lunes, 1 de diciembre de 2014

16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres

No hay oportunidad pequeña ni que deba desaprovecharse para darle visibilidad a un lastre de nuestro tiempo: la violencia contra las mujeres.

Mujeres Construyendo, junto con otras asociaciones de mujeres en las TIC, se ha sumado a los 16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres.

¿Quieres saber más? Haz click aquí.




¿Qué harías para difundir esta realidad y promover un cambio?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

martes, 18 de noviembre de 2014

5 claves para el empoderamiento de las mujeres

Hoy participé en uno de esos encuentros que te dejan con buen sabor de boca, con ganas de más y con orgullo por ser mujer y haber vivido lo vivido.  

Susan Segal de la Americas Society y el Council of the Americas organizó  el primer encuentro en México de la Red Hemisférica de Mujeres (#womenAscoa). ¿El tema? El empoderamiento de las mujeres en México. Lecciones desde arriba (Women´s Economic Empowerment in Mexico: Lessons from the Top).

Las ponentes de primera, al igual que las participantes: Reina Torres de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Mercedes Aráoz del Banco Interamericano de Desarrollo, Tanya Moss, la famosa diseñadora de joyas, Adriana Tortajada del Instituto del Emprendedor, Rossana Fuentes-Beráin de Start Up Media Lab S21 y periodista, Patricia Menéndez Cambó de Greenbert Traurig LLP, Angélica Fuentes de Angelíssima, Margarita Zavala, política y ex Primera Dama y Susan Segal, por supuesto.

Después de una mañana de conversaciones y de escuchar de primera voz la experiencia de las participantes, me quedé con ganas de escribir este post. No son necesariamente las cosas que se dijeron, algunas sí, otras son conclusiones a las que he llegado a lo largo de mi vida, pero que hoy hicieron "click".  

Lo que considero que son las 5 claves del empoderamiento femenino son las siguientes: 

1. Nada es más importante que tu historia. No existen historias buenas o malas.  Lo que existe es nuestra historia y el recuento que hacemos de ella. El  valor y significado que le damos depende de nosotras.  Tu historia puede ser una tragedia, todas tenemos tragedias en nuestra vida: dolores, tristezas, momentos amargos, alegrías, amores, violencia, paz. ¿Qué decides hacer de tu experiencia? Puede ser la semilla que te haga fuerte y crecer o el pretexto para no hacer nada ni desafiar el cuento que te has contado.  En tu propia vida e historia está la clave de tu éxito y crecimiento. Depende de ti. Enamórate de tu propia vida y de tu propia historia.

2. Las redes de apoyo son clave. Las mujeres hemos aprendido tardíamente esta lección y los hombres hace mucho que lo descubrieron: una red de soporte es clave para tu crecimiento personal y profesional. Si no la tienes, constrúyela o búscala. Una red de apoyo cumple muchas funciones: es un grupo que te puede contener, sostener, orientar. Nuestros problemas no son únicos ni exclusivos. Seguramente hay mujeres que han vivido experiencias similares de las que puedes aprender  y la manera en que los han enfrentado puede servirte de referente para tomar tus propias decisiones.Pueden ser reales o virtuales. Aprovecha las oportunidades que las TIC te brindan para conectarte con personas en distintas partes de tu ciudad... o ¡del mundo"

3. Haz networking. Esta es otra cosa que estamos aprendiendo y más vale tarde que nunca. Hacer networking significa dedicar tiempo a conocer a otras personas para ver de qué manera puedes hacer sinergias laborales y profesionales. A las mujeres nos cuesta trabajo hacerlo pues nos han enseñado que o haces amistades o haces negocios y que ambas cosas no van de la mano. ¿Quién dijo que no? Puedes conocer el trabajo de otras mujeres, interesarte por sus negocios y propuestas. Tal vez una persona que vas a conocer mañana puede ser tu próxima proveedora, socia o tú puedes ser su proveedora. Atrévete a preguntar a otra persona qué hace, cómo, etcétera. No necesariamente tienes que hacerte su amiga, o tal vez si, pero puedes construir un ecosistema laboral y profesional que te sirva para crecer, desarrollarte, contactarte. Los hombres saben aprovechar sus redes de contacto, aprendamos de ellos. No olvides hacer tus tarjetas de presentación y llevarlas siempre contigo.

4. Actualízate y se una eterna aprendiz. Tener permanente actitud de estudiante es muy valioso. ¿Por qué? ¿Conoces a un o una estudiante que no sea curiosa? Dicen que la curiosidad mató al gato... pero fue también la madre de la innovación, de la transformación, del crecimiento, del desarrollo. Aprende permanentemente sobre los avances en tu área de interés y expertise. Absolutamente nadie sabe todo de todo; siempre hay algo que mejorar, que aprender, que descubrir. No pierdas esa oportunidad. Puedes tomar cursos cortos, largos, especializaciones. Puedes hacerlo de manera presencial, online, mixta. Lee libros, revistas, artículos, blogs relacionados con los asuntos que te interesan y con lo que haces. Nunca dejes de aprender y de "curiosear".  Aprende nuevas habilidades, rétate a ti misma. 

5. Empodérate digitalmente.  Hoy por hoy, el empoderamiento de las mujeres -económico y político- pasa también por su empoderamiento digital. ¿Qué signfica? El empoderamiento digital es la capacidad que te brindan el conocimiento, las herramientas y los recursos digitales para cumplir tus metas personales y profesionales.  Si estás leyendo esto significa que has dado un gran paso: estás en la red y navegas. El potencial de internet y de las tecnologías de la información (TIC) para conectarte, potenciar tu negocio, aprender y un largo etcétera es enorme. No desaproveches estas herramientas para proyectarte y decirle al mundo que existes, sobre todo, para crecer y presentarle al mundo tu talento y tu capacidad.  Si quieres conocer una comunidad que promueve esto, no dejes de visitar www.mujeresconstruyendo.com.  Es obvio que no puedo omitir mencionarla: creo en ella y he visto de qué manera apoya a las mujeres y promueve justamente esto. 

¿Qué otras claves agregarías a esta lista? Seguramente en tu experiencia hay otras que son importantes para el empoderamiento de las mujeres. ¿Me dices? No olvides dejar tus comentarios aquí abajo.



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 9 de noviembre de 2014

Tu blog, tu voz, tu presencia, tu manera de hacerte visible

Si, tu blog es tu representante. Habla por ti y de ti.
¿Es importante?
Por supuesto. TU voz es importante.
Lo que piensas, quieres expresar y te interesa ES importante.
Por ello, lo que expresas a través de tu blog cuenta, tiene valor y es relevante darlo a conocer.
Si tienes voz, puedes hablar, hacerte escuchar y hacerte presente para:
  • Participar en discusiones y darles forma
  • Definir los temas sobre los que te interesa conversar o incidir
  • Tomar decisiones y expresarlas y/o incidir en ellas

Señala el Banco Mundial en su reciente informe  Voice and Agency: Empowering women and girls for shared prosperity que la visibilidad de las voces femeninas es una herramienta, y un paso, para impulsar políticas incluyentes e igualitarias y para cambiar la situación del mundo.


El silencio y la falta de expresión  son dos de  los muchos rostros de la pobreza que envuelve a las mujeres en el mundo. 8 de cada 10 usuarios de internet viven en los países desarrollados. Las mujeres en los países en desarrollo y emergentes tienen menor acceso que los hombres. Tienen, por mencionar un dato, 21% menos acceso al teléfono móvil que los hombres (Cifras del Banco Mundial. Op.Cit.).  Sin voz, las mujeres son invisibles y si no generamos condiciones y espacios para que se expresen, seguirán siendo inexistentes para el mundo.


Ya se qué me vas a decir pues lo he escuchado cientos de veces: ¿Pero a mi, quién me va a tomar en cuenta? Te respondo: si tu no crees en la fuerza de tu voz, en efecto, nadie te va a tomar en cuenta. Tu voz es importante por el simple hecho de que existes y es tuya. Punto. En el mundo de hoy, cada voz, cada palabra cuenta. Hoy, también, tenemos medios para hacernos escuchar y para lograr que nuestros mensajes lleguen lejos.


Con tu voz y participación puedes desafiar las normas, las reglas y sobre todo, las creencias sobre lo que es mujer en particular, sobre el género en general, e influir.


La única manera en la que podemos transformar la realidad es participando en ella. Puedes hacerte escuchar en tu casa, en tu comunidad, en el congreso de tu país, en los organismos internacionales.
Puede sonar utópico. ¿No son las ideas las que mueven al mundo? Si no empiezas por expresarte y hacerle llegar tu mensaje a las personas que afectan tu vida (representantes, legislador@s, comunicador@s, entre otr@s), todo seguirá igual.  Si lo que vives y el mundo que te rodea te parecen bien, no hagas nada. Acéptalo. Si no te gustan, haz algo, empezando por hablar.


Las TIC, tecnologías de la información y comunicación logran magnificar nuestras voces y su alcance. Nos permiten también acceder a conocimiento y potenciar nuestra posibilidad de tejer redes personales, sociales, profesionales. Por eso es necesario tener conciencia de que nuestras voces unidas hacen la diferencia.


¿Conoces a Malala? Usar su voz le costó mucho siendo muy joven. La fuerza de su voz, sin embargo, ha cambiado la historia del mundo y de millones de mujeres.



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

lunes, 8 de septiembre de 2014

Amor y enamoramiento en el trabajo

Seguramente estarás pensando que voy a hablar sobre amor y romance en el trabajo. Estás en lo correcto, pero no desde la óptica que sospecho, te estás imaginando. 

No voy a hablar de relacionarte emocional o sexualmente con alguien de tu oficina o que trabaja en tu mundo laboral.  Voy a hablarte del amor CON el trabajo. 

¿Suena raro? No tanto.

Escuchaba el otro día a Arianna Huffington en su audiolibro On Becoming Being Fearless y en el segundo capítulo me quedé pasmada. Habla la famosa bloguera sobre la manera en que las mujeres nos relacionamos con los hombres y en lo que muchas veces nos convertimos con tal de estar al lado del  sujeto al que decimos amar.  Hemos aprendido culturalmente (y bastante mal por cierto) que parte de nuestro valor radica en tener a un hombre, a una pareja, al lado. Ellos validan nuestro ser en tanto que nos hacen sentir hermosas, atractivas, valiosas y un largo etcétera que conocemos bien las mujeres.  Cuando una relación no funciona, tratamos de hacer que funcione a como de lugar y este "a cómo de lugar" implica la mayor parte de las veces que estamos dispuestas a convertirnos en hule.

Si eres como yo, estarás pensando: claro que no, yo soy autosuficiente, no necesito a un hombre que me valide, tengo valor propio, historia, etcétera. Pero si eres honesta contigo, encontrarás que por lo menos alguna vez (por decir lo menos) viviste una relación en esos términos. 

Yo digo que nos convertimos en hule porque tratamos de ser elásticas a más no poder.  Ampliamos nuestros límites y fronteras a tal punto que descubrimos una elasticidad emocional insospechada en nosotras mismas.  No aceptamos que la relación no funcione como tal: tratamos de hacer que funcione intentando cambiar nosotras… para que el otro cambie y se convierta en lo que queremos o necesitamos que sea.  Asumimos que si las cosas no funcionan es porque no hemos hecho suficiente y podríamos hacer más, a costa de nosotras mismas. 

Con el paso del tiempo, dejamos de ser quienes éramos originalmente y vamos perdiendo paulatinamente nuestra voz, hasta convertirnos en unas completas desconocidas… Desconocemos la imagen de la persona situada frente al espejo, y tampoco comprendemos el alma que se ve en los ojos de esa mujer parada ahí. 

Mencionaba Arianna que los y las expertas en relaciones de pareja señalan que una relación sana saca lo mejor de nosotras mismas y amamos ser quienes somos. Una relación sana nos hace aceptarnos,  nutre y fortalece nuestra esencia. 

En algún momento mi cerebro hizo un click inesperado y parte de lo que ella narraba me sonó a mi propia relación con el trabajo en distintos momentos de mi vida. He empezado al cien por ciento con un compromiso laboral, paulatinamente voy dejando mi vida privada por abrirle espacio, agenda y todo el tiempo del mundo a los compromisos laborales y cuando me doy cuenta el trabajo y yo somos uno mismo.  Le dedico la mayor parte de mi energía, pensamientos, horarios, voluntad y disposición. (Si no te dijera que se trata de una relación laboral, podría parecer una típica relación de pareja. ¿A poco no?)

¿Te suena familiar? Veo a muchas mujeres en mi entorno viviendo  situaciones similares, tanto en lo sentimental como en lo laboral.   ¿Has escuchado la frase: no lo dejo porque no tengo manera de mantener a mis hijos? También he escuchado la frase: no dejo el trabajo porque es la única fuente de ingresos que tengo, y ¿cómo voy a mantener a mis hijos? o ¿Cómo voy a sostener el ritmo de vida que llevo, mis gustos? En fin, puedes ponerle el predicado que quieras.

El común denominador en ambos casos es el temor a dejar lo conocido por algo desconocido. Más vale malo por conocido que bueno por conocer, dice el refrán. 

Cuando una relación es sana, tanto en lo laboral como en el ámbito de la pareja, no hay porque salir de ella. Lo problemático aparece cuando la relación, en cualquiera de las dos esferas no es sana, cuando no somos felices, cuando empezamos a convertirnos en la peor versión de nosotras mismas en una relación de pareja o en una relación de trabajo.  En ambos casos abrir los ojos en la mañana es un suplicio, pues no hay nada alentador por delante, se han acabado los alicientes, la emoción, cargamos con lo que somos y con lo que hacemos pues no estamos contentas con ello. 

En situaciones así hay que hacer una pausa para comprender qué nos está sucediendo. No se trata de tirar todo a la borda y lanzarse al abismo (¡aunque a veces es la opción más sana de todas, hay que reconocerlo!). No podemos exigirle al mundo que sea como queremos nosotras ni que se adapte a nuestras necesidades e inseguridades.

Tenemos que hacer una pausa para vernos a nosotras mismas y comprender qué nos sucede para hacer un cambio.  A veces la solución está, en efecto, en dejar esa relación a un lado y seguir andando. A veces haciendo ajustes, estableciendo límites, recuperando lo que somos, amamos, nos gusta y queremos,  podemos retomar el camino.  Otras, es necesario por salud y hasta por supervivencia dejar todo a un lado, cerrar el ciclo y explorar una nueva ruta. 

En cualquiera de los casos, la cuestión de fondo es hacerle caso a nuestra voz interna, a esa vocecita sabia que sabe lo que nos sucede pero el ego, el "consciente" no nos permite escuchar y nos exige seguirle poniendo atención a lo que el mundo "espera de nosotras" y las demás personas consideran que es lo mejor para nosotras.  Es como cuando somos jovencitas y las personas mayores nos dicen: "Ese muchacho es bueno para ti" y en la versión actual la letanía sería algo así como, "Ese trabajo es bueno para ti". 

¿Te suena familiar? ¿Has vivido momentos en los que el trabajo y tu relación con él han dejado de ser motivo de felicidad y crecimiento para ser un ancla en tu vida, desarrollo, crecimiento y felicidad?  Cuéntame. Me interesa tu experiencia. 


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

viernes, 15 de agosto de 2014

Tomando un café con mis miedos

Hoy me senté a tomar un café con mis miedos. ¿Será asunto de la edad? Los miedos me dan miedo (para eso son), sin embargo, no me paralizan como antes y me gusta verlos a la cara.

Desconozco la razón por la cual desde niñas nos inculcan que el miedo es terrible, algo que uno debe evitar a toda costa y que cuando aparece, hay que huir de él. Como si el miedo fuese a desaparecer solito y como si sólo pudiera uno hacer las cosas cuando éste se va, pero como nunca desaparece sólo y uno espera a que se vaya para hacer algo… sucede que el resultado de esta absurda lógica son la parálisis y la frustración.

¿Los valientes no tienen miedo? ¡Falso! Los y las valientes son esas personas que actúan a pesar de sus miedos. El príncipe valiente es una creación que le ha hecho mucho daño a nuestra sociedad. (¿Por qué no una princesa valiente, por cierto?) Jamás tiene miedo, siempre gana y se enfrenta a los demonios más horribles que la imaginación pueda crear. ¿Hay alguien así en la vida que no sea psicópata?

El miedo es algo muy sano en la vida. A los animales les alerta y ayuda a tomar precauciones. Es una herramienta de supervivencia que traemos incluida a la nacer y nos ayuda a sobrevivir. El miedo alerta los sentidos y nos obliga a tomar precauciones. El problema es que en nuestra compleja sociedad muchos de los miedos son infundados y respondemos a ellos como si nuestra existencia misma fuese de por medio.

Respondemos con la misma actitud ante una amenaza de muerte que ante una creencia… y así vamos por la vida, sin cuestionar las creencias que nos dan miedo. Les damos vida, peso y sobre todo, poder sobre nosotros y nosotras.

Hoy, con una taza de café con leche conversaba con mis miedos, y los encontré…. tan subjetivos, tan absurdos, tan familiares, tan históricos, que no pude evitar darles un abrazo.

En este ejercicio conversacional y un poco para exorcisarlos y ayudarles a decir adiós. inicié una charla en tuiter con el hashtag #mismiedos y encontré respuestas de todo tipo. Al final del camino, todas las personas hemos sentido miedo y lo hemos enfrentado de una u otra forma. Nadie es impasible ante él.

Este fue el inicio de la conversación desde @LaClau: Estoy escribiendo un post sobre las diferentes maneras que tenemos las personas para enfrentar nuestros miedos. ¿Me cuentas cómo le haces?

La primera respuesta fue: Platico con él y le cuento mis miedos. Decirle que es parte de mi y es importante que significa mucho y agradezco esté conmigo y me cuenta que sin mi no existiría… (@madoming63).

No podía faltar la filosofía Jedi ante la pregunta: “Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering.” (@pablolozano) y hasta la complementaron por ahí con sonido y todo: ‪youtu.be/kFnFr-DOPf8 (@hdelamadrid).

Otras personas escriben sobre sus miedos para ponerles nombre y analizarlos en crudo, planear como enfrentarlos y desaparecerlos. (@arelytm76)

Para algunas otras que sean las 7:30 pm y no tener plan resulta aterrador (‪@miss_coffee_cup‬) y sobre todo ¡si es en quincena!

Hay quienes les dan vueltas y de repente, sin más, en plena resignación, se lanzan al vacío (@monirios2) o se ponen a desmenuzarlos, e imaginan el peor de los escenarios y hacen que desaparezca (@Lommx).

En resumidas cuentas, hay tantas maneras de vivir, enfrentar y lidar con el miedo como personas en el planeta.

Creo que nunca mejor aplicada podría ser la frase: por sus miedos les conoceréis.

Y tú, ¿cómo lidas con ellos?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Imagen: Morgue files. Hotblack

martes, 12 de agosto de 2014

Las decisiones de Hillary y la campaña del 2016

No me parece una casualidad que su libro de 600 páginas acabe de aparecer este verano, justo cuando la contienda por la presidencia en Estados Unidos está a la vuelta de la esquina, en 2016. 

Hay que reconocer algo en Hillary Clinton: su inacabable tenacidad,  audacia, valor, empuje, ambición y olfato político.  Uso la palabra ambición a propósito por una razón: es hora de quitarle la connotación negativa cuando se usa como adjetivo al comportamiento de una mujer. Si un hombre es catalogado como ambicioso, se le aplaude; cuando a una mujer se le dice ambiciosa, el universo levanta la ceja y se percibe como un atributo negativo. La Real Academia dice que una persona ambiciosa tiene un deseo vehemente de algo. Claramente, ella tiene deseo por regresar a la Casa Blanca, pero como titular de la Presidencia. ¿Hay algo de malo en ello? Lo ha dicho hace mucho tiempo. Contendió contra Obama en el Partido Demócrata buscando ganar esa posición. Esta construyendo el camino hacia ese objetivo y lo está haciendo con mucho cuidado y astucia.

Hard Choices es el testimonio de su paso como la 67ava Secretaria de Estado en Estados Unidos durante cuatro años, de 2009 a 2013.  Años turbulentos, sin duda: la explosión de la Primavera Arabe, el regreso de los demócratas al poder con Obama -el primer presidente afroamericano en el país- al frente,  la reconfiguración de la geopolítica de la energía a nivel mundial, China hablándole de "tú a tú" a Estados Unidos como potencia, el cambio climático como tema central de los países, Asia y el TPP como el foco de atención en las relaciones internacionales, Africa como campo de juego de las potencias y como el continente más rico -y deseado por sus recursos naturales- del planeta.  El combate al terrorismo, los drones, la piratería, el nuevo papel de los organismos multilaterales como la ONU en el mapa global, América Latina como la región sin guerras en el mundo y sin embargo con elevados índices de violencia y contrastante desigualdad, la Unión Europea en plena crisis financiera, recrudecimiento de la situación en Gaza, Rusia negándose a perder hegemonía en el mundo y haciéndose presente en Siria, Crimea, Ucrania y Afganistán. El mundo con nuevos temas: la diplomacia digital y la agenda de las mujeres en las relaciones internacionales como parte de la agenda de política exterior de la potencia global. 

El libro me ha generado pensamientos y emociones diversas. En primer lugar, me parece un testimonio necesario de su paso por una posición clave en un país que se niega a dejar de ser la potencia mundial y que tiene que seguir lidiando con un mundo multipolar y de creciente complejidad. Jugada inteligente de Obama el haberla sumado a su equipo en una posición estratégica. ¿Debería ella estar abriendo las cortinas para dejar entrar al mundo, a sus detractores, a sus defensores, a los y las votantes al proceso de toma de decisiones que estelarizó? En el mundo hipercomunicado de hoy, muchas de los cosas que dice no son un secreto: si no las decía ella, posiblemente Wiki Leaks se encargaria de hacerlas públicas o alguien más.  Imagino también que el contenido no debió ser sorpresa para nadie y que debió consensuar tanto con el Presidente Obama como con los y las jugadores clave del establishment la información publicada. No sé si habrá sido igual con todos los personajes que aparecen en su libro: desde Sarkozy hasta Hu Jintao, pasando por sus homólogos Sergei Lavrov y William Hague.

No creo que algunas figuras internacionales hayan tomando del todo bien sus comentarios sobre ellas, como por ejemplo el Presidente Juan Manuel Zelaya de Honduras por "pintoresco" y bueno, ya es irrelevante que mencione a Muamar el Gadafi, nadie se sorprende de que le llame excéntrico. ¿A Sarkozy le habrá gustado que le llamara protagónico? 

En segundo lugar está la pregunta inevitable: ¿Para qué lo publicó? Evidentemente hay un metamensaje detrás de Hard Choices. Quiere demostrar que conoce el mundo, que se codea con los y las políticas, presidentes, jefes de estado y gobierno y las personalidades relevantes del mundo, que conoce la problemática global y que no tiene temor alguno en defender los intereses de Estados Unidos más allá de las fronteras. Ella habla a través de su libro como una líder mundial. Simple y llanamente.  Quiere demostrar que es una posible Presidenta a la altura de lo que su país necesita hoy en el mundo. 

Imagen: Marcn bajo una licencia Creative Commons

Hay ciertas cosas que francamente no me gustaron del libro: ¿América Latina reducida a un capítulo de poco más de 20 páginas? Me gustó y hasta pareció sensible la manera de referirse a la región, aunque no deja de sorprenderme que una región clave y cercana cupiera toda -con su gran complejidad- en un apartado.  Podría perdonarse la reducción, hasta que apareció la expresión fatídica y que tanto odiamos en la región: "Patio trasero". Bastó una sola mención, sólo una,  para tirar a la basura el resto del contenido con respecto a nuestra región.  Imperdonable error cuando todo iba tan bien. ¿Alguno de sus asesores no podía haberle dicho al revisar el texto que podía tirar las buenas intenciones con ello al caño? 

Esto contrasta con el espacio dedicado a China y a Libia, por ejemplo. Sin duda, la forma es fondo, y queda claro que no tan en el fondo, América Latina -México incluido- no es importante en su visión geopolítica y geoestratégica.  No puede obviarse que el embajador de Estados Unidos en Libia, Cristopher Stevens,  fuese asesinado en Bengasi el 11 de septiembre del 2012 y que ella tuviera que dar una explicación amplia y detallada sobre su responsabilidad en ello. Será uno de los temas que seguramente surgirán en la campaña presidencia que se aproxima.

Disfruté, y hubiera querido que fuese más amplio, el capítulo sobre diplomacia digital y el papel de mi estimado Alec Ross en la estrategia global.  Tema de la mayor relevancia hoy en día y que, como bien ha sabido hacer Estados Unidos en distintos momentos históricos, refleja las múltiples dimensiones en las que el país ejerce el poder  y e influye en diversas regiones. Hillary diría que es una herramienta más del poder inteligente, término que emplea y expone a lo largo del texto.

Rescato de libro también la forma en que la política mezcla sus vivencias de mujer con su quehacer al frente del Departamento de Estado. No imagino a un hombre haciendo la crónica de los preparativos de la boda de su hija al tiempo que narra sus avatares en diversos rincones del planeta y que ambos temas le sean de la mayor importancia. Permisos que los hombres no se dan y que, indudablente, dan muestra de que las mujeres observamos la realidad desde otra óptica. 

Hillary tiene otra audiencia, sin temor a equivocarme, en mente: las mujeres. La mitad de las votantes y las no votantes pero que serán las mujeres jóvenes que tomarán decisiones mañana. El empoderamiento de las mujeres es, ha sido, su causa y este libro en ese sentido es un testimonio de ello para las líderes del futuro.  Le dedica un amplio espacio y reconocimiento en Hard Choices a Melanne Verveer, amiga, ex Chief of Staff de su equipo como Primera Dama en la Casa Blanca y Embajadora de Estados Unidos para Asuntos Globales de la Mujer. Primer nombramiento de esta naturaleza en el mundo.

Por mi parte, debo decir que me gustaría que ganara la Presidencia de Estados Unidos. Me estoy adelantando, ya lo sé, pero por especular no pierdo nada. En el Continente Americano hay 5 jefas de Estado y de Gobierno: Michelle Bachelet en Chile, Dilma Rouseff en Brasil,  Cristina Kirchner en Argentina, Kamla Persad-Bissessar que en mayo de 2010 se convirtió en la primera mujer que ocupa el cargo de Primera Ministra en la República de Trinidad y Tobago y Portia Simpson Miller  Primera Ministra de Jamaica. Una ironía que no sea el país más poderoso de la región quien pueda contar esta historia. 

Si te interesan las relaciones internacionales, el liderazgo de las mujeres y los nuevos temas de la agenda global, no debes perderte este libro.  Es un testimonio necesario sobre la historia reciente del mundo.

Te invito a que lo comentemos cuando lo leas, y si ya lo leíste, ¿qué opinión te merece?


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 20 de julio de 2014

El faro de Marshall Point



El servicio de faros de Estados Unidos ( US Lighthouse Service) se fundó en 1789.  

El primer faro de Marshall Point fue construido en 1832, y el actual, en 1858. 

La casa original del guardián del faro se construyó, igualmente, en 1832 y se le hicieron varias remodelaciones a lo largo de los años.  En 1895 la partió, literalmente, un rayo y fue renovada por completo.  Es la construcción que existe en la actualidad. 

Una de las particularidades en la historia de este faro tiene que ver con uno de sus cuidadores: Charles Clement Skinner. Fue, en la historia de los faros del país, quién más tiempo vivió a cargo de uno: de 1874 a 1917.  La última persona a cargo fue Will Boddy, quién dejó su trabajo cuando el faro fue automatizado en 1971.

En 1986 la Sociedad Histórica de St. George se hizo cargo de la remodelación del lugar. En 1990 se abrió el museo. Es hoy en día una de las atracciones turísticas importantes en Maine. En 1998, la propiedad del faro fue trasladada al poblado de St. George. La Guardia Costera se hace cargo exclusivamente de la luz del faro y de la bocina de niebla. Todo lo demás corre a cargo del gobierno del poblado.



Esta breve reseña histórica no estaría completa sin contar que el faro también ha sido parte de escenas de una famosa película: Forrest Gump en 1993.




¿En dónde se ubica este famoso faro? En Maine.

https://maps.google.com/maps/ms?msid=205618358479249154540.0004589bab77a630b49cc&msa=0&dg=feature


Creo que esta aventura de explorar faros en el mundo, ¡No tendrá fin! Me encuentro con cientos de faros en todos los rincones del planeta. Son, sin duda alguna, testigos y guardianes del tiempo. Hay de todos los estilos, con todo tipo de formas, colores y todos, sin excepción, tienen una historia que contar.   Qué maravilla. Espero que me de tiempo de conocer muchos.  ¡Se aceptan invitaciones!

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

viernes, 11 de julio de 2014

26 faros de España

Siguiendo por este recorrido de faros del mundo,  alguien que se apellida como yo y a quién no conozco, pero que vive en España y es parte de mi familia, me compartió el enlace de este video que retrata a través de vívidas fotografías 26 emblemáticos faros de ese querido país.




A cada faro le acompaña una historia, más las muchas narraciones que seguramente se han anidado en su haber: encuentros, desencuentros, días, noches, lluvia, sequía, batallas, triunfos, derrotas, amores y nostalgias. 

Gracias Nines por este regalo.

¿Conocían alguno? Para mi casi todos son nuevos, menos el de Trafalgar.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

jueves, 10 de julio de 2014

3 actitudes de mal gusto en las redes sociales

No sé si a ustedes les ha pasado, pero a mi si y la mera verdad, me parece de pésimo gusto. ¿A qué me refiero? A la actitud de algunas personas en las redes sociales. 

Por supuesto, se trata de un espacio de libre expresión en donde cada quién puede reflejar  y proyectar lo que es tal cual se le antoje y le venga en gana.  Sucede lo mismo en internet que afuera de él. Somos lo que somos aquí y allá. Inclusive, si alguien se inventa una personalidad digital o se cambia la identidad, no se trata más que una proyección de quién es (Jung diría que se podría tratar de su sombra, pero ese es otro tema). 

Hay, como en la vida, algunas reglas que no aparecen escritas en ninguna parte -ni siquiera en el Manual de Carreño 2.0- pero que son muestra del sentido común, la sensibilidad de las personas y tal vez, hasta  de cierto grado de inteligencia emocional.  

Por ello, considero que vale la pena hacer evidentes para quienes empiezan a participar en las redes sociales, tres cosas, que francamente, se ven de mal gusto en ellas. Serían parte de lo que se conoce como Protocolo Digital o Netiquette

1. No hables sólo de ti. A menos que seas Lady Gaga, Barack Obama, Rihanna, Diego Torres o Shakira, no se ve muy bien que tu tema favorito seas tu mism@.  Ni siquiera l@s famosos/as hablan sólo de ell@s.  Hay todo un mundo más allá de tu propio universo y si muestras un poco de interés, tal vez las personas que lo habitan empiecen a prestarte un poco de atención. 

2. Escucha. ¿Será por eso que tenemos dos orejas y una boca? Podría usarse como metáfora: piénsalo dos veces antes de abrir la boca,  tuitearlo o ponerlo en Facebook.  Aprender a escuchar es una práctica menos común de lo que imaginamos y que tiene grandes beneficios. Si sabes escuchar puedes descubrir los mensajes que el mundo emite permanentemente, y en una de esas, hasta puedes aprender cosas que no sabías. Puedes comprender a las personas que te rodean o con las que convives en la blogósfera, la tuitósfera y demás esferas.  Si quieres ser escuchada o escuchado, hazlo tu primero. (Puro sentido común, ¿no?).

3. No pidas que te sigan. Por piedad. Nada me genera más animadversión con relación a  una cuenta de Twitter que me pida que la siga. "Tenemos muchas cosas en común, por qué no me sigues", "Yo te sigo, por qué no me sigues tu a mi" y un largo etcétera.  Sigo a quién me parece interesante porque postea cosas de valor, porque comparto valores, porque es divertid@, porque no estoy de acuerdo con lo que dice pero es inteligente, porque me mantiene informada, por un sin fin de razones, pero no porque me pide o me exige que le siga. Si en la vida no digital no estoy con personas que no me caen bien o las evito al máximo (la vida es corta y el olvido largo, ¿qué se le va  a hacer?) por qué habría de invertir mi tiempo (el cual valoro mucho y es el recurso más limitado que tenemos todas las personas) en leer las cosas de alguien que no me interesa. Supongo que en el mundo no virtual son las típicas personas  a las que escuchas todo el día decir: por qué no me buscas, yo tanto que te busco y jamás me devuelves las llamadas; por qué no me amas, yo te amo a ti y tu a mi no.

Siempre agradezco que alguien me sugiera algo valioso, me hace sentir tomada en cuenta y escuchada (quiere decir que alguien se tomó la molestia de conocerme y saber lo que podría ser significativo para mi) y es altamente probable que siga a esa cuenta.  Si estás empezando a participar en las redes sociales, concéntrate en hacer y proponer cosas valiosas, no en acosar a tus posibles seguidor@s. 

¿A ti qué actitudes te parecen de mal gusto? 

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

¿Qué es la perspectiva de género?



Para muchas personas el concepto  perspectiva de género resulta incomprensible. Si a esto sumamos que hay una gran confusión entre género y sexo… está todo puesto para no entender de qué se trata. 

En Mujeres Construyendo estamos tratando de contribuir al conocimiento de estos temas de una manera  sencilla y fácil de comprender, con la finalidad de que estos asuntos se conviertan en algo comprensible y cotidiano en la gran conversación digital de nuestro tiempo. 

Es una forma de contribuir a reducir la brecha de género y por supuesto, la brecha digital de género. 




¿Qué otros conceptos consideran que sea necesario aclarar?

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau


martes, 8 de julio de 2014

El faro de Peggy´s Cove



El faro de Peggy´s Cove o Peggy´s Point Lighthouse es uno de los más conocidos en la provincia de Nova Scotia en  Canadá. Fue construido en 1915, sobre un faro previamente establecido en 1868, el cual era de madera y kerosene en la entrada de la bahía. 

Detrás de este pintoresco lugar hay leyendas  relacionadas con su nombre. Una de ellas cuenta que una turbulenta noche de octubre un barco naufragó y todos los tripulantes murieron, salvo una joven mujer que logró sobrevivir y llegó nadando a las rocas. Se llamaba Margarita y se casó con uno de los solteros codiciados del lugar. Al paso de los años, la gente la iba a visitar y decían que iban a la cala o ensenada de Peggy (diminutivo en inglés de Margaret). Otra historia cuenta que se le puso así por estar situado justamente en la entrada de la Bahía de Santa Margarita.  No hay documentos que avalen una historia o la otra, pero tampoco que la refuten.  

Por cierto, la leyenda ha generado toda una industria alrededor: libros, discos, postales y un restaurante cercano cuyo parte del atractivo es, precisamente, la vista al faro y la parafernalia que rodea la historia de Peggy. 



Lo que es un hecho, es que el faro y el lugar son un atractivo turístico importante en esta provincia canadiense y este uno de los faros más fotografiados en el mundo. 

¿Conoces faros parecidos a éste? 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

lunes, 7 de julio de 2014

De cómo la bicicleta permitió que las mujeres contaran una historia diferente

Fuente: Fine Art America 

En el mes de mayo viajé a Suecia y a España a dos eventos fantásticos: en Estocolomo al foro de Gobernanza de Internet que organiza el canciller Carl Bildt y a Barcelona al I Encuentro de Blogueras en la Ciudad que organizaron las editoras del súper blog Más que madres, Soraya y Carmen,  y quienes me invitaron como ponente. 

En Barcelona el nombre de mi presentación fue "De la bicicleta al internet"y hablé, entre otras cosas, de  que la bicicleta fue a finales del siglo XIX una herramienta de liberación para las mujeres y que con internet, hoy en día, sucede algo similar.  Las mujeres de aquellos años eran revolucionarias al subirse a una bicicleta y a la sociedad del momento le daba  casi terror en Europa y Estados Unidos, verlas subidas en una porque "quién sabe a dónde iban a llegar".   En un mundo de corsets y vestidos largos, las bicicletas incitaban a la creación de una nueva moda para las mujeres que les permitiera montar una bicicleta y evitar que sus vestidos se atorasen con las cadenas de las llantas.  A muchas mujeres no las dejaban salir solas y tenían que salir acompañadas de un hombre, por supuesto. 

Fuente: XRoads.virginia.edu


Me fascinó este descubrimiento de la historia de la bicicleta en el mundo. No pude evitar hacer la comparación  con el uso del internet y al potencial liberador, dignificador y potenciador que tiene para millones de mujeres en nuestro tiempo. 

La conclusión con la que nos quedamos las y los asistentes y yo en ese encuentro fue: "¡Sigamos pedaleando".   (Aquí les dejo mi crónica del encuentro.)

En estos días, leyendo la versión digital de una de mis revistas favoritas: The Atlantic, me encontré con un artículo que me fascinó y que me remitió a esta idea de las bicicletas como herramientas de liberación femenina: How the Bicycle Paved the Way for Women´s Rights. The technology craze of the 1890s meant fashion freedom and transportation independence

La autora, Adrienne La France, narra cómo en Estados Unidos el uso de la bicicleta le dio una movilidad a las mujeres que no tenían y les ayudó a transformar sus vestimentas para poder andar en ellas.  Cita a algunos autores de la época y que manifiestan todo tipo de posiciones al respecto: desde los que dicen que lo peor que le ha sucedió a la sociedad es ver a una mujer montada en una bicicleta. "¿A dónde va a llegar la sociedad permitiendo algo así?", hasta los que con gran sorpresa dicen que hay en las calles miles de mujeres yendo y viniendo a todas partes en sus bicis… que quisieran saber a dónde van y si algún día piensan reunirse… y si lo hacen… seguro cambiarán el mundo. 

Sin duda, autores de la época también entendieron que el mundo no sería el mismo después de este avance tecnológico y de la socialización del mismo. Con claridad pudieron prever lo que significaría para la participación social y política de las mujeres. 

"The woman on the wheel is altogether a novelty, and is essentially a product of the last decade of the century," wrote The Columbian (Pennsylvania) newspaper in 1895, "she is riding to greater freedom, to a nearer equality with man, to the habit of taking care of herself, and to new views on the subject of clothes philosophy."

La traducción es: "La mujer en rueda es una novedad y esencialmente un producto de la última década del siglo, escribió el periódico The Columbian de Pensilvania en 1895, ella monta rumbo a una mayor libertad, a mayor equidad con el hombre, hacia el hábito de cuidar de si misma y hacia una nueva manera de ver la filosofía de la vestimenta y la ropa."

Después la autora retoma imágenes de diversos periódicos en el país y enseña cómo se veían las piernas de las mujeres. Las mujeres de Nueva  York y San Francisco, sin duda, resultaban las más fashionistas de las mencionadas, y las de Brooklyn  y Cincinnati las menos atractivas.  Aquí algunas de las imágenes del artículo: 






En todo caso, me pareció una genial coincidencia este artículo con mis vagabundeos sobre el tema. 

¿Crees que e internet puede significar una ventana de oportunidad para el desarrollo de  las mujeres y para millones de personas en el mundo? ¿Por qué? ¿Alguna vez reflexionaste sobre el significado de la bicicleta cuando apareció en la historia de la humanidad? 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 6 de julio de 2014

El faro de Walton Harbour

Desconozco la razón, pero desde niña los faros han ejercido una fascinación absoluta en mi.  No sólo han despertado mi imaginación, sino que los he considerado guardianes de mis fantasías. 

Llevo tiempo pensando si abrirles un espacio en mi blog, y este domingo decidí que ya no iba a pensarlo más y simplemente lo iba a hacer.  Supongo que en el camino irán sucediendo cosas, como ocurre siempre en los rincones de Conversaciones de Café, pero por lo pronto hoy empiezo. 

Este es el faro  de Walton Harbour. La fotografía la tomó otro apasionado de estas construcciones y que además, también es apasionado de la fotografía: Dennis Jarver, quien por si fuera poco, no sólo comparte sus fotos sino que lo hace bajo una licencia de Creative Commons. En otras palabras, le da oportunidad a las personas que quieran de usar sus fotos siempre y cuando le den crédito. Es lo menos que se puede hacer  ¿no crees? 



Fue construido en 1872 por Timothy Parker en un peñasco en la salida del Río Walton en Nueva Escocia (Nova Scotia), una provincia de Canadá.  Dejó de funcionar en 1986, cuando los buques comerciales dejaron de transitar por la zona. En 1991, la municipalidad de East Hants lo adquirió y en agosto de 1992 el lugar recibió el status de lugar histórico (heritage status). 



Siempre me ha sorprendido el gusto de las personas en distintos países por cuidar estos espacios. Son, finalmente, testigos del paso del tiempo y de la historia. No sólo han visto los cambios del clima sino la manera en que la naturaleza ha definido -a pesar nuestro- el rumbo de la humanidad.

Existen clubes de personas amantes de los faros, en Estados Unidos tienen larga tradición y peso, y hay en otras partes del mundo.

Por lo pronto, hoy visitamos este rincón de Canadá y pudimos observar un atardecer con sus tonos ocres y cafés antes de esconder al sol. 

¿Te gusta? 




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

La historia de una mini falda, un código QR y un hacker insensible

Como les conté hace unos días, estuve en Campus Party la semana pasada y surgió un debate muy fuerte por el sexismo y la misoginia por parte de algunas empresas participantes y de un ponente.  

Como las descripciones que hicieron muchas personas sobre lo acontecido fueron  amplias y diversas, decidí escribir al respecto pero desde otra óptica: desde la transversalidad de la perspectiva de género.  Los hechos ya se dieron y la pregunta es ¿qué sigue y cómo aportamos al debate desde un ángulo constructivo y propositivo? Esa fue la idea de mi texto. 

Hago una aclaración. El foco de la atención se puso en los hechos de la célebre edecán con el código QR y el conferencista que propuso "hackear al sexo femenino", sin embargo, eso no fue lo único que sucedió en Guadalalara y aplaudo que año con año se incorporen más mujeres como participantes y ponentes en Campus Party, además de la multiplicidad de temas relacionados con internet y las TI que se ven por ahí. El programa me pareció fabuloso y como siempre, el entusiasmo que contagian los y las participantes es energetizante. 

Habiendo dicho esto, les dejo el texto que escribí al respecto en Animal Político. No olviden dejarme sus comentarios y les dejo una pregunta que me encantaría que me respondieran: ¿Qué proponen para acabar con el sexismo en internet? 

_______________________________

No me gusta ser apóstol de malos augurios, pero creo que lo sucedido en Campus Party en días pasados con relación a las acusaciones de sexismo en el foro me dan la razón. No quiero decir “se los dije”, pero llevo años señalando la importancia de incorporar la perspectiva de género al ecosistema TIC y lo sucedido es una prueba de lo que pasa cuando esto no se da. 

Para quienes no saben qué paso, aquí el mini resumen: una empresa de tecnología promovió sus productos usando las nalgas de una edecán como pizarrón en el que pusieron un código QR que todo santo del lugar fotografió. En otro espacio dentro del mismo recinto, un “experto” en tecnología (que demostró ser un analfabeta en cuestiones de equidad de género) hizo una presentación de apps usando como ejemplo el cómo hackear a una mujer. Además de que la presentación es un manual de cómo acosar a una mujer, lo cual a él le pareció muy gracioso, en su presentación aparecen los logos de Conacyt e Infotec. ¿Para eso se usan los fondos de gobierno? #Nomáspregunto
No repetiré lo que ya se ha descrito de muchas formas. Mi compañero de Plumaje, Jorge Hill, escribió De putos, edecanes y machos alfa tecnológicos e Ivan Martínez (@protoplasmakid) en su post Por qué debemos evidenciar el sexismo en eventos de tecnología hicieron dos excelentes recuentos de los hechos, ¡con fotos y todo! Pasen a verlos para ver el contexto.
A pesar de lo desafortunado de los hechos, lo insultante de los acontecimientos y la indignación que generaron, veo cosas muy positivas de lo acontecido y consideraciones que hay que tener presentes a partir del hashtag #CPMX5Incluyente:
  1. Se abre una ventana de oportunidad para reconocer que la agenda digital y de las TIC en general, tiene una agenda implícita a la que no se le ha prestado suficiente atención, ni en México ni en el mundo: la agenda de género. De la misma forma, en los estudios de género, hay un espacio que no se ha analizado con profundidad: la agenda digital en su marco analítico. (Si les interesa, escribí un texto hace unos años sobre esto: Si sor Juana tuviera Facebook.)
Las desigualdades, brechas y barreras de género en el ecosistema TIC en el mundo son claras: Hay más hombres que mujeres en todos los niveles de toma de decisiones y en el universo del desarrollo de software y contenidos sucede lo mismo. En el mundo de la computación, según datos de The Atlantic, solamente el 25% de los puestosson ocupados por mujeres. A nivel de CIOs (Chief Information Officers) en el listado de 250 empresas de la lista de Fortune, solamente el 20% ocupa ese cargo. Por ellos los nombres de Sheryl Sandberg, Marissa Mayer y Blanca Treviño son tan importantes. Son, literalmente, gotas de agua en el desierto.

Leer Más: http://www.animalpolitico.com/blogueros-animatrix/2014/06/30/la-historia-de-una-mini-falda-un-codigo-qr-y-un-hacker-insensible/#ixzz36duSLVYt
Follow us: @pajaropolitico on Twitter | pajaropolitico on Facebook




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 5 de julio de 2014

5 consejos infalibles para vivir permanentemente estresada

Estoy segura de que esto que te voy a contar te ha pasado. Lo peor, que ya lo sabes, pero en menos de lo que abres y cierras los ojos… estás de nuevo en el mismo lugar. 

Ya sabemos lo que es el estrés, tanto en teoría como en la práctica. Si no conocemos la definición de la Real Academia, sabemos cómo se siente: ansiedad, angustia, sensación de no acabar nunca nada, malestar físico y un largo etcétera.  Seguro, al igual que yo, has leído hasta el cansancio recetas para acabar con él, desde los amigos hasta el terapeuta y el médico te han dicho que hacer… y sigues sin cambiar esos hábitos que te tienen así. 

Te voy a dar cinco consejos para seguir permanentemente estresado o estresada. ¿De qué sirve que te diga cómo dejar de estarlo, si seguro has leído más que yo al respecto y estamos instalados en la misma situación? 

1. Haz listas interminables de pendientes.  Esta receta es infalible para estar siempre angustiada o angustiado. Elabora listas y listas de todo lo que tienes que hacer: desde acomodar ese cajón que lleva dos años desordenado hasta pagar la luz, por supuesto, sin dejar del lado el informe que tienes que presentar pasado mañana en la oficina. Si tienes hijos o hijas, no olvides añadir la revisión de sus tareas. 

2. No establezcas prioridades en tu vida ni en tu día a día. Esto es fundamental. Dale a todo lo que haces el mismo peso y a todo lo que te suceda la misma importancia. Es igual de importante darle una boleada a tus zapatos que darle de comer a tus hijos, a tus mascotas y enviar el regalo de cumpleaños a tu comadre. Lo importante es que lo trates de hacer todo al mismo tiempo y el mismo día. 

3. Toma todo lo que dicen y hacen las demás personas como algo personal. No vayas a pensar que los demás tienen sus propios rollos, retos, miedos e inseguridades. Que las cosas que dicen y hacen tienen que ver con sus propias limitaciones y creencias. ¡No lo hagas! Piensa que todo lo que hacen tiene que ver contigo y que en el fondo, su fin último es afectarte y de manera negativa, por supuesto. 

4. Duerme y descansa poco.  Creo que debía empezar esta lista por aquí. Ya sabes que el descanso es necesario física y mentalmente, pero como eres una superheroína -o superhéroe- TU no lo necesitas. Acuéstate tardísimo, levántate temprano, come mal de preferencia y a deshoras. La idea es sentirte permanentemente cansada(o) y llevar tu cuerpo al límite.  Total, que te de un infarto ¿a ti? es algo remoto y lejano. 

5. Trata de darle gusto a todo el mundo y hacer todo a la perfección. Dedica todo tu tiempo, dinero y esfuerzo en resolver los problemas de los demás, en preocuparte por ellos y ellas (¿Para que dejar que los demás se hagan responsables de sus cosas si tú puedes hacerlo por ellos?) y en satisfacer sus necesidades. ¿Las tuyas? Recuerda siempre que son secundarias, el resto del mundo va antes que tu, siempre.  Ah, y cuando hagas las cosas, tienes que hacerlas de manera perfecta.  Los errores son para los imperfectos, y tu no eres ¿o si?

Se constante con esta actitud y estos pensamientos, y te garantizo que nunca estarás bien, el estrés y tu serán uno mismo y por supuesto, difícilmente serás feliz. Pero ¿quién quiere ser feliz, si es algo tan superficial y en esta sociedad todo se puede comprar? No olvides ahorrar para tratar de comprarla, y suerte, ojalá que no te gastes todo antes en medicinas y médicos para curar las consecuencias que tu cuerpo seguro pagará por vivir así. 

Si logras hacer algo diferente, no dejes de contarme cómo le hiciste para no cumplir estos cinco, atractivos y sencillos pasos. 

Saludos. 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

jueves, 26 de junio de 2014

Si Gutenberg hubiera usado falda

Si Gutenberga hubiera usado falda, ¿el mundo sería como es hoy?

No tengo la menor duda de la respuesta: NO. Sin duda, no sería como es hoy.

¿La razón? Porque él hubiera entendido la realidad desde otro ángulo y el conocimiento que él ayudó a divulgar a través de la imprenta no hubiera sido un coto de poder principalmente de y para los hombres.

Con esta idea inicié mi plática de ayer en Campus Party en Guadalajara (#CPMX5).

No podemos explicar el mundo desde una óptica distinta a la de nuestra realidad. Yo escribo, blogueo, respiro y me expreso desde mi circunstancia: soy mujer, mexicana, cuarenta y tantos años, profesionista, bloguera…. y desde ahí explico muchas cosas de mi vida y de mi entorno.  Algo que amo profundamente de mi vida es la posibilidad de haber estudiado y haber aprendido a aprender.  He poblado mi universo de palabras, en español, en inglés, en francés, en italiano y ello me ha abierto puertas a mundos, realidades, historias y descubrimientos fantásticos.

Esta realidad, sin embargo, no es la misma para millones de personas. Poblamos este planeta más de 7 mil millones de personas, de las cuáles 2 400 millones  son usuarias de internet.  De ese universo, cerca de un 7% habla español… Lo que quiere decir que el universo definido, escrito, y pronunciado con una "ñ", a pesar de ser el tercer idioma más importante en el mundo no es el que predomina en la red y genera pocos contenidos.  Si a ello sumamos el factor "brecha digital de género", resulta que la realidad, pensar, sentir de la mitad de las personas que hablan español -las mujeres- no está expresado ni representado en internet.

¿Esto tiene consecuencias? Desde luego.

Las palabras construyen realidades, y si el nuevo espacio público que es internet- no refleja ni representa a la mitad de la población, ese sueño de democratizar dicho espacio y el conocimiento queda justamente en eso, en un sueño. No puede hablarse de un espacio equitativo cuando no participa la mitad de la población y cuando tampoco están dadas las condiciones para que lo haga.

La solución no está en repartir tablets como política de estado. Está justamente en el componente no tecnológico de la brecha digital: la cultura y la educación.  Es necesario erradicar la cultura del silencio (no hables, no digas, calladita te ves más bonita), así como fomentar la alfabetización analógica y digital para que las niñas y las mujeres participen.

El sexo  si importa en internet y en la generación de contenidos.  El sexismo, la violencia, la inequidad que existe en la red sólo puede contrarrestares con presencia de voces distintas, con voces de mujeres que expresen su opinión, informen sobre sus actividades y proyectos, desarrollen apps, juegos y contenidos relevantes no sólo para ellas, sino para la sociedad en conjunto.

Los valores, intereses, propuestas, ideas, negocios, emprendimientos de las mujeres son importantes y si no son visibles, es como si no existieran. Por ello la importancia de promover la participación de las mujeres en el mundo digital, como creadoras de software, como desarrolladoras, como generadoras de contenido, como community managers, como responsables de marketing, involucrarlas en la toma de decisiones del ecosistema de las TI.

Hay que sumarlas a la innovación, su talento y creatividad son un activo para la sociedad y con su participación, todas y todos nos beneficiamos.

Por eso, si Gutenberg hubiera usado falda, el mundo hubiera sido distinto.

------------------------

Por cierto, y nota al margen, qué decepcionante fue ver hoy una imagen de Campus Party en la que una mujer joven, vestida de blanco y enseñando su voluptuoso cuerpo permite que le tomen fotos a  un código QR que tiene puesto en el trasero. No sé de quién fue la idea, pero qué falta de creatividad y originalidad en un espacio que se ha dedicado a promover la innovación tecnológica los últimos años.  Hemos sido muchas mujeres las que hemos abierto espacios en Campus Party para que participen más mujeres… y si esto es lo que se espera de la participación de mis congéneres, estamos frit@s.  A esto me refiero cuando digo que la parte más importante de la tecnología es el componente no tecnológico de la misma. Si sólo puede hacerse una promoción -de lo que sea- enseñando nalgas y senos de mujeres, deberían "los creativos" irse mejor a diseñar calendarios de talleres mecánicos, no quitar espacios a quienes si tienen talento y apuestan por la innovación para promover lo que hacen con originalidad y sin reforzar estereotipos que objetivizan a las mujeres.  Erotizar un código QR, con todo respeto, que idiotez.
____________________________

Campus Party ya editó ell video de la ponencia. Les invito a verlo y a dejarme sus comentarios.


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 11 de mayo de 2014

Preparando las maletas para Estocolmo #SIF14

Internet Freedom for Global Development (Stockholm Internet Forum 2014).... allá voy.

En un momento de cambios y en medio de un activo y profundo debate sobre internet, la privacidad, su regulación, los derechos humanos, las TIC, el gobierno digital, la gobernanza de internet y un sinfín de temas... el foro anual que organiza Carl Bildt para hablar sobre este asunto resulta de primera importancia. 

Veamos qué depara el encuentro con los y las participantes este año. Ya les contaré.




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 10 de mayo de 2014

#SerMadre en estos tiempos



#SerMadre es el hashtag con el que conversamos este mes de mayo sobre la maternidad y sus múltiples acepciones en Mujeres Construyendo.  La conversación que esto ha detonado ha sido no sólo fascinante sino conmovedora. 

La pregunta detonadora fue: ¿Sólo puedes llamar madre a quien ha tenido hijos biológicos? Claramente los últimos años ha surgido un debate en torno al tema, pues el concepto se ha ampliado a las ideas que rodean la definición tradicional y también se habla del ser madre como una actitud. Siendo así, esta forma de ser, dar amor, nutrir a otros seres, proyectos, realidades ha ampliado el universo de mujeres a quienes se puede llamar de esta manera.

Blogueras de la comunidad han compartido sus testimonios, en primera persona y me han hecho (y estoy segura de que no soy la única) llorar. Hace falta mucho valor para exponer nuestra propia experiencia y contarle al mundo los hechos que nos han dejado huella y han marcado nuestra relación con un concepto tan importante -y comercial también- hoy en día.

La madre es la santa en este mundo en el que las mujeres somos o ángeles o putas, pero jamás seres de la tierra.
La madre omnipresente, la que encarna la bondad y dulzura de los cuentos y que ante la sociedad es la justificación de todas las acciones: "por mi santa madrecita". 

Nada insulta más a una persona, al menos en la sociedad mexicana, que te digan "Hij@ de tu puta madre". Ella es intocable. Películas que cuestionan este sacrosanto concepto como  Y tu mamá también han sido  sancionadas por los guardianes de la moral.

El ejercicio que iniciamos en la comunidad ha sido valioso, pues ha puesto a las mujeres de carne y hueso a hablar sobre su relación con este santo concepto y nos ha permitido rescatar a las múltiples madres de carne y hueso que habitan, o habitamos, el planeta. 

No tengo hijos biológicos, y hay gente que ha cuestionado la relación que tengo con la familia no humana que me rodea: mis gatos y mis perras.  "No las puedes tratar ni considerar igual que a un humano."  ¿No? ¿Por qué? ¿Quién dice? "Me da ternura la relación que tienes con los animalitos." Forman parte de mi familia y así les considero, cuido y asumo. La libertad también radica en definir  nuestros quereres. 

Pienso también en lo que significa #sermadre en un mundo de disigualdad como el que vivimos. 

Cuando lees, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud,  que diriamente mueren 800 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto; que el 99% de la mortalidad materna corresponde a los países en desarrollo y que las jóvenes adolescentes corren mayor riesgo de complicaciones y muerte a consecuencia de esto,  es imposible no pensar que la maternidad es casi un lujo y un milagro para la mayor parte de las mujeres del planeta... considerando que la mayoría vive en condiciones de pobreza. 

Seguramente muchas mujeres son madres porque quieren, otras porque no saben que tienen otra opción y muchas otras ni siquiera se lo cuestionan. Muchas mujeres han sido educadas en la creencia de que la maternidad es lo único que verdaderamente te define como mujer y que tienes que renunciar a cualquier otra cosa por ello.  No deja de impactar que hoy en idea haya gente que mire a mujeres como yo y no pueda evitar decir: "Pobrecita, nunca se va a realizar como mujer. No sabe lo que es ser madre."  Me pregunto, ¿por qué en la sociedad que vivimos y en nuestro entorno cultural no hacemos un esfuerzo mayor  por apoyar a las niñas y mujeres a que definan lo que para cada una signfica ser mujer y que en ese concepto amplio ubiquen la maternidad como una opción o decisión, no como la característica que define nuestra razón de ser. 

Sé que decir esto es casi un sacrilegio en nuestra cultura. En otra época seguramente me hubieran quemado viva. Estoy convencida, sin embargo, de que la única manera de construir el mundo que queremos es deconstruyendo lo que existe, cuestionándolo y reconstruyendo en función de lo que verdaderamente es importante para cada una de nosotras. 

En todo caso, celebro este día que nos recuerda que hay muchas formas de ser mujer y que la maternidad es, más allá de su definición científica, un milagro de la existencia. Felicito a las muchas mujeres que tienen hijos, y a las muchas mujeres que han decidido #sermadre de otras formas, dan amor, cuidan, nutren y protegen. 

¿Qué piensas sobre esto? 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau