domingo, 11 de mayo de 2014

Preparando las maletas para Estocolmo #SIF14

Internet Freedom for Global Development (Stockholm Internet Forum 2014).... allá voy.

En un momento de cambios y en medio de un activo y profundo debate sobre internet, la privacidad, su regulación, los derechos humanos, las TIC, el gobierno digital, la gobernanza de internet y un sinfín de temas... el foro anual que organiza Carl Bildt para hablar sobre este asunto resulta de primera importancia. 

Veamos qué depara el encuentro con los y las participantes este año. Ya les contaré.




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

sábado, 10 de mayo de 2014

#SerMadre en estos tiempos



#SerMadre es el hashtag con el que conversamos este mes de mayo sobre la maternidad y sus múltiples acepciones en Mujeres Construyendo.  La conversación que esto ha detonado ha sido no sólo fascinante sino conmovedora. 

La pregunta detonadora fue: ¿Sólo puedes llamar madre a quien ha tenido hijos biológicos? Claramente los últimos años ha surgido un debate en torno al tema, pues el concepto se ha ampliado a las ideas que rodean la definición tradicional y también se habla del ser madre como una actitud. Siendo así, esta forma de ser, dar amor, nutrir a otros seres, proyectos, realidades ha ampliado el universo de mujeres a quienes se puede llamar de esta manera.

Blogueras de la comunidad han compartido sus testimonios, en primera persona y me han hecho (y estoy segura de que no soy la única) llorar. Hace falta mucho valor para exponer nuestra propia experiencia y contarle al mundo los hechos que nos han dejado huella y han marcado nuestra relación con un concepto tan importante -y comercial también- hoy en día.

La madre es la santa en este mundo en el que las mujeres somos o ángeles o putas, pero jamás seres de la tierra.
La madre omnipresente, la que encarna la bondad y dulzura de los cuentos y que ante la sociedad es la justificación de todas las acciones: "por mi santa madrecita". 

Nada insulta más a una persona, al menos en la sociedad mexicana, que te digan "Hij@ de tu puta madre". Ella es intocable. Películas que cuestionan este sacrosanto concepto como  Y tu mamá también han sido  sancionadas por los guardianes de la moral.

El ejercicio que iniciamos en la comunidad ha sido valioso, pues ha puesto a las mujeres de carne y hueso a hablar sobre su relación con este santo concepto y nos ha permitido rescatar a las múltiples madres de carne y hueso que habitan, o habitamos, el planeta. 

No tengo hijos biológicos, y hay gente que ha cuestionado la relación que tengo con la familia no humana que me rodea: mis gatos y mis perras.  "No las puedes tratar ni considerar igual que a un humano."  ¿No? ¿Por qué? ¿Quién dice? "Me da ternura la relación que tienes con los animalitos." Forman parte de mi familia y así les considero, cuido y asumo. La libertad también radica en definir  nuestros quereres. 

Pienso también en lo que significa #sermadre en un mundo de disigualdad como el que vivimos. 

Cuando lees, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud,  que diriamente mueren 800 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto; que el 99% de la mortalidad materna corresponde a los países en desarrollo y que las jóvenes adolescentes corren mayor riesgo de complicaciones y muerte a consecuencia de esto,  es imposible no pensar que la maternidad es casi un lujo y un milagro para la mayor parte de las mujeres del planeta... considerando que la mayoría vive en condiciones de pobreza. 

Seguramente muchas mujeres son madres porque quieren, otras porque no saben que tienen otra opción y muchas otras ni siquiera se lo cuestionan. Muchas mujeres han sido educadas en la creencia de que la maternidad es lo único que verdaderamente te define como mujer y que tienes que renunciar a cualquier otra cosa por ello.  No deja de impactar que hoy en idea haya gente que mire a mujeres como yo y no pueda evitar decir: "Pobrecita, nunca se va a realizar como mujer. No sabe lo que es ser madre."  Me pregunto, ¿por qué en la sociedad que vivimos y en nuestro entorno cultural no hacemos un esfuerzo mayor  por apoyar a las niñas y mujeres a que definan lo que para cada una signfica ser mujer y que en ese concepto amplio ubiquen la maternidad como una opción o decisión, no como la característica que define nuestra razón de ser. 

Sé que decir esto es casi un sacrilegio en nuestra cultura. En otra época seguramente me hubieran quemado viva. Estoy convencida, sin embargo, de que la única manera de construir el mundo que queremos es deconstruyendo lo que existe, cuestionándolo y reconstruyendo en función de lo que verdaderamente es importante para cada una de nosotras. 

En todo caso, celebro este día que nos recuerda que hay muchas formas de ser mujer y que la maternidad es, más allá de su definición científica, un milagro de la existencia. Felicito a las muchas mujeres que tienen hijos, y a las muchas mujeres que han decidido #sermadre de otras formas, dan amor, cuidan, nutren y protegen. 

¿Qué piensas sobre esto? 



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau