martes, 24 de diciembre de 2013

¡Felices Fiestas!


Deseo que disfruten mucho estas fiestas en compañía de los seres que aman. Que el amor, de verdad, se manifieste en lo que hagamos y vivamos, independientemente de lo que hagan l@s demás. Es nuestra elección lo que decidimos hacer con nuestro corazón. 
Si en su casa llega Santa Claus en estos días o el Niño Jesús lleva regalitos… tengan cuidado con quienes pueden beberse y comerse los dulces que les dejan….¡Uno nunca sabe para quién trabaja! 

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos. Es un gusto compartir este espacio con Ustedes.
@LaClau




sábado, 21 de diciembre de 2013

Sobre las Abuelitas en Internet

La Abuela Bloguera de Mujeres Construyendo, Bertha, tiene muchas ganas de cerrar el año -y empezar el 2014- "sacudiendo" su Grupo Abuelitas en Internet. 
Nos comparte un pensamiento: 
"El grueso de los últimos comentarios en "Abuelitas en Internet", fue en septiembre, noviembre y diciembre de 2009 !!!!!. Hubo un foro de discusión en Junio de 2010 !!!!. Qué estancadas y tristes se han quedado las Abuelitas por tantos años. Invito a todas las abuelitas más jóvenes ó menos jóvenes a participar y llenar de vida esta página. Y también invito a las futuras abuelas a compartir sus dudas y sus puntos de vista. Bienvenidas todas!!."
Invitamos a las abuelitas, a las nietas y a las hijas a participar en este grupo para apoyar y fortalecer el trabajo de las valiosas y maravillosas abuelas que tienen aún ganas de aprender, enseñar y atreverse a explorar no sólo la blogósfera, sino el universo entero de internet y las TIC. 
Si conoces a una abuelita, hija o nieta que deba formar parte de este grupo,¡invítala! o si eres tu misma...¡súmate! 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 8 de diciembre de 2013

Dedicado a mi bibliófilo favorito

Esta semana Miguel Angel Porrúa, heredero de una importante tradición editorial en México y en el mundo de habla hispana, recibió el premio al Bibliófilo del año otorgado por la Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Comparto con ustedes el post que escribí al respecto en mi blog de Animal Político. 

Imagen:iberlibro.com

"Quien tiene la fortuna de conocer a Miguel Angel Porrúa, quien hoy recibe en la FIL Guadalajara el Homenaje al Bibliógrafo, sabe que en su alma hay un ser curioso, permanentemente inquieto, dispuesto a embarcarse en todo tipo de aventuras con tal de descubrir los materiales, las tintas y las texturas que envuelven las palabras que durante siglos han descrito realidades de todos los tiempos y que guardan verdades descubiertas o por descubrir."




Como siempre, bienvenidos los comentarios.

¿Quién es el tuyo?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 1 de diciembre de 2013

Bloguera por seis años


Cada año me sorprende…..¡Bloguera por seis años!

Mis dedos se  mueven nerviosos sobre el teclado de la computadora aún. Las palabras viajan de mi cabeza a la pantalla y las ideas fluyen a veces y otras se esconden.  Han habido tormentas, temblores, encuentros, pérdidas, desencuentros, alegrías, vino, lágrimas,  caricias, enojos, frustraciones, compromisos, desencantos, dolor, amor….

Han pasado todo tipo de días por Conversaciones de Café, con sus respectivas noches y correspondientes emociones. No ha habido un solo día igual.



Veo el archivo de mis entradas y veo números cambiantes:

  • En 2007, 34 entradas.
  • En 2008, 314;
  • En 2009, 194;
  • En 2010, 155;
  • En 2011, 100 (zas);
  • En 2012, 51 y en este 2013 llevo 26.


Mi primer pensamiento es: ¡Cómo has descuidado TU blog! Respiro, me regaño a mi misma y tengo un segundo pensamiento: estás cumpliendo 6 años…. Y el promedio de vida de un blog son…¡seis meses!  Es un gran logro.

Han cambiado los diseños, los temas –o al menos el énfasis- y sobre todo, mi vida. Paradójico también observo que han cambiado cosas y sigo siendo la misma… y el blog es un reflejo, un testimonio silencioso y muy comunicativo al mismo tiempo, de este hecho.

He dejado de publicar aquí, pero por otro lado, han aumentado las publicaciones que hago en Mujeres Construyendo y desde mayo del 2011 me inauguré como bloguera de Animal Político con mi blog Animatrix.

Caray, simplemente…. no he dejado de bloguear.

(Pequeña gran lección sobre la importancia del enfoque que le da uno a las cosas y de aquella frase tan conocida: “todo depende del cristal con que se mire”.)

En fin. Que traigo el pastel con seis velas para Conversaciones de Café y  para el rincón bloguero de mi alma.

Gracias por compartir estos años conmigo, por leerme, compartirme, escribirme, criticarme y desafiarme a dar lo mejor de mi (o simplemente dar algo de mi) en este espacio.  



Mascotas y violencia doméstica

Las mascotas son víctimas colaterales de la violencia contra las mujeres. Cada año mueren un millón de mascotas en Estados Unidos como consecuencia de la violencia que ejercen los agresores de sus dueñas , quienes son mujeres que han sido agredidas física o sexualmente por hombre violentos.  

A los perros, gatos y animalitos en general, se les usa como herramientas para ejercer violencia hacia quienes les aman: niños, mujeres, hombres también. "Si no haces lo que te digo lastimo a tu gato". Matarlos y torturarlos también es una manera de amenazarles. 

Existe una estrecha relación entre la violencia que se ejerce contra las mujeres y la que se ejerce contra los animales, y viceversa.  Mi post en Animal Político se trató sobre esto, a propósito de que en noviembre se conmemora el Día Internacional de la No violencia hacia las mujeres. Mientras no se aborde el tema de la violencia desde una óptica global, seguiremos enfrentando esta dolorosa realidad de manera incompleta y la violencia seguirá ejerciéndose sin ponerle fin.


Les invito a leerlo y a dejarme sus comentarios. 


"De la mano de la violencia que viven las niñas y las mujeres, camina la violencia contra los animales, tema que es considerado por muchas personas como un asunto “irrelevante”, preocupación exclusiva de los y las activistas y que para los tomadores de decisiones, resulta innecesario incluir en el fenómeno general de la violencia…"




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

lunes, 4 de noviembre de 2013

La escalera de la violencia

Sigo sin entender que exista tanta indiferencia en la sociedad ante la violencia contra los animales.  Aún recuerdo, siendo niña, haber escuchado a un compañerito contar cómo había metido un pollito a la licuadora y "lo feo" que había quedado, o escuchar que "para experimentar" alguien había metido a un gato al horno de microondas.  

Hace no mucho en las redes protectoras de animales se supo de un niño que amarraba a los perros que tenían la desgracia de cruzarse en su camino, en alambres de púas y torturarlos. Las autoridades locales,  no recuerdo en este momento el estado de la República en el que esto sucedió, no "podían hacer" nada. No sé qué me puso peor: que un niño de no más de 11 años hiciera esto. ¿Qué estaba viviendo en su casa para tener este comportamiento? ¿Qué tipo de familia permitía que un niño hiciera esto? ¿Qué nivel de ignorancia tienen las autoridades para no darse cuenta del abuso en contra de los animales y no hacer nada, y qué miopía para no darse cuenta de la criminalidad latente en este pequeño? El no hacer nada en el presente implica dejar crecer un problema de salud pública doble: la violencia contra los animales y el no tomar medidas precautorias para cuidar a un criminal potencial. 

He encontrado un par de vídeos elaborados por Muro que quiero compartir y me gustaría no sólo que me dejaran su opinión, sino que si les interesa, también los pudieran difundir.








Lo que tienen en común TODOS los asesinos seriales es el maltrato y violencia hacia los animales. Empiezan con seres pequeños y poco a poco van matando seres de mayor tamaño, hasta llegar a los humanos.
Démosle voz a quiénes no la tienen.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 2 de noviembre de 2013

viernes, 1 de noviembre de 2013

Mujeres y tecnología a ritmo de Merengue

A mediados del mes de octubre  tuve la oportunidad de participar como parte de la Delegación mexicana que participó en la XII Conferencia sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL. Este año estuvo dedicada al impacto de las TIC en el empoderamiento de las mujeres y que tuvo lugar en República Dominicana.

Además de aplaudir que una Conferencia de esta relevancia estuviera dedicada a un tema tan relevante en la agenda internacional actual, debo decir que fue muy estimulante conocer mujeres de toda la región comprometidas con las dos agendas: la de género y la digital.

Regreso doblemente convencida de que hoy en día no puede pensarse en el desarrollo equitativo en el mundo si no se toman acciones concretas y específicas, y si no se construyen políticas públicas que abiertamente promuevan la incorporación de las mujeres a la economía global y a la economía del conocimiento.

Se presentó un video en la Conferencia que quiero compartir aquí y el cual les invito a ver.




Aquí está el enlace al Consenso de Santo Domingo. Es un documento valioso cuyas propuestas, si son consideradas por los países participantes, contribuirán a la incorporación de las mujeres a la economía y posibilitarán que hablemos -en serio- de la inclusión y la equidad.


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 13 de octubre de 2013

Las satisfacciones que me ha dado ser bloguera


Nunca me hubiera imaginado ese 21 de noviembre del 2007, cuando escribí mi  primer post, que unos años después ese paso me iba a abrir tantas puertas y me iba a dar tantas satisfacciones.

Ser bloguera para mi se ha convertido a lo largo de este tiempo en un compromiso, en una faceta de mi vida sin la que ya no puedo concebirme. Una vez que abrí  la ventana de la blogósfera, una vez que aprendí a usar de nueva cuenta mi voz, no puede ni callarme ni cerrar esa ventana.


No sólo he conocido un mundo fascinante, lleno de talento, espacios por explorar y cosas por inventar: internet. He conocido un universo, literalmente, de personas con quienes comparto ideas, movidas por sus pasiones e intereses y con ganas de hacer del mundo –no virtual- algo mejor.

Resulta que en mi deambular bloguero me conecté con realidades que no imaginaba, aprendí a observar el mundo desde una óptica particular: la de las tecnologías de la información y la comunicación y fortalecí mi compromiso con al equidad y la igualdad. ¿Cómo se dio esta conexión? No sé si podría explicarla, sólo sé que investigando, navegando, conversando, escribiendo, blogueando aprendí que hay una agenda de género en la agenda digital y una agenda digital en la agenda de género.  Descubrí, y esto no habla más que de la inmensa ignorancia que mantuve durante años sobre el tema, la importancia de esta poderosísima herramienta que es internet para el empoderamiento de las mujeres y del inmenso potencial que tiene aún por explorar para generar mayores beneficios para hombres y mujeres. (Los temas de género, no está de más decirlo, no son exclusivos de mujeres. Los asuntos sobre la equidad y la igualdad con relación a las mujeres, así como su desarrollo, no es asunto de mujeres exclusivamente. Es algo que incumbe a mujeres y hombres por igual. A la sociedad en su conjunto.)

De manera natural, asociada a mi propia actividad como bloguera y a la dinámica que Mujeres Construyendo ha detonado, me he conectado con personas talentosas, con proyectos bien valiosos y con actividades nacionales e internacionales que no me hubiera imaginado.  Hacer una lista en este espacio, no cabría, pero tan sólo menciono dos encuentros increíbles de la última semana: mi participación en el 1er Encuentro Internacional de Blogueras que se llevó a cabo en la Ciudad de México y el 1er Taller conjunto que organizamos ONUMujeres y Mujeres Construyendo sobre el Empoderamiento Económico y uso de las TIC para mujeres.  En dos días da inicio la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe en la que se hablará desde República Dominicana sobre la importancia de las TIC para el desarrollo de la mujer… y sobre la cual les estaré hablando.

En fin. Bien dice el dicho: Si quieres que Dios se ría, cuéntale tus planes. Hace 7 años mi vida parecía tener una dirección diferente, y hoy, disfruto inmensamente el rumbo que ha tomado y lo que he aprendido –y sigo aprendiendo- en el trayecto.  

Literalmente puedo decir que un blog cambió mi vida.






Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

miércoles, 14 de agosto de 2013

Las mujeres de verdad usan Android

Estas fueron las palabras con las que Guy Kawasaki habló de su pasión por Android, del espíritu emprendedor, las herramientas al alcance para fomentarlo y la innovación,  ante las más de cinco mil blogueras que nos reunimos este año en Chicago, en el congreso anual de BlogHer. Una parte del auditorio le aplaudió, otra parte lo abucheó y otras nos reímos al ver nuestras Blackberrys. (Jajaja, confieso que sigo usando la mía, no puedo despedirme de su maravilloso teclado).


También nos dio una conferencia magistral Sheryl Sandberg , COO de Facebook para conversar sobre el liderazgo de las mujeres en el mundo y su propuesta Lean In, basada en el libro que acaba de publicar y que ya está traducido al español.  Tuve, además, la suerte de estar en una reunión en corto  con ella y un pequeño grupo de blogueras de Estados Unidos y otras partes del mundo: India, China, Países Bajos. La mexicana que esto escribe era la única representante de nuestro país.

Por lo pronto, les dejo el enlace para seguir leyendo mi post. Lo publiqué en Animal Político


Y para no dejar, aquí les dejo un par de fotos: una se la tomé a Guy y la otra me la tomaron con Sheryl Sandberg. Valiosa experiencia, la mera verdad.

¿Qué opinas de su trabajo y propuestas?



Guy Kawasaki

Aquí con Sheryl Sandberg

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

jueves, 25 de julio de 2013

Los parques, el vino y las blogueras

Llevo años viajando y hacer la maleta, simple e inevitablemente, me agobia. Envidio a quienes pueden hacerla en media hora y quedarse en paz. 

Para mi es una tortura pensar en todo lo que tengo que hacer, lo que debo ponerme y los atuendos extras en caso de cambio de plan. ¿Qué zapatos combinan con qué, qué aretes, saco, sweater? ¡Uff! ¡Me choca!

Una vez que llego al destino, desempaco, me instalo, me organizo y empiezo a disfrutar el proceso.

Vine a Chicago con filosofía de cebolla: capas de ropa para quitarme y ponerme. Comprobé que había sido una acertadísima decisión. En pleno verano, los vientos de la ciudad hacen temblar a la más plantada y un caminata por Michigan Avenue te hacen sentir en un baño de vapor. 

______________________

Pocas ciudades tan disfrutables en esta época del año como la capital de Illinois. Prometo (o mejor dicho, me prometo a mi misma) regresar de vacaciones la próxima vez, sin un congreso de por medio y sin tener que seguir trabajando a distancia en la oficina. Este lugar lo amerita, y de plano, me lo merezco  :-) . 

Vine a la Conferencia anual de blogueras más importante del país:BlogHer13.  Ver el mundo, la ciudad, los restaurantes, los servicios con ojos de bloguera ha sido muy divertido. 

Existe en estas latitudes una clara conciencia del peso, valor e importancia de las mujeres blogueras. ¿Por qué? Porque son, como dicen aquí, un "driving force", una fuerza,  para el funcionamiento de la economía, del mercado, del consumo, de las decisiones, en otras palabras, del funcionamiento del sistema. Son (somos) líderes de opinión en nuestros respectivos nichos y como tales, somos tratadas.

Nunca como en estos tiempos, fue tan claro que la opinión de una persona -y de muchas unidas- pueden redefinir el rumbo de otras personas, de empresas, de marcas, de proyectos:

Contenido de calidad más un blog = "Que se agarre el mundo"


La fuerza de las ideas sumada a un extraordinario canal de difusión  puede cambiar el mundo, literalmente. 

Es gracioso, todo el mundo quiere quedar bien con ellas. Nada peor que una mala reseña sobre lo que sea; es algo que se trata de evitar a toda costa. 

Estoy pensando seriamente dar un giro y convertir mi blog en uno que hable sobre vino, quesos y comida (¿Conversaciones con una copa de vino?) o de plano, uno de viajes. 

___________________________________________

En el verano, esta ciudad vibra con una cadencia particular.  Los parques hablan y tienen vida propia, con sus maravillosas y originales fuentes. El agua, literalmente, la envuelve y le da un toque especial.



La gente los disfruta, los hace una extensión de su sala y de la parte más acogedora de sus casa y se instala en ellos a leer, a conversar, a escuchar música, a tomar clases de baile, a ver obras de teatro (Shakespeare al aire libre), con quesos variados y una buena botella de vino o cerveza. Los niños y los adultos conviven en un espacio común que tratan como si fuese propio.



En resumidas cuentas, te recomiendo -sin temor a equivocarme- que pongas en tu lista de cosas que hacer en la vida, viajar a Chicago en el verano.

¡No te vas a arrepentir"






¿Qué ciudades te gustan a ti? ¿Te fastidia hacer la maleta como a mi? ¿Disfrutas ser bloguera o bloguero?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau




domingo, 14 de julio de 2013

Una postal desde Río de Janeiro

Regresar a lo cotidiano después de una semana de trabajo en Río de Janeiro no es lo más alentador que existe en este momento. Si, fue trabajo, pero fue Río...

Nada como salir de lo cotidiano para desconectarse, olvidarse un poco del estrés de todos los días y cargar  pilas. 

Fui al Encuentro Latinoamericano de Think Tanks, organizado por la Fundación Getulio Vargas y la Universidad de Pensilvania. Valiosa experiencia compartir visiones, conversar con mis colegas del Continente sobre la realidad de nuestra región y sobre nuestros retos como representantes de Think Tanks en una región en donde no existe la costumbre de consultarles ni incluirles tradicionalmente en la toma de decisiones de políticas públicas. 

Regreso con muchas reflexiones sobre nuestra realidad y con más preguntas -para variar- que respuestas. ¿Realmente somos una unidad en América Latina? Compartimos una región, idioma e historia, sin embargo, entendemos diferente nuestros papeles en la región y tenemos posiciones y políticas encontradas en muchos temas: liderazgo, comercio, organismos internacionales. Somos, sin embargo, una región que ha dejado un interesante legado en materia de derecho internacional, derechos humanos y armamentismo. Somos una zona libre de armas nucleares, el Tratado de Tlatelolco da cuenta de ello y tenemos excelentes muestras de ser capaces de negociar con enorme dignidad conflictos que parecían irresolubles: Contadora siendo uno de los casos. 

Hoy, sin embargo, parece que tenemos más divergencias que coincidencias, lo cual nos plantea un gran reto: retomar el camino de las coincidencia. Necesitamos hacer un ejercicio intelectual, histórico, prospectivo para rescatar nuestras coincidencias -más allá de las diferencias- y aportar lo que tenemos que aportar al mundo.  Leo y observo a mucha gente interesada en destacar la rivalidad entre México y Brasil, realidad parcialmente cierta y parcialmente falsa. Tenemos mutua admiración y hemos tomado caminos distintos en la historia reciente. Hoy el presente nos vuelve a poner en una coyuntura crítica: Brasil detenido con alfileres porque su modelo económico está llegando al límite, México de nuevo de moda.  Más allá de esta circunstancia y momentum ¿qué podemos hacer en conjunto como países y como ineludibles líderes de la región? 

Saliendo de estas reflexiones regionales, y mientras me sale una sonrisa enorme -que quede constancia, pienso en la delicia del espíritu carioca. ¡Cuánta alegría y cachondez de los y las brasileñas! Las noticias daban cuenta de los plantones, huelga y marchas del 11 de julio, sin embargo, la vida siguió su rumbo. 

Inmensa llamada de atención para el gobierno de Dilma, para los gobernantes y para los políticos. La creciente clase media brasileña está diciendo ¡Basta! a la corrupción y los abusos. Queda claro que si el modelo económico no da pasos estratégicos y veloces, las contradicciones del sistema generarán un descontento aún mayor y significará que estamos simplemente viendo el inicio del fin de la burbuja brasileña y del sueño "que estuvo a punto de ser". 

En medio de estas reflexiones, inevitable fue caminar en la noche y  temprano en la mañana antes de salir a las sesiones de trabajo por  Copacabana. Delicia total sentir la suave arena mientras los pies se hunden en la playa y se escucha el inconfundible sonido de las olas rompiéndose unas sobre otras. Ropa de vestir a la orilla del mar; extraña mezcla para un martes en la noche que era un día de trabajo, fuera de casa y de lo conocido. 

Hay que aprender a estar en silencio para escuchar los sonidos de otra realidad: los pasos veloces de los jugadores de fútbol de playa sobre la arena; las porras, los gritos, el melodioso sonido del portugués dicho por muchas personas simultáneamente, los perros -mucha gente paseando a sus canes con arneses por las calles- las sonrisas cómplices de los enamorados que caminan -por el clima y el estilo- con ropa ligera tomados de la mano sobre la inconfundible y ondulante banqueta en blanco y negro.  

A lo lejos la diminuta figura del Cristo del Corcovado, que se ve pequeña ante el tamaño de las montañas que rodean la ciudad. La perspectiva cambia diametralmente cuando te encuentras a sus pies y te topas de frente con la magnanimidad de su figura, lo inmenso de su tamaño (38 m) y el esbozo de su corazón en el centro del pecho. 

Río, simplemente Río. 


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Imágenes:
Greg.road.trip Creative Commons
Rodrigo Soldón Creative Commons


viernes, 12 de julio de 2013

Entre Brasil y España: el eterno dilema mexicano

No, no hablo de fútbol. Este es también un dilema que tenemos los y las mexicanas respecto al cariño hacia estos dos países. ¿Quieres saber de qué se trata el asunto? Te invito a leer mi post en Animal Político. A partir de la Encuesta sobre Opinión Pública e Imagen que realiza el CIDE en colaboración con otras instituciones como el COMEXI, salen a la luz datos intersantes sobre la imagen que tenemos sobre el mundo, sobre nuestro papel en el mundo y sobre las relaciones internacionales.: 



Los mexicanos y mexicanas nos hemos debatido por mucho tiempo entre a quién querer más, si a España o a Brasil. Aunque no lo crean, no me refiero al futbol.
Hace un par de semanas, el CIDE (con el apoyo de otras instituciones, entre ellas COMEXI, AMEI, Amexcid, entre otras) presentó su encuesta “México, las Américas y el mundo 2012-2013. Política exterior: opinión pública y líderes”.
¿Por qué es relevante? Porque nos abre una ventana a la visión que los mexicanos, tanto líderes como el ciudadano de a pie como tú y como yo, tenemos  sobre el mundo y sobre el papel de México en él. Los resultados pueden no ser sorprendentes del todo, hay muchas cosas que forman parte de nuestro imaginario colectivo y las respiramos –literalmente- a diario. Otras explican nuestro permanente ombliguismo y el parroquialismo con que visualizamos el mundo y nuestro papel como país en él. De ésta no se libran ni los líderes ni la opinión pública.
¿Qué tanto interés, contacto y conocimiento tenemos sobre el mundo? El público en general tiene poco o ningún interés en los temas internacionales (53%) frente a los líderes quienes están algo o muy interesados (93%).  Aunado a esto está el hecho de que el 76% de los mexicanos nunca ha viajado fuera del país y el 94% de los líderes lo ha hecho por lo menos una vez en su vida.  El principal contacto con el exterior proviene de familiares y parientes que viven en el extranjero.
Resulta que respecto a organismos internacionales, el conocimiento es acotado también: el 58% del público sabe lo que significa la ONU, 50% la FIFA (menos mal) y 13% el FMI. Los líderes conocen un poco más: 94% saben lo que es la OEA, 61% la OCDE y 26% el CELAC.




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

viernes, 21 de junio de 2013

Bitácora de una semana como todas y singular

Acaba una semana más de esta -iba a decir primavera, pero ya llegó el verano-  con espíritu lluvioso, reflexivo y húmedo. No es sorpresivo que esté habitada con más preguntas que respuestas y con ánimo dubitativo.

La Abuela Bloguera hoy amaneció mejor, después de días de encierro porque sus 83 años le han caído de sopetón y el cuerpo le está haciendo travesuras. El canijo no le sigue el paso a su ánimo y espíritu de casi adolescente que quiere seguir descubriendo el mundo, jugando Apalabrados en su iPad y escribiendo en su blog. Eso, sin decir que no está dispuesta a dejar de mandarle SMS a su nietos a la menor provocación o idea que cruza su mente y que considera digna de compartir con ellos. Tampoco la imposibilitó a seleccionar los libros que regaló hoy en el "Día de liberación de libros" y que en medio de su malestar  y desánimo estuvo pensando y seleccionando durante la semana. 

La gotas de agua que nos han mojado la cabeza, las banquetas y las ideas no nos han dejado descansar. ¿Será que el planeta llora con tantas contradicciones y dolor? Supongo que no debe ser fácil soportar diariamente y de manera simultánea el llanto desesperanzado de los niños y las niñas en Siria, los gritos y demandas de justicia y equidad en Brasil, el agobio de los manifestantes en Turquía, la silenciosa resignación con que miles de niñas y mujeres se vuelven a vestir y tratan de caminar todos los días después de que han sido violadas por estar en una zona en conflicto o por el simple hecho de ser mujeres. 

Tiene que ser inevitable llorar cuando observas las miradas de perros y gatos enjaulados y amontonados sin espacio para respirar, sin saber porque los han secuestrado y tratan así para matarlos por su piel o cuando sientes la respiración de un animal que ha recibido una o varias balas, pues  algún ser humano decidió que su afición es ir de cacería y coleccionar su cabeza, o sus majestuosos colmillos o cabellera. 

Si yo fuera la Tierra, tampoco pararía de llorar. 

Cuando vivo las cotidianas preocupaciones de mi existencia, las pienso irrelevantes junto a esto: resolver problemas administrativos en mi trabajo, atender llamadas y asuntos sobre diversos temas, organizar actividades, planear eventos, coordinar a un equipo en un lado y coordinar a otro en otra parte. Escuchar quejas (¿Qué pasaría si los seres humanos aprendiéramos a proponer más y a quejarnos menos? ¿Si asumiéramos que no todo es personal y que no todas las personas nos consideran el centro del universo como para estar pensando permanentemente en cómo molestarnos? ¿Qué sucedería si pensaran dos veces que si no respondes una llamada o un mensaje inmediatamente no es porque estés ignorándoles sino porque también estás ocupada? ¿Qué pasaría si respetáramos que existen maneras diferentes de resolver los asuntos y que nuestra visión del mundo no es la única válida? ¿Qué pasaría si antes de decir lo primero que nos viene a la cabeza, le diéramos una segunda pensada y nos diéramos cuenta de que tal vez es innecesario decir aquello pues en realidad era un asunto personal proyectado en el o la otra? ¿Qué pensaría si los demás dejaran de tratar de controlarnos y se dedicaran más a su propia vida?) críticas, preguntas cuya respuesta en realidad no quieren escuchar pues la respuesta ya se la respondieron previamente a si mismo/as? 

Los días transitan entretejiendo asuntos personales, profesionales, nacionales, internacionales. Hay que cuidar a personas y familia de cuatro patas junto con los asuntos y necesidades profesionales. Hay que pagar impuestos, cuentas, estar al pendiente de las noticias del país, del mundo. Hay que apoyar causas que valen la pena. 

En realidad "no hay que", lo hago porque he decidido hacerlo, porque me parece que la vida está tan llena de cosas valiosas -junto a las que no lo son- que no hay que desaprovechar la oportunidad de conocerlas, sentirlas, poner un grano de arena en donde podamos contribuir. 

Sucede, sin embargo, que también me canso. El entusiasmo por el libro que estoy escribiendo no cesa, pero me canso. El entusiasmo por todo lo que he decidido que forme parte de mi vida permanece, pero estoy cansada. 

Mi cuerpo decidió gritar y mi cuello en particular, decidió que se cansó y que no está dispuesto a seguir andando como siempre. Las palabras del doctor: tensión, presión, cansancio. La palabra de terror: descanso. ¿Hace cuánto que no tomas vacaciones? "Uyyy". Tomar vacaciones nunca ha estado en mi agenda de trabajo, y llevo más de dos años y medio de no tomar unas. Terrible y pública confesión. Esto habla muy mal de mi y de mis prioridades. Llegó el momento de repensar la agenda (esa gran tirana a la que le he dejado administrar mi vida). 

En fin. Acaba la semana con un collarín puesto, con mucha lluvia, con ronroneos (felizmente) y con ladridos (también felizmente). Con sueño forzoso (los relajantes musculares parecen de caballo) y con necesidad de no hacer, pues el cuerpo no me da. 

Acaba una semana como todas, pero también singular, irrepetible y única. 

¿Cómo acabas tú? ¿Me cuentas?


Imagen: Creative Commons Netdance

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau