundo y la teoría de las relaciones internacionales fundamentada en un mundo bipolar había llegado a su fin. ¿Cómo podía explicarse el mundo? ¿Como un espacio multipolar? ¿Había llegado el final de la historia que en su momento augurase Fukuyama? ¿Qué significaba en 2001 que el terrorismo hubiera llegado al corazón del Imperio Americano y tocase sus símbolos hasta desintegrarlos y dejarlos como polvo?

Diez años después veo un mundo sumergido en la violencia, nadando en un universo de información que no aclara nada y en la cual se mezclan la ignorancia "informada" y la falta de brújulas para navegar en esta realidad. Los viejos enemigos son ahora amigos, los enemigos son indefinibles y tienen ahora rostro de musulmanes, de la Santa Muerte o de hackers. El miedo ha permeado el vocabulario de todas las personas, la incertidumbre y el temor se han llevado la esperanza de los adultos y le arranca a los niños y a los jóvenes el derecho a tener ilusiones y ganas de un futuro promisorio. El enemigo hoy puede estar en la puerta de madera del vecino de la casa de al lado. Tenemos miedo de salir a la calle. Los delincuentes están en las calles y los que pedimos justicia estamos encerrados tras las rejas de nuestras casas para cuidar nuestra libertad. Vaya paradoja.

El mundo ha cambiado, y sin embargo, muchas cosas siguen igual: 44 millones de personas en el mundo viven en pobreza extrema, en el 2009 el gasto militar en el mundo fue de 1531 miles de millones de dólares, los conflictos armados vigentes hipotecan el futuro de 28 millones de niños en el mundo....

En efecto, cambiaron las certezas del mundo bipolar, pero la violencia, la marginación y el subdesarrollo no han desaparecido. Hay nuevos villanos en el cuento que todos nos contamos, pero los marginados de siempre lo siguen siendo y los males de siempre siguen presentes.

Entonces ¿Qué cambió?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 4 de septiembre de 2011

Los rostros del Cibercrimen

Información que no está de más tener presente....sobre todo para quienes convivimos con y en internet....






Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 3 de septiembre de 2011

Cómo decirnos cosas diferentes los mexicanos. Mi post en Animal Político

Las cosas que nos decimos los mexicanos o
de cómo construir una nueva narrativa nacional



Sé que en un contexto de violencia, lo que voy a decir puede sonar ingenuo, pero si lo que hemos hecho hasta el momento no nos ha posibilitado hacer un cambio, es momento de explorar otras opciones.

Sí, es un hecho que la violencia se está convirtiendo en parte de nuestra narrativa cotidiana. Sin ir más lejos, hace tres semanas asaltaron a una vecina de la misma cuadra y con pistola la bajaron del coche; hace dos al portero del edificio de al lado le robaron un coche mientras movía los autos para dejar salir a un inquilino (a las 9 de la mañana y con un tráfico de aquellos en la calle), ayer hubo una balacera a un par de cuadras de mi oficina y ayer también, me enteré hoy, mataron a un señor y dejaron mal herido a su hijo a una cuadra de mi casa. Por cierto, no vivo en Iztapalapa, que se supone que es una de las delegaciones más violentas y violentadas en la Ciudad de México.







Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau